DE JIRA Y DE ROMERÍA EN LA PLAYA (DE COLUNGA, POR SUPUESTO)

POR JOSÉ ANTONIO FIDALGO SÁNCHEZ, CRONISTA OFICIAL DE COLUNGA (ASTURIAS)

La villa de Colunga, capital del municipio de su mismo nombre, en Asturias, celebra sus grandes fiestas estivales en honor de la Virgen de Loreto en días de la primera quincena de julio. Antaño, uno de esos días festivos (sin connotación religiosa) era el MARTES DE LA JIRA A LA PLAYA. Las gentes del concejo (las de la villa y las de las parroquias) iban de merienda, de romería y de verbena a la playa de La Griega para pasar una tarde en convivencia de familia, de vecinos y de folixa.

Los niños y niñas («la reciella») disfrutaban columpiándose en «las lanchitas»; la «barraca» suministarba buena sidra, cerveza, refrescos («boliches», decíamos entonces), vino… a los asistentes; y las avellaneras (Ventura, Brígida y otras más). ofrecían su producto a los presentes… y a los ausentes.

Digo «a los ausentes» porque las avellanas eran el «regalo obligado» que los que estaban de fiesta debían llevar a quienes por motivo de trabajo tenían que quedarse en casa. Se denominaban «los perdones».

Estas avellaneras llevaban las avellanas en cestos y «la medida de ración» o «patrón de medida» era la capacidad de un pequeño bote «de los de pìmientos».

Aquí les ofrezco una magnífica panorámica de una tarde de Jira de Loreto con plena asistencia en «el prau de la Cabaña», lanchitas, barraca, la Cabaña del Mar y, en detalle, una avellanera con… ¡adivínenlo ustedes! Esta (la de la avellanera) es del año 1943-1944.

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje