LA VILLA DE CASINOS EN EL INFORME DE FABIÁN Y FUERO

POR JOSÉ SALVADOR MURGUI. CRONISTA OFICIAL DE CASINOS (VALENCIA)

Balsa de Casinos (Foto Juan José) . / Archivo JSMS

Hablar del Arzobispo Fabián y Fuero, supone habar de la Fundación de la Parroquia Santa Bárbara de Casinos. Uno de sus biógrafos nos dice: «que fue defensor de los pobres, frugal en sus gastos personales, muy trabajador, económico, hasta usar vajilla de hoja de lata, porque todo ahorro le parecía pequeño para el bien de los demás. Fabricó capillas, restauró templos, fue gran protector de los indios, hizo el edificio de la Biblioteca del Seminario, quedando tan pobre que tuvo que empeñarse cuando se trasladó a Valencia». En los informes que enviaba a la Santa Sede con motivo de sus cinco visitas «ad limina» reflejaba la situación de los pueblos y parroquias de la Diócesis, las costumbres que se habían introducido, y las disposiciones que había dictado el prelado para corregir los abusos y desviaciones doctrinales o litúrgicas.

Transcribo parte de su informe, donde nos habla de Liria y en el último párrafo de Casinos.

Parroquia de la Villa de Liria; o Líria, antiguamente Edeta. (folio 589 r.)

Patronato del Rey Nuestro Señor i del Real Monasterio de la Cartuja de Porta Coeli.

En el sitio que hoy ocupa Liria estaba la antigua ciudad de Edeta, capital de la Edetania que por la parte de levante empezaba en Almazora, obispado de Tortosa; corría la costa por Almenara, Sagunto hoy Murviedro, Aphrodísion o Templo de Venus, que es el Puig o Púch, Menlanía que es Meliana, río Turia o Guadalaviar, ciudad de Valencia y estanque de la Albufera. Por la tierra adentro se alargaba la Edetania por lo menos hasta la raya de Castilla, estaba cerca de Edeta la ciudad de Palancia, vulgo Valencia la vella, o la vieja, i dentro de la Edetania se encontraba Etovésa, que ahora es el Toro, i de Bergis con sus siete castillos Bergistanos que es Begís, al pie de la encumbrada Peña Escavia en la ribera occidental del río Palancia en la Diócesis de Segorbe; por Aragón se extendía por Zaragoza hasta el condado de Ribagorza a la ciudad de Bernabá que es Benavar (folio 589 v.)te, y por otra parte se alargaba hasta Belia, a quien corresponde Boléa cerca de Huesca (Diago y Escolano).

Se llamó Liria o Líria y nunca se dijo Laurona, pues esta ciudad que es la que destruyo y quemó Quinto Sertorio corresponde la población de Llaurí ó Laurin que esta situada en la ribera meridional del río Suero o Júcarque pertenecía a la Contestánia y no a la Edetania (Diago). Fue Liria población ilustre en tiempo de romanos y se han encontrado en ella varias lápidas sepulcrales (Escolano).

En tiempo que estuvo Liria en poder de los mahometanos florecieron en ella Mohamad Bén Iahia, Bén Mohámad, Bén Alaci, natural de la misma villa, vivia en Valencia cuando los cristianos ganaron a los moros esta ciudad y se pasó entonces a Jaén, de allí volvió a Valencia cuando se apoderaron los árabes de esta capital en la que enseñó jurisprudencia por algún tiempo, finalmente se retiró a Liria en donde falleció por los años mil ciento cincuenta y dos de la encarnación de nuestro Señor Jesucristo ; Mohámad Bén Josef, Bén Abdalá, que escribió la Biblioteca Valentina, nació en Liria en el año mil ciento cuarenta y nueve y falleció en la misma villa; y Mo – (folio 590 r.) – hamád Bén Malek, Bén Abdelraham, Abá Abdalá, que escribió en esta villa la Historia de Almeria y murió en el año de Cristo mil ciento sesenta y tres en Schobrób ó Aobriob, que es hoy ka ciudad de Segórbe (Casini).

Después que el Rey don Jaime ganó esta villa de los moros, la dio a poblar a cuantos sujetos como consta por privilegio dado en Serona o Rirona a tres de abril del año mil doscientos cincuenta y dos, cuyo privilegio ha sido confirmado por el católico Rey don Fernando a los vecinos y moradores de Liria en veinte seis de marzo del año mil cuatrocientos ochenta y ocho (Viciana).

Por los años mil doscientos setenta y seis se juntaron cerca de mil moros para ganar a Liria, pues se habían revelado ya los castillos de Tous, Gallinera, Alcalá, Tárbena, y otros. Bajaron caballeros de Aragón y Cataluña para oponerse a los moros; empezaron por los que querían tomar a Liria y se dio la batalla en sus inmediaciones, fueron muertos doscientos y veinte de los mahometanos y los demás huyeron precipitadamente (Diago).

La parroquia de la villa de Liria se hallaba ya erigida y dedicada (folio 590 v.) a la Asunción de María Santísima en el año mil trescientos y diez y seis, en que se mandó al Vicario Perpetuo remitiese a esta ciudad a un presbítero de su parroquia llamado Guillermo Garrigós. Se halla ya visitada esta iglesia en el año mil trescientos ochenta y seis, en el año mil quinientos sesenta y dos había en Liria trescientas y cuarenta casas de cristiano viejos; en el de mil setecientos y diez quinientas poco más o menos; al presente se compone esta villa de mil novecientos noventa y ocho vecinos, y de seis mil trescientas ochenta y seis personas de comunión y confesión, que tiene por cura párroco a D. Joaquín García y hay Vicario Temporal el convento de religiosos trinitarios calzados con invocación de la Santísima Trinidad.

El convento de religiosos franciscanos a la más estrecha observancia con invocación a San Francisco de Asís.

En su término.

La ermita vulgo del Beaterio de San Miguel de Liria con invocación de San Miguel Arcángel, existía ya esta casa en el año mil trescientos cuarenta y uno en que se mandó a (folio 591 r.) Berenguer Bolea que entregase la capilla y hospicio de San Miguel de Liria a Berenguer Zarallada presbítero y se escribió a l vicario perpetuo de esta parroquia diciéndole que procurase que el citado Berenguer Bolea excartujo que se le mandaba dentro de dos días, en el año mil trescientos setenta y siete se dio orden al Vicario Perpetuo de Liria para que a ciertas mujeres que hacían vida eremitica en la capilla de san Miguel les diese eclesiástica sepultura en la misma iglesia cuando llegase el caso de fallecer; en el año mil cuatrocientos se encargo a todos los fieles de ésta diócesis diesen limosna a las mujeres que hacían vida eremitica en el beaterio de Liria; el Rey don Morán de Aragón por su carta dada en Valencia a treinta de del año mil cuatrocientos y seis mandó que en san Miguel de Liria pudiesen habitar las mujeres que quisiesen hasta el número de quince, y no más, con tal de que fuesen viudas o doncellas, pero no casadas ni bastardas.

La ermita con invocación de santa Bárbara y san Sebastián y casa contigua para el ermitaño (folio 561 v.). la Iglesia con la invocación de la Sangre de Cristo era antiguamente la parroquia. La capilla con invocación del Buen Pastor, la capilla con invocación de nuestra señora de la Asunción, la capilla con invocación de San Vicente Ferrer. Estas cuatro se hallan dentro de la villa.

1 La casa molino harinero del Duque de Berbich y de la villa de Liria.

2 La segunda casa molino harinero del Duque de Berbich y de la villa de Liria.

3 La tercera casa molino harinero del Duque de Berbich y de la villa de Liria.

4 La casa molino harinero de don Vicente León.

5 La casa molino harinero de los herederos de Basilio Cano.

6 La casa molino harinero de Manuel Cortina.

7 La casa de campo con labranza de Francisco Antonio Martínez, habitada.

8 La casa de campo con labranza de Francisco Alamá, habitada

9 La casa de campo con labranza de Miguel Andrés, habitada, con oratorio público.

10 La casa con labranza y paridera de la real Car – (folio 592 r.) –tuja de Ara Cristi.

11 La casa de campo con labranza de los herederos de Antonio Vázquez, habitada.

12 La casa de campo con labranza de la Villa de Liria, habitada.

13 La casa de campo con labranza, vulgo el Cañar, de D. Antonio Pagán, habitada.

14 La casa de campo con labranza de la Real Cartuja de Portaceli, habitada con oratorio público.

15 La casa de campo con labranza de Muñoz, habitada.

16 La casa de campo con labranza vulgo a Reachea de Francisco Sanz, habitada.

17 La casa de campo con labranza de Carlos Cervera, habitada.

18 La casa de campo con labranza, vulgo del Espinar, del monasterio de Padres Jerónimos con invocación de San Miguel de los reyes, habitada.

19 La casa de campo con labranza de don Joaquín Grima, habitada.

20 La casa de campo con labranza, vulgo del Fraile, del convento de Trinitarios calzados de la villa de Liria, habitada.

21 La casa de campo con labranza de don Jose Perreymón, habitada.(folio 592 v.)

Castillo de la Torreta o Torre pequeña.

En lo alto de un monte que esta cerca de Liria quedan las ruinas de un castillo llamado ahora vulgarmente la torreta o torre pequeña.

Despoblado de la garrofera o algarrobo.

En el término de la villa de Liria había antiguamente un pueblo llamado Garrofera o Algarrobo, existía en el año mil trescientos ochenta y ocho en que se concedió licencia la Justicia y Jurados del expresado pueblo de la Garrofera o Algarrobo para que en cierto día de Domingo pudiesen erigir altar decente en la plaza del mismo lugar y hacer celebrar el él el santo sacrificio de la misa. Se ignora que vecindario tuviese antiguamente, pero en el día se halla despoblado y solo queda el nombre de la partida.

Casas vulgo el Más de Casinos.

La parroquia de Liria tiene por anexo unas casas llamadas vulgarmente el más de Casinos que es Vicaria temporal desde el año (folio 593 r.) mil setecientos ochenta y ocho con una capilla dedicada a santa Bárbara, y hay en estas casas noventa y seis vecinos y trescientas y ocho personas, que están asistidas por un vicario temporal.

Según un escrito de Arturo Llin, sabemos que «A indicación del papa Pío VI, el Arzobispo Fabián y Fuero renunció al Arzobispado de Valencia el 9 de enero de 1794, siéndole aceptada la renuncia por el Papa el 28 de mayo de 1795. Francisco Fabián se retiró primero a su pueblo natal, Tergaza, y luego a Torrehermosa, patria natal de San Pascual Bailón, donde falleció el 3 de agosto de 1801, siendo enterrado junto al lugar del nacimiento de San Pascual.»

Fuente: https://www.elperiodicodeaqui.com/

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje