‘TOROS EN CEHEGÍN EN 1843’

POR ABRAHAM RUIZ JIMÉNEZ, CRONISTA OFICIAL DE CEHEGÍN (MURCIA)

El día 2 de agosto de dicho año se desplaza a Murcia don Francisco Pérez Chirinos, vecino de Cehegín, en representación de don Francisco de Béjar, don Alfonso Ruiz de Assín y don Diego Ruiz que, con otros señores de la villa, componen la empresa para las corridas de toros o novillos que han de celebrarse en esta población a partir del día 9 de Septiembre, con motivo de las Fiestas Patronales.

Ha conectado con Celestino Parra, ‘Torero de primera espada’, y, como hay acuerdo, comparecen ante el Escribano Público del Número y Juzgados de la capital para contratar y obligarse.

La escritura que otorgan ante don Antonio Bellando y Manrique de la Plaza, recoge los siguientes particulares:

1.que se trata de celebrar en la villa de Cehegín tres tardes de toros o novillos para lo cual han obtenido la competente licencia las autoridades locales y por ello comparecía legalmente el Sr. Pérez Chirinos para que contratase con dicho Celestino que fuese a Cehegín con su correspondiente cuadrilla de lidiadores.
2 que Celestino Parra deberá estar con su cuadrilla de lidiadores en Cehegín precisamente el próximo día 8 de Septiembre del presente año pues las corridas se han de celebrar los días 9, 10, 11 y 12 del mismo mes y que si por algún imprevisto acontecimiento no pudiese celebrarse la corrida en alguna de las tardes citadas se traslada al día en que pueda verificarse.

3 que por este servicio se le ha de satisfacer a Celestino Parra y su cuadrilla por la empresa la cantidad de dos mil ochocientos veinte reales (por las cuatro tardes) siendo las banderillas de cuenta, cuya cantidad se le ha de satisfacer al Parra en el acto de concluir la última corrida.

4 que si las expresadas corridas o alguna de ellas quedara sin lidiarse por culpa de la empresa abonarían a Celestino Parra su ajuste para que no sienta quebranto alguno, pero si lo fuere por falta de éste o su cuadrilla a la asistencia de los días asignados y no se verificaran las corridas éste abonará a la empresa los daños que se le ocasionen.

Destacamos que Celestino Parra no firmó el contrato, por no saber, y en su nombre lo hizo uno de los testigos.

Lo que no sabemos es si las corridas se celebraron en el Mesoncico o en la Plaza del Ayuntamiento donde estaban las carnicerías, cuyas terrazas eran palcos para que los componentes del Concejo las presenciaran.

Fuente: http://www.lapanoramica.es/

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje