SALUDO FUENTEPIÑELANO 2370

POR JUAN CUÉLLAR LÁZARO, CRONISTA OFICIAL DE FUENTEPIÑEL (SEGOVIA)

El 29 de junio se celebra la festividad conjunta de San Pedro y San Pablo, una de las mayores celebraciones religiosas para los cristianos católicos y ortodoxos.

La iglesia de FUENTEPIÑEL alberga un retablo dedicado al primer Papa, de estilo barroco churrigueresco de finales del siglo XVII o primeros años del siglo XVIII. Presenta una estructura de cuerpo único, con lo que, por la disposición de sus elementos artísticos, se acentúa la profundidad. Toda su superficie presenta una gran profusión de motivos ornamentales (horror vacui: horror al vacío).

El banco lo constituyen las peanas sobre las que se asientan las cuatro columnas salomónicas que, de dos en dos, enmarcan la hornacina en la que se exhibe la imagen del apóstol. Las columnas están decoradas con roleos de racimos y hojas de parra, y los capiteles son compuestos. El ático está, igualmente, repleto de decoración vegetal y le remata una tiara papal, bajo la que se hallan las llaves del Reino de los Cielos, como corresponde al titular del retablo. La imagen es un bello personaje de marcadas facciones, barba canosa y gesto sereno, que aparece en actitud sedente, bendiciendo a los fieles, y también con las llaves, superpuestas posteriormente. Bajo su brazo izquierdo sostiene un libro y está ataviado con un manto de tonos rojizos y decoración vegetal.

Su ara fue consagrada por el Ilmo. Sr. Obispo de Segovia don Daniel Llorente en 1951 y en ella fueron depositadas reliquias de los mártires Venustio y Casto.

En otro orden de cosas, hasta hace varias décadas, todos los años se efectuaba desde tiempo inmemorial la “obreriza de San Pedro”, un trabajo comunitario de carácter obligatorio que consistía en el arreglo de los caminos para el acarreo de las mieses, así llamada porque se llevaba a cabo el 28 de junio, víspera de esta festividad. Se convocaba a la gente a campana tañida haciendo sonar la que estaba en el ayuntamiento viejo (actualmente edificio social y bar), y que hoy da las horas del reloj que corona el nuevo ayuntamiento de 1960.

¡Buen día!

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje