PALACIO DE HERNANDO DE OVANDO

POR SANTOS BENÍTEZ FLORIANO, CRONISTA OFICIAL DE LA CIUDAD DE CÁCERES

En la Plaza de Santa María muy cerca de la Puerta de Coria, situada al norte de la Ciudad Monumental de Cáceres, nos encontramos con el Palacio de Hernando de Ovando, de estilo renacentista construido en el año 1519.

A mediados del siglo XVI sufrió una profunda reconstrucción en la que participaron canteros tan importantes como Pedro Gómez o Pedro Marquina.

Los Ovando han sido una de las familias nobles más antiguas y de mayor raigambre de la Villa de Cáceres ya que tenemos documentos de su presencia desde finales del siglo XIII.

Destaca su portada con arco de medio punto, con arquivoltas, pilastras en alto relieve y dos hornacinas. En las enjutas del arco podemos apreciar dos medallones con las figuras de los constructores, de Hernando de Ovando y Mencía de Ulloa; y encima de estos en el friso la inscripción: “Aeterna Iustorum Memoria” (La memoria de los justos es eterna, que corresponde a una parte del salmo 111 del Rey David).

En el centro, un óvalo con los escudos de Ovando (cruz con las puntas terminadas en flor de lis con cuatro veneras en las esquinas) y Ulloa (escudo ajedrezado de quince piezas, ocho de oro y siete de gules–rojo vivo–cargadas estas de tres fajas de plata cada una) y, encima del escudo un esgrafiado, un águila con escudo bajo corona que en el pico lleva una cinta con el lema de los Vera “Veritas Vinci” (Prevalece la verdad), que perteneció a Dª Leonor de Ovando y Vera, que reformó el palacio en el siglo XVIII, adaptándolo a las necesidades de la época.

En el interior apreciamos cuatro crujías en torno a un claustro. El patio interior es rectangular y de dos alturas; de él parte una espectacular escalera, en cuyo descanso se abre una cúpula sobre pechinas.

En el extremo derecho del palacio, sobresale una esbelta torre desmochada con una ventana con arco conopial de gran belleza.

Recordemos que Hernando de Ovando, comendador de la Orden de Santiago, participó con los Reyes Católicos en la toma de Granada en el año 1492, con setecientos hombres cacereños.

Con anterioridad había participado en la Guerra de las Alpujarras y fue regidor perpetuo de Cáceres. Hernando fue hermano de Frey Nicolás de Ovando, primer gobernador de La Española y responsable de la participación de los extremeños en la aventura americana; con él fueron Francisco Pizarro, Vasco Núñez de Balboa o Hernán Cortés.

En este sentido señalar que el único cacereño que se conoce que fue con Colón en su primer viaje fue Pedro Corbacho, embarcado en la Santa María. Colón viajó a Guadalupe a darle las gracias a la Virgen por el “descubrimiento de América” hasta en cuatro ocasiones. Resulta curioso que la ciudad de Cáceres no conoció la hazaña de Colón hasta 1493, bastantes meses después.

El Palacio custodia uno de los mayores tesoros de Cáceres: el archivo de los Condes de Canilleros, más de setecientos años de historia escritos en legajos y libros de gran importancia para conocer no sólo la historia de Cáceres sino también la historia de España.

Ha sido y es uno de los palacios más utilizados como escenario de películas tan importantes como “El tulipán negro”, “Pedro el Cruel”, “La lozana andaluza” y muchas otras más.

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje