BADAJOZ ESTÁ EN LOS LIBROS. LA FERIA ACOGE LA PRESENTACIÓN DE DOS TRABAJOS SOBRE LA CIUDAD

UNO DE ELLOS ES ALBERTO GONZÁLEZ, CRONISTA DE LA CIUDAD, CON SU NUEVO LIBRO ‘MUJERES EN LA HISTORIA DE BADAJOZ’

El escritor Alberto González y Manuela Martín,directora de HOY, en la presentación de ‘Mujeres en la historia de Badajoz’. / J. V. A.

Muchos pacenses, o badajocenses, no conocen su historia. La que ha tejido Badajoz durante los siglos, la que ha dejado una estructura militar por sus barriadas, la que arrasó el patrimonio con sus guerras. Esas historias, algunas más conocidas y otras menos, fueron las protagonistas de la segunda jornada de la Feria del Libro.

Dos escritores han dedicado años a recopilar las tramas que más les llamaron la atención. Uno de ellos es Alberto González, cronista de la ciudad, que en su nuevo libro ‘Mujeres en la historia de Badajoz’ traza un perfil de 400 féminas que dejaron su huella. Algunas lo hicieron de forma legendaria en novelas y otras protagonizaron un papel muy importante en la historia.

Es el caso, por ejemplo, de la reina Luisa de Guzmán, que se empeñó en separar los tronos de España y Portugal. «Sin haber pisado Badajoz, ella es una de las más relevantes». Porque, dice el cronista, «fue una de las guerras más sangrientas y tuvo lugar en Badajoz». Otras tenían menos abolengo y fueron más gentiles con la ciudad. Ocurrió con Isabel la Sanguinesa, que salvó Badajoz de su destrucción en 1685. Un rayó cayó sobre el polvorín que había en la Alcazaba y ella, verdulera de profesión, encabezó a un pelotón que se dedicó a echar agua sobre el fuego cuando los soldados huyeron.

Las historias llegan hasta la actualidad y en estas páginas hay sitio para las cantantes del dúo Azúcar Moreno, la actriz Rosa Morena o la deportista Concha Corrales. Hay todo un capítulo para las religiosas y un guiño a la actualidad. Las monjas del convento de Santa Catalina, que actualmente restaura el Ayuntamiento en la Plaza Alta, se escaparon una noche «y se hicieron okupas de la casa de un canónico» en protesta por el mal estado de su convento.

Alberto González deja claro algo: «Es un libro que habla de mujeres, pero no tiene absolutamente nada que ver con el feminismo. Empezó antes que esta explosión feminista tan extremista hubiera tomado cuerpo». Poco a poco, en cada una de sus investigaciones, ha ido recopilando historias.

El rigor histórico y la lectura ágil dividida en capítulos cortos es algo que este libro comparte con ‘Badajoz. 50 historias de nuestra historia’ que ayer presentó Jesús Bartolomé.

Este especialista en turismo ha estado cuatro años escribiendo para cubrir el hueco que existe entre los libros para historiadores y los folletos turísticos.

En su trabajo trata los 375 años que los árabes estuvieron en Badajoz hasta que entregaron la ciudad a Alfonso IX. «Lo de la conquista es relativo», dice. O recoge el infierno que crearon las tropas del duque de Wellington en Badajoz en 1812. Sitúa el cementerio inglés en el Parque de los Sitios y dedica un capítulo a las sinagogas que ha habido en la ciudad. Lamenta que Badajoz sea muy desconocido para sus vecinos y cuenta que en sus viajes al extranjero ha descubierto historias de la ciudad que le sorprendieron. De las 50 historias que recoge su libro, él recomienda la que narra la reproducción del salón del trono de Luis II de Baviera en un castillo alemán para tenerla en la segunda planta de la ermita de la Soledad.

Fuente: https://www.hoy.es/ – ROCÍO ROMERO

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje