EL PONTANÉS JOSÉ RUIZ REY, ARTISTA DEL BARROCO

POR ANTONIO ILLANES VELASCO, CRONISTA OFICIAL DE PUENTE GENIL (CÓRDOBA)

Paisaje de Ruiz Rey.

He querido hacer para este comunicado. una breve reseña de un artista poco conocido, natural de Puente Genil, autor de unas obras magníficas, muchas de ellas seguirán calificándolas los historiadores de arte de anónimas o de la escuela andaluza, en fin, aquí voy a entrar en una serie de detalles biográficos conocidos, a través de los Apuntes Históricos de Pérez de Siles y Aguilar y Cano. No vamos a entrar en muchos detalles de su vida y mencionando a continuación las obras firmadas de su mano o de las que consta oficialmente su autoría.

Ruiz Rey, en adelante nos referiremos a él por sus apellidos. Nace nuestro artista en la antigua Puente de Don Gonzalo en la última década del siglo XVII, sus padres son acomodados de fortuna y pertenecían a la élite social y económica de la villa. Dada la buena situación de la casa, permitió que pudiera dedicarse a ampliar y perfeccionar sus estudios de pintura en la ciudad de Granada y más tarde creemos que paso a Italia, suposición que creemos acertada, dado que en el mercado anticuario aparecieron algunos años unas buenas vistas de Nápoles, aparecían firmadas, lo que parece probar que estuvo allí, pero pudo ser también que las tomara de grabados. En aquel tiempo todo el artista a quién sus medios se lo permitían, hacían un viaje a Italia o a Roma, púes era el centro del arte.

Fue el colaborador predilecto y compadre del gran imaginero del barroco español Pedro Duque Cornejo, miembro de una famosa dinastía de escultores. Por su intervención tenemos en Puente Genil, dos obras de su mano, ambas son propiedad de la Cofradía de la Concepción. Una de ellas es una peana con ángeles y la otra una bella Imagen de la Inmaculada, que fue realizada por el escultor Duque Cornejo y policromada por nuestro artista pontano Ruiz Rey, con una bella y trabajada policromía, al igual que luce la Santa Ana, propiedad de la Archicofradía del Corpus y que recientemente ha sido restaurada por la misma, dado en el estado en que se encontraba y tratándose de una obra de nuestro artista y perfectamente documentada.

La obra más señera de nuestro escultor y más conocida, aunque es de candelero, la bella Imagen de Ntra. Sra. de la Soledad, otras obras que se conservan en nuestro pueblo, son además, la cúpula del Camarín de Jesús Nazareno con ángeles pasionistas, la Imagen de la Virgen, de oratorio privado firmada en uno de los travesaños del candelero, de la colección Aguilar Cejas. Mencionar también dos pinturas menores de la colección Illanes Mendoza y finalmente mencionar el retablo de su familia en el convento de la Victoria, conocido por los Frailes de esta villa y que representa el martirio de San Judas Tadeo, el asunto central presenta al santo en actitud rebelde oponiéndose a ofrecer incienso ante un ídolo pagano y sus sacerdotes. En este retablo es el único lugar, donde se encuentran algunos paisajes de su mano, otro tema que sin ninguna duda cultivaría, pero que no nos han llegado obras conocidas.

Esperemos que con el tiempo aparezcan más obras, ya que sus descendientes actuales son muy conocidos de siempre. Unas pinturas que dada su valía, debía de plantearse su restauración.

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje