EN EL DÍA DE LA HISPANIDAD

POR FRANCISCO RIVERO, CRONISTA OFICIAL DE LAS BROZAS (CÁCERES)

Hoy es el Día de la Hispanidad, un día de orgullo para el pueblo español, aunque algunos echen por tierra esta histórica efeméride del Descubrimiento de América, porque como ya decía el prusiano Bismarck “firmemente convencido de que España es el país más fuerte del mundo. Lleva siglos queriendo destruirse a sí mismo y todavía no lo ha conseguido”.

Otros países cercanos como Francia e Inglaterra han sabido aprovechar su expansión por el globo terráqueo, con sus antiguas colonias, en beneficio económico, social y cultural propio. Tenemos que aprender de ellos.

Recientemente me lo decía Carlos Espinosa de los Monteros, que fuera primer Alto Comisionado de la “Marca España”: “Solo tres países no veían con buenos ojos a nuestro país: Venezuela, Bolivia y … la propia España”. ¡Increíble! Muchos ciudadanos españoles son los mayores enemigos de la nación que es la más antigua de Occidente, donde habita un gran pueblo, cruce de razas, historias, costumbres, gastronomías diversas. Una nación única con una gran variedad de culturas, que ha dado una lengua a cerca de 600 millones de personas.

He viajado en mi vida unas 30 veces a Iberoamérica, desde San Agustín, la ciudad más antigua de los Estados Unidos de América, fundada por Pedro de Avilés en 1565, hasta las singulares cataratas de Iguazú, entre Argentina y Brasil, descubiertas en 1542 por el español Alvar Núñez Cabeza de Vaca, pasando por México, Guatemala, Honduras, Panamá, Colombia, Ecuador, Venezuela, Brasil y concluir en Argentina, sin olvidarme de las queridas Cuba y República Dominicana.

El mítico 12 de octubre de 1992 amanecí en San Agustín y desayuné con su alcalde. Recibí, como español, las felicitaciones del Año de España, con la Exposición Universal de Sevilla, que, al igual que las Olimpiadas de Barcelona, pagamos todos los españoles, y dimos a conocer al mundo estas dos ciudades hispanas.

Mi primera visita a América fue en octubre de 1979, un largo viaje organizado por Viajes Barceló en lo que denominaba la Embajada Turística Balear. Yo tenía 26 años y recorrí en un mes tres países queridos: Venezuela, Argentina y Brasil. Conocí a Miss Universo, Maritza Sofía Sayalero, que se alojaba, como yo, en el hotel Tamanaco de Caracas; en Argentina fue un encontronazo físico, en el hotel Sheraton de Buenos Aires, con otra grande del cine: Silvia Krystel, que había rodado “Emmanuelle” en 1974. Aún me acuerdo de mi “tío” don Edmundo Rivero, uno de los grandes del tango, a quien le escuché en “El Viejo Almacén” de la capital gaucha. Y lo más espectacular ver y disfrutar desde el lado argentino las cataratas de Iguazú, que el año pasado lo hice desde el lado brasileño.

Solo he tenido tres encontronazos con esto del Descubrimiento y Conquista de América por parte de los españoles, una hazaña no igualada por ninguna nación del mundo, salvo por nuestros hermanos portugueses en el siglo XVI.

El primero fue en noviembre de 1991 en Cuba, cuando un joven intentaba taparse con sus manos la camiseta blanca que llevaba y que decía literalmente al ver que yo era un español que entraba en la recepción de mi hotel “Me cago en el V Centenario”. Fui yo quien me dirigí a él: “Ese es tu problema, pues tienes que cagarte en el V Centenario, yo lo hago cada día sin necesidad de hacerlo en nada ni en nadie”.

El segundo fue en el Palacio de Hernán Cortés en Cuernavaca, donde el guía, en un perfecto español, criticaba la obra del conquistador del imperio azteca de muy malas maneras poniendo a los españoles como asesinos y delincuentes. Su nombre y apellido eran españoles. Había estadounidenses allí y le pregunté al guía porque no decía nada de los Estados Unidos que, en menos de 100 años, le había quitado a México más de la mitad de su territorio. Y yo le hablé de las ciudades coloniales, de las catedrales levantadas, de los Pueblos Bonitos de México, del idioma y de la cultura que compartimos juntos, un orgullo para ambos pueblos.

Y el tercero ha sido este mismo año cuando unos descerebrados querían quitar la estatua de Nicolás de Ovando, el primer gobernador en Indias sustituyendo a Cristóbal Colón en la isla de la Hispaniola, lo que hoy es la República Dominicana y Haití, donde fundó numerosas ciudades. Sobre esto escribí un artículo que le paso en el enlace:
https://cronistadelasbrozas.blogspot.com/

Cuando estoy terminando el articulo recibo un enlace de la asociación “Libre e Iguales” cuya principal función es defender al Rey don Felipe de los ataques que está teniendo por parte de los que no le quieren como Jefe de Estado de España.

Porque amo a España, yo me sumo a ellos y digo en voz alta:

¡Viva el Rey, Viva la Constitución y Viva España!

Si quieres más información, pica aquí:

https://www.youtube.com/watch?v=IR8Y9sDK_fs&feature=youtu.be

Más información sobre este tema sacado de Microsoft:
https://www.msn.com/es-es/noticias/espana/cerca-de-200-personalidades-se-unen-en-un-v%C3%ADdeo-para-mostrar-su-apoyo-al-rey/ar-BB19UWZJ?ocid=msedgntp

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje