EL PUENTE DE ALCONÉTAR EN LA A 66

POR FRANCISCO RIVERO, CRONISTA OFICIAL DE LAS BROZAS (CÁCERES)

En julio de 2006 se pusieron en servicio los dos tramos de la autovía A-66 que van desde Cañaveral a Hinojal y desde Hinojal a Cáceres. El director de las obras, Juan Fernando Pedrazo Majarrez escribe un amplio artículo de 10 páginas, con numerosas fotos y esquemas de cómo se levantaron los puentes sobre los ríos Tajo y Almonte en la revista de la Asociación Técnica de Carreteras número 117, correspondiente al bimestre noviembre y diciembre de 2006, en el apartado “Autovías del Estado” con el título “Los puentes arco de la autovía Ruta de la Plata en Extremadura (tramos Cañaveral – Hinojal e Hinojal – Cáceres).

Los datos aportados proceden de este extenso y documentado artículo de Juan Fernando Pedrazo, natural de Cáceres, ingeniero de Caminos, Canales y Puertos y que fuera profesor asociado en el Departamento de Construcción de la Universidad de Extremadura. Actualmente es el jefe de la Demarcación de Carreteras del Estado en la región. Tras el gran éxito que supuso estos dos puentes de la Autovía 66, sus superiores en Madrid le encargaron la dirección de obra del Puente de la Constitución de 1812 o Puente de la Pepa, en Cádiz, que es el más grande de España, con una longitud de 5 kilómetros, mayor que la de viaductos mundiales emblemáticos como el Golden Gate de San Francisco o el puente de Brooklyn de Nueva York. Este puente gaditano fue inaugurado en 2015.

Es un orgullo que este cacereño, director de obra haya realizado este trabajo en el pueblo de Hinojal, para cruzar al padre Tajo, y que sepamos algunas características de este puente. Estos tramos de autovía suman 35,8 kilómetros y redujeron el tiempo entre Plasencia y Cáceres de 20 minutos y desde Madrid a Cáceres en 15 minutos, tras un total de 33 meses de trabajo.

Nos vamos a interesar por el primer tramo, de 14,4 kilómetros, que comienza al sur del Puerto de los Castaños y concluye en la carretea EX – 373, que une Hinojal y Talaván. En este primer tramo es donde se construyó el puente que salva el río Tajo y tiene su apoyo sur en el término municipal de Hinojal. En realidad, son dos puentes gemelos. El puente tuvo problemas por el viento que fueron solucionados al soldar a lo largo de los dos arcos unas solapas metálicas o deflectores, al modo de unos alerones. Desde entonces, a los puentes de construcción metálica, de 400 metros de largo totales y un arco de 220 metros, se les llaman “Arcos de Alconétar”. Por la novedad en su construcción, en toda Europa, recibió en 2007 el Premio Construmat (la Feria Internacional de la Construcción de Barcelona), en la categoría de Ingeniería Civil, situando a Extremadura en lo más avanzado de España en esta actividad, aún mejor que otros puentes de este estilo de Alemania o Japón… Sin duda un atractivo de turismo industrial en Hinojal.

Para los que quieran ver el puente en movimiento, se grabó el movimiento de la estructura que, finalmente pudo ser solucionado totalmente:
https://www.youtube.com/watch?v=VH8-Xdfgf1g&feature=emb_logo

Y si a uno le da miedo, no conduzcas por estas carreteras, aunque yo he cruzado alguna por los Andes de Ecuador que me daba… como un pelín de miedo:
https://www.youtube.com/watch?v=uq7mztW1knU

Fuente: https://noticiasdehinojal.blogspot.com/

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje