DIEZ HERMANAS. EL LEÓN Y LA COLUMNA

POR ALBERTO GONZÁLEZ, CRONISTA OFICIAL DE BADAJOZ

Para fomentar la concordia entre los pueblos, el hermanamiento entre ciudades se activó tras la Segunda Guerra Mundial con el propósito de paliar los enfrentamientos surgidos durante la contienda.

En ese marco, con espíritu de compartir rasgos comunes, estrechar relaciones, proyectarse al exterior u otras razones, Badajoz cuenta, bajo distintas fórmulas, con diez ciudades hermanas.

Por razones de proximidad geográfica e histórica, afinidad cultural, relación comercial o afecto vecinal, cuatro son portuguesas: Caldas da Rainha (1964), Elvas, Santarém y Nazaré (1987), cimentadas en el intercambio de actividades folklóricas durante muchos años, que constituyen el germen del festival folklórico internacional de Badajoz.

Justificado por la concurrencia de badajocenses a sus playas a lo largo de varias décadas resulta el de Chipiona (1971) sede del campamento juvenil en el que miles de muchachos vieron por primera vez el mar, tras cuyo rastro fueron después sus familias. Y por la misma razón Punta Umbría (2008) cuya residencia de las Hermandades del Trabajo, fundada y regida por el sacerdote Juan Antonio Jiménez Lobato, fue punto de vacación para otros tantos miles de paisanos.

A través del Instituto de Bachillerato Zurbarán y el intercambio de sus alumnos con el Liceo de Barbezieux (Francia) que facilita el contacto entre estudiantes de ambos países, la ciudad se halla también hermanada oficiosamente desde la década de los pasados años noventa con esa localidad.

Sobre la quimera que fue la instalación en Badajoz de la empresa Hering para crear miles de puestos de trabajo fabricando camisetas para todos los centros de Disneylandia del mundo, a la que el Ayuntamiento otorgó cuanto pidió, y que al final fue un fiasco, en 1987, tras numerosos viajes allí del alcalde y varios ediles, la ciudad se hermanó con la brasileña Blumenau en que radicaba la firma. Gesto que jamás ha tenido resultado alguno. Ojalá el caso no se repita en Cáceres con el Buda.

Sin justificación conocida y con igual falta de efectividad, el mismo año Badajoz se hermanó con Granada (Nicaragua). Y casi también, bajo excusa política del intercambio de unos contenedores de basura, con San José de las Lajas (Cuba) donde nuestro turístico ayuntamiento realizó diversos viajes lúdico-preparatorios. Sin culminar tampoco oficialmente aparece el hermanamiento iniciado esa misma época con Hospitalet de Llobregat so pretexto de las visitas allí realizadas por el mismo alcalde viajero para promocionar el Carnaval y la celebración de un Pleno Municipal Infantil.

Apoyándose en el hecho de haber sido fundada en 1539 por el conquistador badajocense capitán Gómez de Alvarado y Contreras, hermano de Pedro de Alvarado, la ciudad de Huánuco (Perú) solicitó a Badajoz en 2008 el hermanamiento entre ambos municipios. Y aunque este cronista hizo un amplio informe apoyándolo, el Ayuntamiento, pese a hallarse entonces la ciudad en un momento de pujanza, no estimó oportuno atender la petición, y el intento quedó frustrado. El caso merece columna aparte. Hoy. Diario de Extremadura.

Fuente: https://www.hoy.es/badajoz/diez-hermanas-20201018005710-ntvo.html

 

 

 

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje