ATENCIÓN AL TEMPLO DE DEBOD (MADRID)

POR FRANCISCO RIVERO, CRONISTA OFICIAL DE LAS BROZAS (CÁCERES)

El arqueólogo egipcio Zahi Hawas visitó recientemente el Templo de Debod en Madrid para conocer su estado de conservación.

Hace unos días recibí una nota en  mi correo privado de mi amigo Hamdi Zaki, que fuera durante muchos años delegado de turismo de Egipto en España y Portugal, en el que me pedía que divulgara la rápida respuesta del Ayuntamiento de Madrid a su solicitud de cuidar, con mimo, al templo de Debod, el templo egipcio más grande de los que hay expuestos por el mundo y que fue una donación de su Gobierno al pueblo español por las ayudas recibidas por parte de España para rescatar las ruinas faraónicas cuando se construyó la magnífica presa de Assuán

Hamdi me escribe: Pido al Gobierno egipcio volver de nuevo a reclamar a Alemania el busto de Nefertiti tras el ataque que sufrieron unas piezas de dicho museo entre otras un ataúd egipcio por vandalismo a base de aceite.

De esta manera, Hamdi apoya al famoso arqueólogo Zahi Hawass quien formó un equipo para la reclamación del busto de Nefertiti robado en 1913. Zahi Hawass vino a Madrid el 13 de febrero pasado para reclamar a las autoridades municipales que cuidaran y mimaran el templo de Debod, ya que con la contaminación y la humedad están dañando gravemente las piedras del histórico edificio.

Ese mismo día tuve la ocasión de ser uno de los invitados al acto de Zahi Hawas en el templo de Debod, a donde acudió un numeroso grupo de periodistas de turismo para recoger las quejas de este arqueólogo egipcio. Aproveché para que me firmara un libro dedicado al faraón hereje, Akenaton.

El miedo de mi amigo Hamdi procedía, además, de lo ocurrido recientemente en Berlín: “La policía de Berlín investiga lo que aparentemente es un acto de vandalismo, tras detectarse 70 piezas dañadas en la llamada Isla de los Museos, algunas de ellas en el Pérgamo, y que habría ocurrido a primeros de octubre. Las obras afectadas, entre ellas sarcófagos egipcios y otras antigüedades fueron rociadas con un líquido oleoso”.

Hace unos años, aprovechando mi estancia en Berlín cuando acudí a la feria de turismo ITB, la más importante del mundo, acudí a estos museos de la isa, declarados Patrimonio de la Humanidad, para ver en vivo el Templo de Pérgamo y el precioso busto de Nerfetiti, junto a la que me quedé, a solas, unos 20 minutos contemplando el bello rostro de la mujer egipcia.

Ante esta peligrosa situación de las joyas egipcias en Berlín, Rocío Picón Rodríguez, subdirectora general de Coordinación de la Representación Institucional Internacional del Alcalde de Madrid le informa “que ha remitido el correo de Hamdi Zaki a los responsables del Templo de Debod para que extremen los cuidados del mismo y que no pase nada parecido. Es una lástima y un daño imperdonable a un patrimonio de tanto valor”.

Fuente:
https://pacorivero.blogspot.com/2020/10/atencion-al-templo-de-debod.html

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje