LA REVISTA “LA VOZ DE SAN ANTONIO” PUBLICA UN ARTICULO SOBRE SAN ANTONIO DE PADUA EN LOBON

POR MANUEL GARCÍA CIENFUEGOS, CRONISTA OFICIAL DE NONTIJO YLOBÓN (BADAJOZ)
La Revista La Voz de San Antonio fue fundada en 1895 por la Provincia Bética Franciscana. Su director es fray Antonio Arévalo Sánchez (ofm).
El artículo que he escrito se inserta en el núm. 1.879 (septiembre-octubre) en las páginas 227-229. En él describo el templo parroquial y el convento de Santiago, de cuyo centro procede la imagen de San Antonio de Padua, depositado en la parroquia tras la Exclaustración y Desamortización del siglo XIX.
En los primeros días de diciembre de 1876, Lobón padeció un fuerte temporal de lluvias que dejó en los predios rústicos y urbanos graves secuelas, siendo declarado el estado de calamidad pública por las autoridades municipales. La totalidad de los daños, según los peritos tasadores, causados por el temporal en tierras y casas ascendió a trescientas veinticuatro mil pesetas. Atento al templo parroquial, los informes son rotundos: “Destruida por completo su techumbre, voladas las tejas y muchas en el suelo.
Resentidas sus bóvedas y por la parte norte en estado de ruina los muros de sostenimiento. Se tasa en diez mil pesetas”. La iglesia entró en un programa de obras y reformas que no llegaron a ser suficientes, pues en 1915, coincidiendo con la visita pastoral que el obispo de Badajoz, don Adolfo Pérez Muñoz (1864-1945) hizo a la comunidad parroquial, bendijo la rehabilitación del templo. Obras hechas por devoción de Manuel Tristancho Conejo y costeadas por su viuda Clotilde Martínez Navarro, siendo párroco Álvaro Martín Núñez.
Si quaeris miracula
Dentro del programa de obras se incluyó la construcción de un retablo en mampostería dedicado a San Antonio de Padua, presidida por la imagen del santo paduano, procedente del desaparecido convento lobonero de franciscanos observantes. En la peana se lee “Si quaeris miracula” (Si buscas milagros, mira). Oración o responsorio en honor de San Antonio. Procede del primer tercio del siglo XIII, compuesto por fray Juan de Spira, dos años después de la muerte del santo. Se canta cada martes en la basílica de San Antonio de Padua (Italia) y en muchas iglesias del mundo.
Acompañan a San Antonio en el retablo de la parroquial de Lobón la imagen del Niño Jesús que fue donado, en 1916, a la catequesis parroquial por la infanta doña Beatriz de Borbón y Battenberg, a petición de los niños Alberto Álvarez González y Concepción Salgado García. Doña Beatriz de Borbón y Battenberg fue la primera hija del rey Alfonso XIII y doña Victoria Eugenia. Antes el regio matrimonio había tenido a sus hijos Alfonso y Jaime. La Infanta Beatriz contrajo matrimonio con el príncipe de Civitella Cesi, de la familia nobiliaria italiana de los Torlonia. Y también la imagen de Ntra. Señora de las Tres Ave María, donada por María de Coca Pizarro, propietaria de la Casa Grande de Lobón, esposa de Ángel Chorot Prieto, diputado provincial desde 1874-1896.
Fuente: https://www.facebook.com/manuel.garciacienfuegos

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje