EL COLEGIO DE CRISTO REY 110 AÑOS ENTREGADO A VILLANUEVA DEL ARZOBISPO (JAÉN) XIV – ESCUELA HOGAR

POR MANUEL LÓPEZ FERNÁNDEZ , CRONISTA OFICIAL DE VILLANUEVA DEL ARZOBISPO (JAÉN)

La madre Victorina Villaldea como maestra nos dijo: “Desde 1986 a 1988 trabajé en la Escuela Hogar. Lo más entrañable era la cercanía humana de día y noche con las gentes sencillas y buenas, tanto las alumnas como las familias, con una mezcla de sentimientos llenos de cariño y ayuda plena en todos los niveles humanos y espirituales.

El mayor interés que perseguí fue que las alumnas vivieran una vida humana y plena de cercanía trabajando los valores de convivencia, tolerancia, respeto y que adquieran las normas básicas de responsabilidad en el trabajo y en las educativas en todos los aspectos, aportándoles las bases de una vivencia de los valores del Reino: Verdad, Justicia, Amor…”

Doña Iraida Navarro Rubio comenzó dando clases a las alumnas internas y posteriormente como profesora de ocio, las actividades  de baile, trabajos manuales y refuerzo de las técnicas básicas instrumentales.

Los viernes por la tarde sábados y domingos alternaban las intensas guardias que si llovía era permanecer en el colegio todo el tiempo sin salir; si el tiempo favorecía marchaban de paseo al Santuario de la Fuensanta; o con la madre Inmaculada, aficionada al fútbol asistían a los partidos del Club Deportivo Villanueva que entonces jugaba en Tercera División.

Resalta el apoyo que tuvo con la directora, compañeras y personal auxiliar en momentos difíciles. Habla con entusiasmo de sus alumnas y el arte y conocimiento de Rosa García y Rosa Barrera.

Al cese de Iraida, D. Alfonso Carlos Sánchez se responsabiliza de un grupo de alumnos, generalmente de Secundaria. Su especialidad en Educación Física abre un extenso abanico de actividades, además de las recuperaciones, preparación de las tareas con los alumnos y el aspecto educativo en dormitorios y comedor.

Dª Ana Yolanda López tiene la responsabilidad de un grupo de alumnas de Primaria y otro de Secundaria. Su labor se inicia por la mañana en el dormitorio controlando el aseo personal, el orden de armarios, ropas y camas. En el comedor que se cumplan las normas básicas de urbanidad, que tomen la alimentación adecuada a su edad y coordinar la responsabilidad en los turnos de cooperación y ayuda que corresponden a las alumnas de forma rotativa,

Por la tarde ayuda a las alumnas en el estudio, lectura y escritura. Refuerza a los de educación infantil y las técnicas de estudio con los mayores. Realiza talleres de manualidades, figuras de escayola y la preparación de las distintas fiestas conmemorativas, Cristo Rey, Navidad, teatros y fin de curso-

En la convivencia diaria intenta que las alumnas encuentren en ella la amistad, confianza y apoyo, que les son necesarias al estar lejos de sus hogares y familia.

Dª Rocío Sánchez, se incorporó como profesora a la Escuela Hogar, en 2005.

Estos son resumidos el transcurrir del profesorado y alumnado interno que viven en la Escuela Hogar, su segunda casa. Se ha logrado una estela de formación e instrucción académica, ayudando a que numerosas alumnas de núcleos diseminados, hayan encontrado aquí el camino de la Universidad, la formación y el empleo.

El personal auxiliar

En la vida cotidiana del internado influyen de manera directa el personal auxiliar. De su labor callada, dependen determinados aspectos, limpieza y cocina que contribuyen a que este lugar sea continuidad de sus casas.

En la cocina Pepi Moya Juárez y Mª Paz Moya; en la limpieza general Catalina González, dormitorios e instalaciones de la Escuela Hogar, Aurora Cameros y Antonia Carrillo. Debemos mirar hacia atrás y recordar a Rosa Juárez, Emilia y María Josefa Secaduras, Fuensanta Galera…

He de reconocer la inmensa colaboración que prestan para ayudar al alumnado, actuando en ocasiones como madres, maestras o confidentes de la vida diaria.

El nombre de Antonio Fernández Salmerón está ligado a la vida de Cristo Rey y Escuela Hogar, como ayudante, y responsable de obras modificaciones y mantenimiento de todos los edificios.

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje