CASA DE LOS ALDANA

POR SANTOS BENÍTEZ FLORIANO, CRONISTA OFICIAL DE LA CIUDAD DE CÁCERES.

Casa de los Aldana

En la cuesta de Aldana frente a la Casa Mudéjar, en la parte alta del recinto monumental de Cáceres, se encuentra la Casa de los Aldana, casa fuerte de estilo gótico de grandes dimensiones. Fue construida entre los siglos XIV y XV.

Los Aldana llegaron a Cáceres, procedentes de Galicia, a finales del siglo XIV y en el solar de la familia construyeron su Casa. Los Aldana proceden de un linaje gallego muy antiguo y de gran nobleza, que algunos historiadores hablan de que se remonta al rey de los ostrogodos Teodorico el Grande (que gobernó desde el 474 al 526), que fue uno de los gobernantes más poderosos de su tiempo, gobernando en las penínsulas ibérica e itálica, la Galia mediterránea y algunas provincias del Danubio,.

La fachada principal de la Casa está muy deteriorada fruto de las numerosas reformas que ha padecido y que fueron acabando con la mayoría de los elementos más característicos e importantes que tenía.

Lo más destacable es el escudo marmóreo con las armas de la familia Aldana (cinco flores de lis, propios de la corona francesa, dispuestas en aspa), encima de una ventana con rejas diagonales. Más arriba se observa una ventana gótica geminada con los restos de un bello ajimez de granito, tapiada en una de las renovaciones.

La torre desmochada por la orden dada por la Reina Isabel la Católica en su visita a Cáceres en el año 1477.

El primero de los Aldana que llegó a Cáceres parece ser que fue Rodrigo Álvarez de Aldana, regidor de la villa de Cáceres, que se casó con Inés Fernández de la Cámara, Señora de la Lagartera.

Uno de sus más conocidos miembros fue Lorenzo de Aldana nacido en Cáceres en 1508, conquistador del Incario, caballero de la Orden de Alcántara, gobernador de Popayán y Quito, corregidor y capitán general de Lima y fundador de la ciudad de Pasto en la actual Colombia.

Lorenzo desde muy joven se embarcó para el Nuevo Mundo. En 1523 estuvo con Pedro de Alvarado en Guatemala, después sirvió al gobernador de Santa Marta, García de Lerma, después marchó al Perú alistándose en las tropas de Diego de Almagro participando en la conquista de Chile.

Después luchó a las órdenes de Francisco Pizarro nombrándole gobernador de Quito y Popayán, realizando una gran labor ya que pacificó la zona y organizó la administración de una forma muy eficaz.

Al norte de Quito fundó la ciudad de San Juan de Pasto por orden de Francisco Pizarro. En toda su vida puso su espada al servicio del señor que más dinero le pagara. Murió en Lima en el año 1571. (Datos aportados por la Real Academia de la Historia).

Existen varias leyendas que nos hablan de que los Aldana cambiaron su apellido por el de Maldonado y en relación a las cinco flores de lis de su escudo, pero en estos artículos procuro que sean plenamente históricos, por lo que os remito queridos lectores a diversos autores que han tratado estos temas y que sin duda son leyendas de tradición popular de gran belleza e interés.

 

 

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje