NUEVO LIBRO SOBRE LA HISTORIA DEL ILUSTRE COLEGIO DE ABOGADOS DE LA CIUDAD DE ALCALÁ DE HENARES

POR ANTONIO MARCHAMALO SÁNCHEZ Y MIGUEL MARCHAMALO MAÍN, CRONISTAS OFICIALES DE HUMANES DE GUADALAJARA Y AGREGADOS 

 

Una anterior edición de este libro, revisado y actualizado que ahora se presenta

Estos dos ilustres miembros de la RAECO  han dado a luz una nueva edición de la Historia de esta Corporación profesional de Letrados, fundada en 19 de Abril de 1850 quienes recogiendo la tradición jurista del Colegio Mayor de San Ildefonso y Universidad de Alcalá, que había sido fundada por el Cardenal Cisneros en 1508, supieron entroncar con el corporativismo de sus antecesoras, las Academias Complutenses de Jurisprudencia.

Si bien Cisneros, en el ánimo fundador que le inspiró, no tuvo en principio previsto el establecer Cátedras de Cánones y Leyes, el devenir posterior de la Universidad Complutense llegó a ver su establecimiento y esplendor, pues de las mismas salieron muchos hombres que, a lo largo de la Historia y como puede comprobarse en esta publicación, fueron adalides del Derecho y de la Política- con mayúscula- de la Ciudad del Henares y de toda España.

Entre estos hombres, muchos alumnos de la Universidad alcalaína, otros ilustres letrados, aparecen nombres tan señeros para la vida española como Melchor Gaspar de Jovellanos, Manuel Azaña Díaz, el Marqués de Morante y, más modernamente, Cristina Alberdi o Clara Campoamor. También algunos que fueron relevantes para la Política en otros Países, como el Cardenal Giulio Mazarino.

Todos ellos estuvieron vinculados por la obra de Cisneros y sirvieron diversos destinos en las Leyes o en la Administración Pública, con diversas ideas, pensamientos o creencias, pero siempre existió como amalgama entre ellos la vieja simiente cisneriana, entroncada con lo más señero de la cultura europea y su decisiva influencia en lo que hoy, pese a lo que pensemos, somos y sentimos.

Además, el edificio que hoy alberga el Colegio de Letrados complutenses, está cargado de Historia y es uno más de los que constituyeron el núcleo de la Universidad cisneriana. Este inmueble, situado en el número 1 de la Calle de los Colegios de Alcalá, es el antiguo Colegio de Teólogos de la Madre de Dios, fundado por el mismo Cisneros en 1513. Después de una serie de avatares y de destinos, el último desde marzo de 1932 a abril de 1983, como Cuartel de la Guardia Civil en Alcalá, a partir de 1987 y una vez restaurado, el edificio cisneriano sería la nueva sede del Colegio de los Abogados complutenses. Madrid, 8 enero de 2021.

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje