RECUPERACIÓN DE LA MEMORIA HISTÓRICA HEBREA EN COBEÑA

POR JOSÉ JULIO ORTIZ CHIVERT, CRONISTA OFICIAL DE COBEÑA (MADRID).

Edith Roth

Siguiendo con lo escrito sobre los judíos de Cobeña, he mencionado que en la actualidad nuestra villa cuenta con alguna familia hebrea. Al menos son tres estas familias y teniendo en cuenta que en toda España solo hay 40.000 personas de origen israelí, que en nuestro pueblo haya personas de esta nacionalidad hace que hoy yo de importancia a este hecho.

Una de estas personas es Meirav Kampea. Nació en Israel en 1977. Sirvió dos años en el ejército israelí y después estudió en la Universidad de Haifa para ser profesora de Educación Especial. Hace 20 años, en 2001 llegó a Madrid donde enseñó hebreo a niños. Como profesora, imparte clases de Educación Especial e Infantil y da conferencias acerca de los valores en torno a la memoria, la historia y la educación. Ha escrito un libro, “El pequeño libro de los grandes valores”, en el que cuenta la historia de Edith Roth, su abuela. Edith de 97 años de edad, nacida el 10 de mayo de 1923, que con tan solo 17 años sobrevivió al Holocausto nazi hace 80 años y a la que tatuaron en el brazo el número 9130-A, como prisionera en el campo de Auschwitz.

El pasado 27 de enero Meirav escribió un artículo por el día mundial de la memoria del holocauto. https://www.mujeremprendedora.net/imaginar-recordar…/

Meirav Kampea

Si en múltiples ocasiones se ha escrito que Cobeña tuvo su mayor esplendor durante la Baja Edad Media, a lo largo de todo el S. XV, desde 1392 a 1492, (todo un siglo en el que Cobeña, la pequeña villa señorial de los Mendoza, fue engrandecida por los judíos), como así lo escribía un periodista hace más de medio siglo, en el periódico El Alcázar, el 25 de enero de 1959; (Fundado por los árabes, fue engrandecido por los judíos. Cobeña es un pueblo con historia. Fue fundado por los árabes en el siglo IX. Ya en poder de los cristianos, Enrique II se la regaló a su mayordomo, Don Pedro González de Mendoza, como premio a sus servicios. Por aquellos tiempos comenzaron a asentarse en Cobeña mercaderes judíos que llegaron a convertirla en una villa lujosa e importante. Entonces se hizo famoso el dicho de «más vale Cobeña que Alcalá y su tierra»).

Hoy podemos asegurar que nuestra pequeña comunidad judía sigue dando réditos, (sociales y culturales), a nuestro municipio.

En las imágenes Edith Roth y Meirav Kampea, respectivamente.

FUENTE: https://www.facebook.com/josebajuliokorena.ortizuetxea

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje