«DIOS ADVIERTE A LOS MURCIANOS : SE ACERCA UN CASTIGO»

POR ANTONIO BOTÍAS SAUS, CRONISTA OFICIAL DE MURCIA.

El célebre fotógrafo Juan López inmortalizó una de las habituales crecidas del Segura y la curiosidad de decenas de murcianos que se acercaban al Puente Viejo para contemplarla.

Las crónicas recuerdan que un profeta llegó a Murcia para predecir la peste de 1648 y hasta regresó para anunciar la riada de San Calixto

Iba «vestido de pieles, copioso el cabello crespo y enmarañado, tostado el rostro» y se ayudaba «para caminar con un tosco báculo y con pasos apresurados». De esa guisa se plantó en Santa Catalina, entonces la plaza Mayor de la ciudad…

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje