AUN CON LA VERDAD A VECES NOS VEMOS OBLIGADOS A RENDIRNOS

POR PEPE MONTESERÍN CORRALES, CRONISTA OFICIAL DE PRAVIA (PRINCIPADO DE ASTURIAS).

Intento el Capricho nº2, o “Impenitente”, en Re menor, de Rajmáninov]

Fatigado llegó mi abuelo a una granja y le pidió al dueño que le alquilase una mula; el granjero dijo que lo sentía pero que se la había llevado una vecino; en aquel momento la mula relinchó en el establo y mi abuelo exclamó: “¡Pero su mula está aquí!”. El granjero se puso rojo de rabia y gritó: “¿A quién crees, a mi mula o a mí?”.

Un amigo me contaba que un caballero jamás usa zapatos de color y cuando bajé mi mirada y vi que él calzaba zapatos rojos se lo dije y me respondió: “¡Estos no son mis pies!”.

A veces, aún con la verdad, nos vemos obligados a rendirnos.

FUENTE: https://www.facebook.com/pepe.monteserincorrales

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje