PEDRO DE LORENZO (1917-2000), ABRIÓ, EN SU FANTASÍA HEROICA, UNA VENTANA EN TRUJILLO

POR MANUEL GARCÍA CIENFUEGOS, CRONISTA OFICIAL DE MONTIJO Y LOBÓN (BADAJOZ).

Nuevo artículo en la Revista Comarca de Trujillo. Comarca ha llegado al número 400 (enero 2021), en la que colaboro con el artículo en el comienzo titulado. “Doy principio al deseo del epitafio de Pedro de Lorenzo en vida, para que fuese recordado y honrado en muerte: “Amó a su tierra. Escribió las memorias de sus muertos”. Uno de mis primeros libros de ensayo que tuve cuando comenzaron mis afanes literarios fue una obra del extremeño escritor: “Extremadura. La fantasía heroica”. Porque para el autor: “Extremadura es una fantasía con pulsación en muy propia cuerda de la lira: la creación heroica”. Su obra quiso ser una fantasía en cuatro actos, sugerente y atrevida. Con cuatro provincias, decía, para una región, teniendo por capitales: Cáceres, Plasencia, Mérida y Badajoz. Para que así, argumentaba, los gobiernos centrales tuviesen mayor atención a las necesidades de las olvidadas tierras extremeñas.

Pedro de Lorenzo (1917-2000), nuestro paisano, extremeño universal, que en Casas de don Antonio, a la sombra de la sierra de Montánchez, nació y duerme. Periodista, escritor y académico, sintió Extremadura, percibió el aroma del sosiego en sus paseos por la dehesa a solas con el atardecer extremeño. Abrió en su vasta producción literaria una ventana en Trujillo, cerrándola para abrir otra en la universal y próxima Guadalupe.

Sesenta años después de escribir “Extremadura. La fantasía heroica”, hago memoria de su apasionamiento por la ciudad de Trujillo, que, desde el 2 de septiembre de 1980, lo acogió como Miembro de Número de la Real Academia de Extremadura de las Letras y las Artes, cuando tan noble institución principiaba a caminar -fundada el 14 de julio de ese año- desde su sede en el Palacio de Lorenzana, en la esencia de la villa medieval, entre las plazuelas de Santa María y Los Moritos, en las raíces de los Pizarro de Hinojosa. El Palacio fue donado por don Mateo Jaraquemada y Guajardo-Fajardo Quiñones y Estrada, XV Marqués de Lorenzana. Porque Trujillo resume el acervo de cuantos valores históricos y artísticos encierra la región extremeña”.

Gracias a la dirección y consejo de redacción de la Revista Comarca por publicar mis artículos desde hace más de tres años. Comarca está editada por la Hermandad de la Virgen de la Victoria, Patrona de la ciudad. Desconocía que en este número 400, la Revista Comarca iba a echar el cierre, tras casi cuatro décadas de publicación. No es una buena noticia. Espero que sea un paréntesis en el tiempo y Comarca vuelva a su edición impresa por el bien de la Hermandad de la Patrona, por Trujillo y los trujillanos.

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje