BIOGRAFÍA DE DON TOMÄS JOSÉ GONZÁLEZ DE CARVAJAL. DOS

POR FRANCISCO TUBÍO ADAME, CRONISTA OFICIAL DE FUENTE PALMERA (CÓRDOBA)

Continuamos mi trabajo sobre Tomás José Gonzalez de Carbajal

Recado de atención.- En Fuente Palmera a cinco de julio de mil setecientos noventa y seis, yo el escribano pasé a las casas de la morada de don Francisco Muñoz, cura de esta parroquia y estando en ellas, precedidas las urbanidades correspondientes, le comuniqué el auto antecedente y en virtud manifestó, que desde luego estaba pronto para la prevenida diligencia y que podrá practicarse cuando hubiere a bien S.Sª., de que doy fe.

Informe del arquitecto sobre el estado del pósito:

Certifico: que he visto y reconocido el Real Pósito, en el cual se hallan sus dos paredes laterales vencidas a causa de su desplomo, falta de cimiento, mala construcción y menos grueso del que pide la buena proporción, por cuyo motivo se han sentido y cuarteado, los dos encuentros de los ángulos de la pared del testero queda al medio día, por cuyo lado y a continuación se encuentra una casa y parte de otra arruinadas en toda la línea de dicho testero que consta de once varas y cuarta de latitud, dicho posito, incluso los gruesos de sus dichas dos paredes laterales, se deberá construir por la dicha parte del medio día …el ángulo y salida de ocho varas y tres cuartas, que tienen dichas casas arruinadas de línea, que tendrá el aumento de dicho pósito de salida hasta el ángulo de su testero con lo cual quedará estribada la pared antigua subiendo la nueva a toda su altura y las dos paredes laterales de su fachada y costado , por cuyas partes sean desunido y salido de su lugar algunos pares y cadenas de su armadura; deberá construirse dicha nueva obra y aumento, con su mejor cal más unida y trabada …la fábrica de ladrillo con solo una pulgada de tendel y no de tres que tiene cada uno, entre un ladrillo y otro, procurando macizar de la misma fábrica de ladrillo tosco bien cocido a falta de piedra de cantera, todo el cimiento de la nueva obra en toda su altura, dejando en cada tongada , que será de media vara de alto cada una y un cuarto de pie detallado de un lado a otro hasta el pie de la superficie de la tierra y desde ésta se levantará un zócalo de ladrillos a la altura del primer piso del posito, dejando entre dicho primer piso y la superficie subterránea, un vacío embotijado, aumentando a trechos en la fachada principal, tres lumbreras, en forma de ventanas apaisadas para la ventilación y seguridad dicho embotijado subterráneo, cuya disposición muy útil y precisa no se tuvo presente al tiempo de la ejecución del expresado Real Pósito. Que es cuando comprendo, puedo decir y declarar en el asunto, según mi legal saber y entender y para que conste lo firmo en esta población de Fuente Palmera a 6 de julio de 1796.

Inventario sobre los ornamentos y enseres de la parroquia

En la población de Fuente Palmera a seis días del mes de julio de mil setecientos noventa y seis, el Sr. Don Tomás Josef González Carvajal, Intendente general de estas nuevas poblaciones y de las de Sierra Morena, asistido de mi el escribano pasó a la iglesia parroquial de esta dicha población a efectos de formar inventario de los ornamentos y demás efectos correspondientes en la sacristía en ella presente D. Francisco Muñoz, Capellán y Cura de esta misma Parroquial se procedió a dicha diligencia en la forma siguiente:

Primeramente un terno de tela de oro blanco, con capa pluvial, paño de hombros y manga de cruz.

Una casulla de terciopelo carmesí, con su estila y manipulo.

Otra de terciopelo morado, también con estola y manipulo.

Un terno entero de tela de seda encarnada con su capa pluvial.

Una casulla encarnada, con su estola y manipulo.

Otras dos casullas de seda también encarnada la una, con galón de oro, y la otra, con el de plata. También cada una con su estola y manipulo.

Un paño de hombros de tafetán encarnada.

Otra casulla encarnada con galón de plata. Estola y manipulo.

Tres casullas de seda, verde con sus estolas y manípulos.

Otras dos casullas de tela de seda blanca la una, con galón de oro, y la otra con el de hilo, sus estolas y manípulos.

Otra casulla de seda morada con estola y manipulo.

Tres casullas de seda negra, con sus estolas y manípulos.

Un terno entero de seda negra con atrilera.

Un paño de hombros de terciopelo negro.

Una capa pluvial y una manga de cruz de Damasco negro.

Otra capa y manga de cruz de seda morada.

Otra capa pluvial de seda blanca.

Tres paños de púlpito de seda de varios colores.

Cuatro frontales, el uno de terciopelo verde con bordados de oro y los otros, de seda de varios colores.

Un palio de seda encarnado.

Nueve manteles de altares.

Siete albas de lienzo fino con diferentes encajes.

Ocho amitos también de lienzo fino.

Tres toallas de mano de crea.

Once pares de corporales.

Veinte purificadores.

Tres pañitos de manos a corni altares.

Dos cíngulos de seda y tres ordinarios.

Dos cálices de plata el uno sobre dorado, dos patenas y dos cucharitas.

Otro también de plata sobre dorada con su viril de lo mismo para manifestar a su majestad.

Tres copones, los dos grandes, y el otro mediano, que los dos están de manifiesta y el otro ha expresado el dicho Sr. Cura hallarse en el Sagrario del altar mayor.

Una cajita pequeña de plata que sirve para llevar a su Majestad a los enfermos.

Una cruz de plata sobre dorada con un crucifijo de lo mismo para el altar mayor.

Un incensario, naveta y cucharilla de plata.

Dos tazas de plata, la una con su cubierta, las cuales están inservibles.

Cuatro ampollas de plata para los santos Oleos.

Tres palias de seda de distintos colores.

Cuatro misales.

Dos manuales, el uno pequeño.

Una sotana y dos sobrepellices, la una inservible para el sacristán.

Tres almohadas o cojines de tafetán encarnado.

Una alfombra pequeña.

Un baúl en que se custodia la plata.

Cuatro espejos que se hallan en la sacristía.

Un manifestador de madera dorada.

Una urna para el jueves Santo, la es de madera dorada por dentro y fuera con su cristal y una llavecita de plata.

Tres sillones antiguos y un bufete mediano.

Un tenebrario.

Diez esteras medianas.

Cuatro bancas de madera de pino.

Dos atrileras.

Seis candeleros de metal y diez de madera.

Dos faroles para alumbrar a S.M.

Una cruz parroquial de hojalata.

Un estandarte de damasco encarnado para cuando sale el rosario y una cruz de madera para lo mismo y seis faroles de vidrio para dicho efecto.

Y habiendo manifestado el dicho Sr. cura no haber más ornamentos ni efectos en esta parroquial que los que quedan inventariados se concluyó esta diligencia. Y al mismo tiempo hizo presente a dicho Sr. Intendente que respecto a hacer falta una cajita o porta viático y que para este efecto se podía hacer uso de las dos tazas de plata que quedan inventariadas y son inservibles, acordó S.Sª. que el nominado Sr. Cura disponga se haga desde luego la dicha cajita porta viático según propone. En igual forma hizo presente a dicho Sr. Intendente el expresado Sr. Cura que la pila bautismal se haya inservible por razón de estar mal sentada sobre la columna que la sostiene y que por esta causa se derrama el agua, causa por la que le ha precisado a tener un tazón dentro de la misma pila y que en igual forma hace notable falta un cancel en la puerta de la iglesia pues además de que se introduce mucho polvo en la iglesia, no puede menos de causar irreverencia al santuario. Y enterado dicho Sr. Intendente mandó se haga saber al arquitecto don Antonio Losada disponga que a la posible brevedad se componga dicha pila bautismal, y en cuanto al cancel queda S.Sª. en dar la providencia conveniente para que se ejecute lo antes posible; y lo firma S.Sª. dicho Sr. Intendente y el nominado Sr. Cura, e yo el escribano de que doy fe.

Estado de la Iglesia de Fuente Carreteros:

Iglesia en dicha aldea en la cual necesita reparar el cielo raso que se haya cuarteado en toda su superficie plana, manifestar y mazirar las quiebras de los encuentros de los ángulos, poner una cerradura en la puerta de la sacristía y en el cajón de los ornamentos, colocar una reja de hierro en la ventana de dicha sacristía y enlucir dicha iglesia.

Estado de la Iglesia de la Herrería:

Iglesia en dicha aldea en la cual se necesita reparar la pared de la fachada, quitar el humbralado en la puerta principal y hacer un arco de fábrica, aclarar y macizar las quiebras, enlucirla y componer el tejado; también se mudará y bajará el pilar de la fuente para su mayor declivio y concurrente, se curvará el depósito y se pondrá su puerta con cerradura.

Revista a casas de la Aldea de Villalón:

Nicolás Bolancé tiene su casa que recalzarse y repellarse las paredes, continuar de nuevo la mitad de la casa que está arruinada, reparar el tejado y la armadura entablarla.

Francisca Remini, viuda necesita reparar las paredes de su casa, repellarlas y enlucirlas y componer la armadura y el tejado.

Jacobo Feit, tiene su casa en que vive en buen estado, necesita repellar y enlucir la pared del patio.

María Dominga Suneta, necesita recalzar las paredes de de su casa, enlucirlas y repellarlas y hacer nueva la escalera y el cañón de la chimenea.

Lucía Semiermani, tiene su casa que recalzar y repellarse, la fachada y hacer nueva la pared del patio, reparar el encaramado, el tejado.

Visita a la carnicería

En Fuente Palmera a seis días del mes de julio de mil setecientos noventa y seis, el señor don Tomás Josef de Carvajal, Intendente General de esta nuevas poblaciones en continuación de esta visita , asistido de mí el escribano, y de don Fernando Ximénez de Alba, pasó a la carnicería pública de esta misma población, que está a cargo del colono Martín Moyjéfer y habiéndose reconocido el peso y pesar, se hallaron en dicha carnicería y consisten en una pesa de dos carniceras de a treinta y dos onzas cada una, otra carnicera, otra de diez y seis onzas y otra de ocho, resultó hallarse arreglado el citado peso, pero no las dichas pesas que fueron confrontadas con las que para este efecto llevó el mismo Comandante y manifestó estar arregladas u haberlas remitido por parte del gobierno de estas poblaciones ; y S.Sª., mandó al expresado Comandante que inmediatamente recogiese e hiciese arreglar y acabalar las nominadas pesas y que ínterin que se verificara entregase al Martín Moyjéfer, las remitidas por el gobierno para que de esta suerte no se detuviese el abasto público, en lo que quedó enterado y cumplir el dicho Comandante como asimismo el hacer blanquear y asear dicha carnicería, por no estar como corresponde a una oficina pública.

Visita a la panadería.

En seguida S.Sª., dicho señor Intendente con la misma asistencia pasó a la panadería que está a cargo de Antonio Serrano, colono de esta población y habiéndose visto el horno y pieza de panadería se halló todo arreglado y confrontadas las pesas que se hallaron para pesar el pan en masa , con las del gobierno, resultó estar algo faltas las de dos libras carniceras y otra de diez y seis onzas, por lo cual dicho señor Intendente mandó al expresado Comandante recogiese e hiciese arreglar las nominadas pesas inmediatamente, en lo que quedó enterado; y no se hizo reconocimiento de pan por no haberlo y haber manifestado el Antonio Serrano haber despachado el amasijo que había hecho y estar preparando para otro.

Visita a los de puesto de jabón, aceite y vinos

En acto continuado se pasó al puesto de jabón que está a cargo de Francisco Rodríguez, y cuyo abastecedor es Bartolomé de Peña y habiéndose reconocido el expresado jabón se halló ser de buena calidad y confrontadas las pesas, resultó estar algo falta la de ocho onzas, Y S.Sª., mandó al expresado Comandante… en que quedó enterado.—También se pasó al puesto de aceite que está a cargo de Juan carrasco y habiéndose visto y reconocido el que tenía para el abasto se halló que aunque estaba aclaro y de buen color, no tenía buen gusto y el dicho Carrasco hizo presente que los aceites de este año todos eran de aquella clase por razón de haberse dañado la aceituna, pero S.Sª., le mandó que inmediatamente abasteciese con aceite de recibo y buena calidad sin que tuviese gusto alguno como era su obligación; y previno al Comandante hiciese cumplir esta disposición; y no se hizo confrontación de medidas para ver si se hallaban arregladas las del citado puesto a causa de no haberlas en esta población y haber hecho presente el Comandante no habersele remitido por el gobierno medidas algunas.—Y últimamente se pasó al puesto de vinos que está a cargo de Ana María Verder, cuyo abastecedor es Cristóbal Roldán, vecino de La Carlota y habiéndose reconocido las tres clases de vino, vinagre, aguardiente y rosoli que se hallaron para el abasto por medio de Pascual Ugar que S.Sª., nombró por perito, se halló ser todo de recibo y buena calidad; pero no se hizo la confrontación de medidas a causa de no haberlas, que debía por parte del gobierno y haber hecho presente el nominado Comandante no habérsele remitido, y que ignoraba no solo las clases de vino de que el obligado debía abastecer sino también el precio de él porque no se le había enviado noticia alguna de La Carlota; y la dicha Ana María Verder, manifestó que el precio del vino era cada cuartillo, el de primera clase doce cuartos; el de segunda ocho; y el de tercera, seis; el del vinagre, cuatro; el del aguardiente, diez y ocho; y el de rosoli, veinte y seis. Y de mandato de S.Sª. dicho señor Intendente se estampa la presente, que firmará el yo escribano de que doy fe.

Visita a la cárcel

En Fuente Palmera, en este propio día mes y año S.Sª. dicho señor Intendente con mi asistencia y la del comandante pasó a la Real cárcel de esta población cuyo alcalde Josef Gómez, y habiéndose reconocido se halló estar aseada y como corresponde y para que conste de mandato de S.Sª., se estampa la presente que firmará e yo el escribano de que doy fe.

Auto.—Mediante que en la certificación dada por el Arquitecto D. Antonio Losada que se halla agregada a estos autos, solo se expresa el estado de las casas de esta población y sus aldeas , hágasele saber practique nuevo reconocimiento y certifique con toda individualidad la obra o reparos que sea necesario hacerse en cada una de estas poblaciones. En Fuente Palmera a seis de julio de mil setecientos noventa y seis.

Inmediatamente hice saber el auto anterior a don Antonio Losada que manifestó quedar enterado.

El Intendente manda al comandante que contrate un maestro herrero.

No habiendo en esta población Maestro de herrero que en todos tiempos y con especialidad en el de sementera haga las obras de su oficio que les ocurra a los colonos y principalmente las necesarias para la agricultura por cuya causa experimentan considerables perjuicios a dichos colonos y para evitar esto en lo sucesivo. Mandó S.Sª., se haga saber al Comandante de esta población que desde luego practique activas diligencias en busca de un maestro herrero que se establezca en esta población por el … habitación y una senara en usufructo para que con facilidad pueda subsistir y hacer la … posible a los colonos ; y luego que se haya proporcionado dicho maestro herrero dará cuenta a S.Sª. el nominado Comandante. Así lo acordó el Sr. Intendente General de estas poblaciones, en Fuente Palmera a seis de julio de mil setecientos noventa y seis.

Inmediatamente hice saber el auto anterior a don Fernando Ximénez de Alba, comandante de esta población fue en superar de que manifestó quedar enterado y cumplir lo que se manda.

Reconocimiento de libros del Pósito de Labradores

El Sr. Intendente general y en observancia de la providencia de V.S. del día de ayer, que se me ha hecho saber entregándoseme al mismo tiempo cuatro libros y un cuaderno, dos de aquellos, y este respectivos al manejo del posito de Labradores de esta población de Fuente Palmera; y los otros dos correspondientes a la recaudación de Diezmos de granos y semillas pertenecientes a S.M. . Y habiéndolos reconocido todos con el debido cuidado para el efecto que se me manda en dicha providencia, debo informar a V. S. que dichos dos libros del posito de Labradores corresponden a los años 1795, y el corriente de 1796. Ambos están formados y escritos sus partidas y demás apuntaciones por el mismo orden expuesto a equivocaciones que se observan en La Carlota, aunque se hallan rubricadas sus hojas por los señores Subdelegado y Contador según esta prevenido por instrucción. En el primero de ellos constan los repartimientos de trigos que se hicieron para siembra a los colonos en los últimos meses del año pasado de 1794, y los demás socorros que se les dieron del mismo grano en el siguiente de 1795. Y en el dicho cuaderno formado en papel sellado y rubricado sus hojas por los citados señores Subdelegado y Contador, en virtud de un auto estampado en la primera de ellas provenido por el Comandante de esta misma población, don Fernando Ximénez de Alva, consta con distinción el reintegro que los colonos hicieron de sus adeudos en el agosto del citado año, próximo: y reconocidas una por una todas las partidas resulta haber consistido dicho reintegro en tres mil ciento tres fanegas, un celemín y dos cuartillos de trigo, que juntas con seiscientas una fanegas y seis celemines del mismo grano que antes había de existencia, componen ambas partidas, la de tres mil setecientas cuatro fanegas, siete celemines y dos cuartillos que es el fondo que quedó en el citado posito después del expresado reintegro.

Del libro corriente, cuyas partidas he reconocido en igual forma, sumándolas todas, resulta que para la siembra y socorros de la cosecha pendiente se han repartido a estos colonos, dos mil cuatrocientas setenta y cinco fanegas de trigo, y habiéndose sacado además trece fanegas para la compra de útiles y pago de jornales en dicho posito, debieron ser existentes ahora en la remedición que he presenciado, un mil doscientas

 

diez y seis fanegas y siete celemines y dos cuartillos del mismo grano, con la diferencia de seis fanegas que resultan puestas demás en la partida de repartimientos, de la relación presentada por el Comandante e Interventores, lo cual consistirá en alguna equivocación que se haya padecido a la ocasión de formar y sumar cualquiera de las relaciones que habrán hecho; y resultará para deshacerla al tiempo del reintegro próximo. Reconocidas las dichas diligencias de remedición en que constan haberse hallado un mil doscientas cuarenta y siete fanegas, un celemín y dos cuartillos de trigo, resultan de más y corresponden a creces naturales treinta fanegas y seis celemines del mismo grano, que son moderadas con respecto al trigo nuevo que entró por el reintegro anterior.

En el cargo y data de dicho posito juegan noventa y nueve fanegas y cinco celemines de trigo, importe de debitos antiguos incobrables, y como tales no he hecho mención de ellas en las comparaciones de los libros y relación. Y mediante que según se me ha informado tiene perdidos el citado posito, aquellos debitos, porque proceden de colonos que al principio del establecimiento, desertaron dejando sus suertes montuosas, me parece conveniente que para evitar equivocaciones, que pueden ocurrir en lo sucesivo, haciéndose mención de dicha partida de trigo en todas las cuentas, se mande por V.S. que en ellas no se tenga presente, dándose por perdidos dichos débitos en atención a no haber contra quien repetirlos.

Posito de Diezmos.

También he reconocido los otros dos libros de Diezmos, del grano y semillas respectivos a los expresados años de 1794, y 1795. Están rubricadas sus hojas y arreglados sus asientos por el orden que corresponde para la mayor claridad y se hallan registrados por la contaduría como consta de la notas que en cada uno se estamparon, después de concluida la recaudación de diezmo. Los del año último consistieron en las mismas ochocientas setenta y cuatro fanegas, cuatro celemines de trigo; ciento cincuenta y seis fanegas y cuatro celemines de cebada, ciento diez y siete fanegas, once celemines de habas; una fanega, nueve celemines y dos cuartillos de garbanzos; diez y ocho fanegas, nueve celemines y dos cuartillos de escaña; cinco celemines y dos cuartillos de yerros; diez fanegas de alverjones; tres fanegas once celemines de guijas; treinta y siete fanegas, un celemín y dos cuartillos de altramuces; y tres celemines de centeno, según lo he comprobado todo, registrando y contando las partidas estampadas en el citado libro, y habiendo restado de ellas las partidas de la data que contiene la relación que han presentado, aparece deben ser existentes, quinientas treinta y cuatro fanegas y cuatro celemines de trigo; veinte y nueve fanegas y un celemín de cebada; veinte y ocho fanegas, siete celemines y dos cuartillos de altramuces; y tres celemines de centeno, y que todas las demás semillas vendidas han tenido alguna crez natural. De la diligencia de remedición consta que se hallaron existentes treinta y cinco fanegas y media de cebada, treinta y una fanegas y media de altramuces, y quinientas treinta y nueve fanegas y media de trigo. En este supuesto, aparece haber decreces naturales en dichas tres especies, seis fanegas y cinco celemines de cebada, en cuyo grano no es común dar creces, cinco fanegas y dos celemines de trigo; y cinco fanegas diez celemines y dos cuartillos de altramuces.

A consecuencia de todo me parece que solo hay que reformar en dichos libros del posito de Labradores, la formula de los asuntos según V.S. tenga por conveniente en visto de lo sobre este particular manifestaron ellos para evitar equivocaciones a que se exponen con el método que observan los que manejan dichos fondos. Que es cuanto se me ofrece informar a V.S., cuya vida guarde Dios muchos años. Fuente Palmera a seis de julio de mil setecientos noventa y seis.

Reconocimiento de las Aldeas por el Intendente

Agréguese a los autos de visita a que corresponde y respecto a que s.sª., ha visitado, visto y recocido por sí, todas las Aldeas, casas dispersas y término de esta población, habiendo salido para ello a caballo, todas las tardes de los días en que s.sª., ha permanecido en ella, por lo que además de lo que los autos producen ha tomado los conocimientos necesarios para acordar las providencias convenientes, y debiéndose proceder a la visita de la población de la Luisiana a fin de restituirse s.s. lo antes posible a las de Sierra Moren, no solo en evacuar en ellas la visita que está pendiente, sino otros asuntos urgentes y de consideración del real servicio. Debía s.s. mandar y mandó levantar esta audiencia, y que devuelvan los libros de los positos y de los diezmos y Labradores al Comandante de esta población para que de ellos haga el uso que le corresponde. Así lo proveyó, s.s don Tomás Josef González de Carvajal, Intendente General de esta población. Fuente Palmera a seis de julio de mil setecientos noventa y seis.

En este día en cumplimiento de lo mandado he devuelto al comandante de esta población los libros que presentó en esta audiencia y que constan en estos autos, de que doy fe.

Informe del arquitecto sobre las deficiencias de las casas de Fuente Palmera y aldeas

Certifico: que he visto y reconocido por menor y con separación las casas de esta población y de las demás aldeas que le corresponden y necesitan repararse y reedificarse, según se expresan en la forma siguiente:

Población de Fuente Palmera

Casa del Rey que sirve de comandancia, está reedificada, necesita algún repello.

Antonio Peña, habita una casa del Rey, la cual está en buen estado reedificada.

Lorenzo Guisado, tiene su casa en buen estado

Casa del Rey donde vive el fiel de fechos, tiene la armadura y tejado derrotado, se necesita reedificar con tabla o alcalina de ladrillo, recalzar.

Antonio de la Cruz, tiene su casa en mediano estado necesita manifestar y macizar las quiebras interiores de la pared del patio.

Casa del Rey que sirve de cárcel, está en mediano estado, se necesita hacer algún recalzo y repello por el interior.

Casa del Rey donde vive el Capellán se necesita reparar un ángulo, macizar sus quiebras, hacer una cocina con su campana, cañón y chimenea, poner una puerta nueva de la calle y la que tiene trasladarla a la del corra, macizar algunas quiebras interiores y hacer algún repello y blanqueo.

Ana Pistrini, viuda, tiene su casa en mediano estado, se necesita macizar sus quiebras y reponer algunos pares de su armadura.

Francisco Rodríguez, necesita reparar la pared interior, y entablar o alcatifar el tejado que está derrotado el cañizo.

Juan de Peña, necesita reparar las paredes de su casa, recalzarlas y entablar o alcatifar el tejado y quitar el sarro.

Bartolomé de Peña, tiene su casa en buen estado, necesita algún repello.

Juan Carrasco, tiene su casa propia, derrotada, necesita levantar desde el cimiento las dos paredes.

Casa del Rey, donde vive el Sr. Cura, está en buen estado, necesita hacerse algún repello y macillar algunas quiebras.

Francisco Ramírez, tiene su casa derrotada, necesita repasar sus paredes con recalzos y repellos, recorrer el tejado y macizar las quiebras, hacer la cocina.

Juan Martínez, tiene su casa derrotada, necesita recalzar y repellar las paredes y macizar sus quiebras, entablar o alcatifar el tejado y hacer la cocina.

Casa del Rey, donde vive Eduardo Martínez, está en buen estad, se hará algún repello y se recorrerá el tejado y el cañizo.

Gaspar Prunes, necesita repellar la pared del patio y las demás interiores. Macizar algunas quiebras de su casa, repasar el tejado y el cañizo de la armadura.

Casa del Rey en los Portales, donde vive el sacristán, necesita repellar sus paredes y dichos portales, darles al patio y empedrarlo, recorrer el tejado y el cañizo y tejar la cocina que está de choza.

Casa del Rey donde vive Pablo Tabares, necesita algún repello, macizar algunas quiebras componer el tejado y el cañizo.

Casa del Rey donde vive Pedro Herrera, está en buen estado, necesita algún repello, recorrer los tejados y el cañizo de la armadura.

Francisco Guisado, tiene su casa en buen estado le falta por concluir el encamarado de tablas que tienen todas las hasta aquí expresadas y hacer la cabeza de la cámara.

Casa de Leandro González, necesita reparar la mayor parte de la pared del testero, recalcar y repellar las paredes exteriores, reparar el tejado y reponer tres paredes que están partidas y amenazan ruina, componer la escalera y hacer una cocina con su campana, cañón y chimenea.

Francisco Guisado, tiene su casa en buen estado, necesita hacer algún repello.

Martín Moyjéfer, tiene su casa arruinándose la pieza con la carnicería, se construirá de nuevo desde su cimientos la pared divisoria y opuesta del frente, se reparará en toda su altura y medianería y del mismo modo se reedificará la pared maestra del patio..arcos de fábrica de ladrillo se construirán de nuevo todos los tejados y se entablará o alcatifara su armadura

Manuel Hens, tiene su casa en buen estado, necesita algún recalzo y repello.

Josef Antonio Bonilla, tiene su casa el tejado y el cañizo derrotado, se necesita reparar, repellar y enlucir la pared del patio.

Ana Terni, tiene su casa derrotada, es menester levantar las paredes exteriores y hacer de nuevo el tejado, entablarlo o alcatifarlo a la altura de la casa inmediata, que sirve de comandancia.

Casas del Rey, arruinadas y juntas a la iglesia que han servido de comandancia, las que se deben reedificar para la uniformidad de la plaza y simetría de un lado y otro de la Iglesia.

Aldea de la Ventilla

Juan Jorge Velmón, necesita repellar la fachada de su casa y reedificar la pared del costado , reparar el encamarado, la armadura y el tejado que puede ser entablado o alcatificado.

Bartolomé Ortega, tiene su casa derrotada, necesita repellar y recalzar la fachada y reedificar el testero y ángulo de dicha casa, reparar el tejado y el encamarado con tabla o alcatificar de ladrillo.

Manuel Corchón, necesita repellar las paredes exteriores de su casa, hacer nuevo el encamarado entablado o alcatificado y repellar por dentro dicha casa.

Marcos de Peña, tiene su casa reparada, le falta hacer el encamarado.

Juan de los Reyes, no tiene encamarada su casa, se necesita levantar a igual de las demás, repellar y macizar por detrás algunos pedazos de pared y enlucirla.

María Jiménez, viuda, tiene su casa baja, necesita levantarla a igual de las demás, repellar y recalzar sus paredes y el cimiento y recorrer el tejado y el cañizo.

Francisco Garnadan, necesita repellar sus paredes y enlucirlas, y encamarar su casa de tabla o alcatifa de ladrillo.

María Aguilar, viuda, necesita encamarar su casa, repellar y enlucir sus paredes y reparar la armadura y el tejado.

Juan Antonio Carrasco, necesita encamarar su casa, repellar y enlucir sus paredes y reparar sus tejados se debe constatar la uniformidad de las demás que cierran la plaza de la aldea.

Francisco Granadan, tiene su casa derrotada, se necesita demoler la pared interior, criarla de nuevo desde el cimiento, repellar la pared exterior y componer el encamarado y la armadura, entablarla o alcatifarla y reparar el tejado.

Pablo Alvarez, tiene su casa derrotada, se necesita demoler la pared exterior y criarla de nuevo desde el cimiento, repellar la pared exterior y devolver el tejado y construirlo de nuevo, con tabla o ladrillo.

Aldea de la Peñalosa

Juan Varea, necesita encamarar su casa, se construirá de tabla, se compondrá el tejado y se reparará la armadura y su alcatife de ladrillo.

Francisco Moreno, tiene su casa derrotada, se necesita demoler y construirla de nuevo.

Francisco Álvarez, tiene su casa arruinada, se construirá de nueva planta, la cual constará como las demás que se reedifiquen de un cuerpo de catorce varas de longitud, seis de latitud y cinco y media de profundidad, o altura hasta el enrás de las paredes todo hecho según arte y con buenos materiales, según disponga a la mayor equidad.

Francisco Contreras, necesita repellar y enlucir las paredes de su casa, reparar el encamarado hasta de tablas, componga el tejado y el cañizo de la armadura.

Ramona de Peña, tiene su casa arruinada, se construirá de nuevo con arreglo a lo dispuesto y a igual altura a sus inmediatas casas medianeras.

Miguel Adame, tiene su casa arruinada, se construirá de nuevo como las demás.

Juan García, tiene que hacer su casa porque la que habita es de choza.

Pedro Adame, idem.   Melchor Ruiz, idem.

Sitio erial en la plaza donde se debe hacer una casa igual a las demás para cerrarla e igual uniformidad y simetría.

Bartolomé Adame, tiene que hacer su casa porque…

Felipe Cobo, tiene que hacer su casa porque la que habita es choza.

Aldea de la Herrería.

Juan Conrado Ferman, necesita recalzar, repellar y enlucir las paredes de su casa, reparar el tejado, componer la armadura y el encamarado.

Juan Vuñan, necesita reparar la pared de la calle y recalzarla, y lo mismo la del pati, manifestar y macizar las quiebras de su casa y reparar el tejado y la armadura entablarla.

Gregorio Martínez, tiene su casa derrotada se recalzará la pared interior y la de la calle, y se repellarán y enlucirán y la del costado y se hará el tejado de nuevo y se entablará la armadura.

Jacobo Hens, necesita recalzar y repellar la pared de la calle y las del patio y costado, y reparar la armadura y repellarla y componer el cañizo.

Simón Humer, necesita recalzar y fortificar el ángulo de su casa y repellar las paredes y hacer de nuevo el tejado, y entablar la armadura.

Catalina Mousen, viuda, necesita repelar y recalzar todas las paredes de su casa, reparar el tejado y su armadura.

Alfonso Gómez, tiene su casa arruinada, se debe construir de nuevo el primer cuerpo.

Josef Gallardo, necesita enlucir y repellar su casa y desvolver el tejado entablarlo y tejarlo de nuevo.

Bartolomé Jisper, tiene su casa arruinada, se ha de levantar y reedificar las paredes del patio y de la calle y alcatificar o entablar el tejado y reparar la armadura.

Felipe Fenar, tiene su casa arruinándose, es menester reedificarla, se solo un cuerpo con sus divisiones.

María Feman, tiene su casa arruinada, debe construirse de nuevo y constará como las demás de un solo cuerpo encamarado con sus divisiones.

Isabel Marix, menor, tiene su casa derrotada, es menester recalzar las paredes y fortificar el ángulo, reparara la armadura y entablar el tejado.

Antonio Paduan, tiene su casa arruinándose, necesita reedificarla de nuevo y entablar la cámara y el tejado.

Jacobo Vruñon, necesita hacer nueva la pared del patio de su casa y la cámara, reparar el tejado y entablarlo.

Josef Cuni, tiene su casa arruinada, necesita .

Iglesia de dicha aldea, en la cual se necesita reparar la pared de la fachada, quitar el umbralado de la puerta principal y hacer un arco de fábrica, aclarar y macizar las quiebras, enlucirla y componer el tejado; también se mudará y bajará, el pilar de la fuente para su mayor declivio y corriente, se cubrirá el deposito y se pondrá su puerta con su cerradura.

Aldea de Villalón

Nicolás Volanzé, tiene su casa que recalzarse y repellarse las paredes continuar de nuevo la mitad de la casa que está arruinada, repasar el tejado y la armadura entablarla.

Francisca Ramini, viuda, necesita reparar las paredes de su casa, repellarlas y enlucirlas y componer la armadura y el tejado.

Jacobo Feit, tiene su casa en que vive en buen estado, necesita repellar y enlucir la pared del patio.

Maria Dominga Saneta, necesita recalzar las paredes de su casa, enlucirlas y repellarlas y hacer nueva la escalera y el cañón de chimenea.

Lucia Semiermani, tiene su casa que recalzar se, repellarse, la fachada y hacer nueva la pared del patio, reparar el encamarado, el tejado y la armadura.

Jacobo Frey, tiene su casa arruinada, necesita hacerla nueva.

Jacobo Feit, tiene su casa arruinada, es menester hacerla de nueva.

Tomás Vitenqueli, tiene su casa arruinada, es menester hacerla de nuevo.

Felipe Rabante, tiene su casa arruinada, necesita reedificarla.

Juan Veurno, necesita su casa, que está en buen estado, repellar y entablar el tejado y quitar el cañón de la armadura.

Antonio Voloni, necesita repellar, enlucir, y recalzar las paredes de su casa, hacer nuevo el tejado y la armadura entablarla.

Antonio Rastre, tiene la mitad de la casa arruinada, debe hacerse de nuevo y repararse la parte vieja.

Aldea del Ochavillo.

Juan Santiago, tiene un cuerpo de casa bajo y derrotado, debe construirse de nuevo levantándose a igual de las demás casas, con las dimensiones expresadas.

Juan Mestre, tiene su casa derrotada, necesita reedificarse enteramente.

Juan Hos, tiene su casa que reedificarse por estar muy arruinada.

Josef Mengual, tiene su casa derrotada, necesita reedificarse enteramente.

Josef Linfer, tiene su casa arruinada, necesita reedificarse de nuevo a igual de las demás.

Antonio Nogueras, tiene su casa que reedificarse como las demás.

Juan Bautista Sobas, tiene su casa arruinándose debe construirse de nuevo.

Juana Cubler, viuda, tiene dos cuerpos de casa seguidos, que figuran dos casas, están en buen estado, reedificadas, está una casa más baja que otra, se igualaran a una altura.

Bartolomé Simoni, tiene su casa arruinándose, se construirá de nuevo.

Agustín Marnieto, Tiene su casa arruinada y debe construirse de nuevo.

Antonio Torquino, tiene su casa derrotada, puede aprovecharse la pared de la calle y la medianería y las demás pueden construirse de nuevo, reparar el tejado y entablarlo.

Juan Castel, tiene su casa reedificada, de dos cuerpos, le falta que encamarar y hacer las divisiones, en el primero y enlucir las paredes .

Antonio Ordines, necesita reparar las paredes de su casa, recalzarlas, repellarlas y enlucirlas, y componer el tejado.

Gabriel García, necesita recalzar, repellar y enlucir las paredes de su casa, hacer de nuevo el tejado y entablarlo.

Josef García, necesita recalzar, repellar y enlucir las paredes de su casa y hacer de nuevo el tejado.

Gabriel Mengual, senadero, tiene su casa de choza, necesita hacerla nueva de teja.

Aldea de los Silillos.

Jacobo Esnayde, tiene su casa arruinada, necesita construirla de nuevo.

Juan Adan Estayn, tiene su casa arruinada, necesita reedificarla.

Carlos Soli, tiene su casa derrotada, necesita hacerla de nuevo, como las demás y con las …

Jacobo Valber, tiene su casa arruinada, necesita hacerla de nuevo.

Josef Chaquel, tiene la casa de choza, deberá hacerla nueva y de teja.

Antonia Linquer, viuda, tiene su casa de choza, necesita hacerla nueva y tejarla.

Josef Martín, tiene dos casas y están arruinadas, necesita reedificarlas.

Aldea de Fuente Carreteros.

Pedro Faquino, tiene su casa que repellar y enlucirse, reparar la armadura y el tejado y entablarlo.

Juan Pedro Llamaza, necesita repellar y enlucir la pared interior, componer el tejado y la armadura.

Josef Espinosa, necesita repellar y enlucir la fachada de su casa y recalzar la pared interior de su casa, reparar la armadura y el tejado.

Antonio Aguilar, necesita repellar y enlucir las paredes de su casa, reparar las quiebras, el tejado y la armadura.

María Isabel de la Cruz, tiene la casa arruinada, necesita reedificarla enteramente.

Nicolás Gaspar, necesita recalzar el ángulo de su casa y reparar las paredes y recalzarla, reparar el tejado y la armadura.

Juan Sánchez, necesita repellar las paredes de su casa, recalzarlas y enlucirlas y componer el tejado y la armadura.

Raimundo Caravallo, necesita repellar las paredes de su casa, enlucirlas y componer el tejado y la armadura.

María Margarita Martínez, necesita repellar y recalzar todas las paredes de su casa, componer el tejado y la armadura.

Domingo Tuvo, necesita repellar las paredes de su casa, tapar las quiebras, reparar el tejado y la armadura.

María Prisan, necesita reparar la pared de su casa, que da a la calle y repellar la interior, componer la armadura y el tejado.

Pedro Zeli, necesita reparar la fachada de su casa y la pared interior, componer armadura y el tejado.

Francisco Pastrana, tiene su casa de choza, necesita hacer una nueva casa tejada.

Juan Díaz, tiene una casa de choza, necesita reedificarla de nuevo y tejarla en la misma forma y con las mismas dimensiones expresadas.

Iglesia de dicha Aldea, en la cual se necesita reparar el cielo raso que se halla cuarteado en toda su superficie plana, manifestar y macizar las quiebras de los encuentros de los ángulos, poner una cerradura en la puerta de la sacristía y en el cajón de los ornamentos, colocar una reja de hierro en la ventana de dicha sacristía y enlucir dicha iglesia.

Instrucciones para la construcción de viviendas.

Últimamente debo decir que la más sólida y económica construcción para dichas obras, consiste en construir los cimientos de la fábrica de ladrillo, respecto a no haber piedra de mampostería para dichos cimientos y zócalos de las casas o edificios que se han de construir de nueva plantía, se macizaran todos los cimientos de la dicha fábrica de ladrillo hasta el enrás de la superficie de la tierra, que tendrán medio pie de retallo de un lado y otro de más grueso, subiendo desde el piso de la tierra un zócalo de una vara de alto, con un cuarto de pie de retallo, de un lado y otro, constarán dichas casas de sólo un cuerpo de catorce varas de longitud y seis de latitud, incluso los gruesos de paredes, y cinco varas y media de altura hasta el enrás de las paredes y alero del tejado, se construirán los ángulos y los encuentros de puertas y ventanas de la misma fábrica de ladrillo y lo restante de tapias de hormigón, bien aceradas, y a la mayor equidad; se rematarán los tejados a dos aguas, con su armadura parilera entablada, todo hecho con buenos materiales, bien ejecutadas las obras y según arte, con sus encamarados de vigas y entablados, divisiones, escaleras, campanas, cañones y chimeneas, solados los primeros pisos, jarradas, fratasadas, y enlucidas las paredes, interiores y exteriores, con cal de piedra…asunto, según mi leal saber y entender, y para que conste fo firmo en esta población de fuente Palmera a 12 de julio de 1796

Únase a los autos de mi visita a que corresponde. Lo mando s.sª., el Intendente General de estas poblaciones a siete de septiembre de mil setecientos noventa y seis.

Respecto a no haberse formado el inventario a la alhajas y efectos que se hallen existentes en las capillas de las Aldeas de la Población de Fuente Palmera, mandó s.sª., se pase oficio al cura de aquella parroquia D. Francisco Muñoz para que desde luego practique y remita a s,sª., dicho inventario. Así lo acordó el Sr. Intendente General de estas poblaciones. Carlota nueve de septiembre de mil setecientos noventa y seis-

En este día se ha formulado el oficio que previene. Al igual se ha remitido a don Francisco Muñoz, cura de la parroquia de Fuente Palmera.

 

Fuente: Del propio autor. Francisco Tubio Adame, cronista oficial de Fuente Palmera (Córdoba)

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje