LA BÓVEDA LLENA DE IMPACTOS DE BALA

POR MANUEL GARCÍA CIENFUEGOS, CRONISTA OFICIAL DE MONTIJO Y LOBÓN (BADAJOZ).

Foto tomada en el Congreso

Hoy se cumplen 40 años del intento de golpe de Estado encabezado por el teniente coronel Antonio Tejero, el hombre que mantuvo a España con el corazón en un puño durante dieciocho horas aquel 23-F de 1981. A las 18:23 horas, el teniente coronel de la Guardia Civil Antonio Tejero irrumpió al frente de doscientos guardias civiles en el hemiciclo del Congreso de los Diputados, donde se votaba la investidura de Leopoldo Calvo Sotelo. Pobre imagen la que aquel día ofreció España al resto del mundo.

¿Recuerdan la rotundidad del mensaje del rey Juan Carlos ?: “La Corona, símbolo de la permanencia y unidad de la Patria, no puede tolerar, en forma alguna, acciones o actitudes de personas que pretendan interrumpir por la fuerza el proceso democrático que la Constitución votada por el pueblo español determinó en su día a través de referéndum”. Así entraba España en los mejores años de su historia contemporánea.

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje