¿PROCESO DE RECONSTRUCCIÓN DE LA FORTALEZA DEL “MIRADOR” DE BEDMAR POR LA ORDEN DE SANTIAGO?

POR JOSÉ MANUEL TROYANO VIEDMA, CRONISTA OFICIAL DE LA VILLA DE BEDMAR (JAÉN).

Foto del estado actual del castillo

En el pasado mes de junio se han iniciado las obras de consolidación del Castillo-Fortaleza del Mirador de Bedmar, gracias a la concesión del 1,5% cultural del Ministerio de Fomento y prosiguen, desde 2018, bajo la supervisión del arqueólogo D. Marco Antonio Bernal Gómez, las Campañas Juveniles de prospección arqueológica en el interior de la referida fortaleza. Pues bien, este Cronista Oficial, con el fin de ayudar a ambos fines ha llevado a cabo un estudio en profundidad sobre la intervención de la Orden de Caballería del Señor Santiago en esta “reconstrucción” siguiendo los modelos “vitrubianos” de la época –(S. XV)-, siguiendo los Libros de Visitas de las Visitadores de la Orden a la Encomienda de Bedmar (1313-1837) desde 1468 a 1549 y este es el resultado final:

1º) Según dichos Libros de Visita, en la visita de 1480, se dice que “Está toda la fortaleza sobre una peña” –monte de piedra tal como la genera la naturaleza-.En 1494, se señalaba que “Esta fortaleza está abrazada con los adarves de la villa y puesta sobre una peña alta viva. Los muros son de muy buen calicanto, salvo que no están acabados de hacer” y en 1498, se decía que: “Esta fortaleza está abrazada con los adarves 

2º) Resultado de las Visitas efectuadas en las fechas que siguen: 31/VII/1480. 28/IV/1494. 27/X/1498. 9/III/1509 y 27/VIII/1549.- CASTILLO: Estando ya los dichos señores visitadores, en compañía de D. Luis de la Cueva y San Martín, Comendador de la Orden de Santiago entre los años 1476 y 1521, en la puerta primera del dicho castillo-fortaleza, “la cual tiene una puerta de arco con su puerta de madera de pino encorada –recubierta de cuero-, con sus postigos y con su tranca –palo grueso que se pone para más seguridad detrás de la puerta- y cerraduras” –mecanismo de metal que se fija en la puerta para cerrarla con llave- por dentro. Encima de la puerta primera están dos garitas –torrecillas que se colocan en los puntos salientes de las fortificaciones para los centinelas- a los cabos –a ambos lados- de yeso, realizadas por el Infante D. Enrique de Aragón (Maestre de la Orden de Santiago, entre 1409-1445). A la entrada está un patio pequeño en el cual está junto con la puerta a la mano derecha una CASILLA DEL PORTERO mal reparada –en 1509 se dice: “está una casilla donde está el portero e por ella entran a un baluarte pequeño que guarda el través de la puerta– [Lo cual se supone que ya estaba arreglada]. En una parte, está un PORTAL PEQUEÑO DOBLADO, y desde este PORTAL entran a unos ESTABLOS que son tres apartamientos y al cabo de ellos está un PAJAR y un RETRETE para la gente. En el canto –lado opuesto, esquina- de la puerta un baluarte – defensa- entramado –armazón- de calicanto nuevo –mampostería- en lo alto y por debajo sus troneras –aperturas en una muralla para disparar con seguridad las lombardas o cañones de la época- y saeteras – aspilleras o ventanillas estrechas para disparar saetas-, el cual hizo D. Juan de la Cueva y del Mercado, padre de D. Luis y hermano de D. Beltrán de la Cueva, Duque de Alburquerque y Conde de Ledesma y de Huelma, además de Señor de Cuéllar, entre otros títulos. Luego a la mano izquierda de la entrada de la dicha puerta está otra puerta falsa con sus puertas buenas encoradas con su cerradura e entran por ella a un BALUARTE NUEVO de calicanto mampostería bueno con sus troneras e saeteras. Por esta puerta entran luego e esta de una parte e otra un muro y el muro (…) entrando a la mano derecha está empretilado de su pretil –parapetos- y almenas –cada uno de los prismas que coronan los muros de las fortificaciones para resguardarse en ellas los defensores-. Y entrando de la dicha puerta a la mano izquierda está una puerta encorada pequeña que entra a un BALUARTE FUERTE que está hecho en una barrera de calicanto que llega hasta una puerta falsa que sale a la Sierra –o al campo- y al derredor de esta barrera están una cava –foso, excavación profunda- e otra contra-cava –nuevo foso-, e junto con ella está hecho un atajo en la dicha barrera, e entra una puerta pequeña a otra BARRERA DE TAPIAL que cerca la fortaleza a la redonda por las espaldas, todo lo cual hizo el dicho comendador D. Juan de la Cueva y del Mercado. En 1549 se añade: “En entrando por la dicha fortaleza hay un patio –de ARMAS-y a la mano izquierda de él hay una caballeriza que hizo el Comendador –D. Luis de la Cueva-. E más adelante está una puerta, PARTE DE ELLA ENROCADA y junto a ella hay un POCO DE REPECHO HASTA LLEGAR A LA PUERTA PRINCIPAL de la Fortaleza.

Dibujo de la fortaleza

FORTALEZA (Alcázar y/o Alcazarejo).- Siguiendo lo referido en los Libros de Visitas nos encontramos con esta descripción:

-Planta Baja: Luego llegaron a otra puerta frontera de ésta la cual es de cantería y calicanto con sus puertas buenas y encoradas con su cerrojo grueso y tranca e cerraduras buenas e entran por esta puerta –denominada: “de en medio” desde la que va un callejón hasta otra puerta de cantería encorada con su tranca e cerrojo grueso, e desde esta puerta va otro callejón cubierto hasta dar a una bóveda de ladrillo luenga –larga- para la CABALLERIZA -cuadra- en la que podrán caber 10 caballos con sus buenas pesebreras que está debajo de una CASA DE BÓVEDA con unas puertas de rejería con sus cerraduras, que es casa de bastimento para tener provisiones de la fortaleza e luego, yendo el dicho callejón adelante, a la mano derecha, entran por una puerta a una COCINA, todo ello realizado por D. Juan de la Cueva y del Mercado.

-Planta 1ª: En llegando a la puerta de esta bóveda, a la mano izquierda, sube otro callejón que llega, tras subir unas escaleras, a un patio pequeño y entrando en este patio, a la mano derecha, entra por otra puerta con tres escalones a otro patio en el cual están dos aljibes de agua llovediza, un ALJIBE para servicio de casa y otro ALJIBE que le tenían cerrado con yeso y a buen recaudo –seguridad- de muy buen agua –“el uno para gastar y el otro para beber”- A la mano izquierda sube otro callejón que llega, a un patio pequeño y encima del citado arco y cobertizo, como entran en el dicho CALLEJÓN o corredor entran a un PATIO LADRILLADO que tiene vista sobre la villa, e por el dicho patio entran a una IGLESIA –y/o Capilla- de la advocación de Santa Marta para decir misa, con su ALTAR y en la PARED donde está el dicho altar está pintado un crucifijo y la imagen de Nuestra Señora de Santa Marta, todo ello bien aderezado y la Iglesia limpia, blanqueada y pintadas en ella muchas devociones. Cubierta de madera tosca y cañizo e bien tejada, bien reparada –a fecha de 1509-. Desde esta Iglesia suben a una CÁMARA PARA GENTE y al cabo de la Iglesia está un corredorcito de yeso para mirador a la villa”. E luego subieron a otros dos terrados altos que salen hacia las atalayas, en los cuales está una CÁMARA PARA GENTE y 1 GARITA de yeso. Luego más adelante de los ALGIBES –bien reparados en 1509- por el dicho callejón entran a un MIRADOR que sale sobre la villa, el cual está cubierto de su madera tosca, e yeso y en el dicho mirador, a la una parte, está una CÁMARA PARA DESPENSA, con una puerta de madera, cerrada, PARA TENER VINO Y PROVISIONES DE CASA, en la que hay 20 tinajas -17 tinajas de tener vino-, la cual en 1509 la describen los Visitadores así: “En el dicho patio, así frontero como entran, está una CASA que sirve de BODEGA en que hay 43 TINAJAS de tener vino y aceite. Dijo el alcaide que eran del Comendador. La BODEGA ES ENCAMARADA. Suben por el mismo patio por una escalera a la CÁMARA que está sobre la BODEGA. Hay en la dicha cámara cosas de servicio de la CASA DEL COMENDADOR”. Y luego, junto con esta despensa, a la mano izquierda del dicho MIRADOR está otra CASILLA con su puerta bien aderezada por la que se entra a una SALA BAJA pequeña, que llaman Sala de las Armas, donde se guardan las necesarias para la defensa de la fortaleza3. Por el dicho mirador entran a dos piezas grandes que están debajo del aposentamiento principal de la casa, que sirven de caballerizas. Y por allí entran al ADARVE donde está una GARITA NUEVA que el comendador D. Luis de la Cueva había hecho, en el que están las velas –los Vigías-, tal y como le fue mandado por los visitadores pasados. Hay en esta sala de armas una CHIMENEA buena –en 1480- chimenea maltratada -en 1494- chimenea caída -en 1498- e al otro cabo está una CÁMARA para cebada con sus puertas y de frente de la puerta principal de esta sala está otra CÁMARA CASA PARA PANADERÍA, con sus trojes –para el trigo-, en que está una ATAHONA –Molino de cereales- y 2 MOLINOS DE MANO –y/o de brazo- BUENOS CON SUS ATAVÍOS –cosas necesarias para su uso-. De esta sala entran por una puerta que va a una TORRE –rectangular- en que esta un MOLINO muy bueno y encima de él, en lo alto, está un TERRADO –Terraza-. Subiendo de este molino está una escalera por donde suben a la dicha torre. Encima de este terrado de esta torre están dos GARITAS e una necesaria, la mayor parte de la cual hizo el dicho D. Juan de la Cueva. En esta torre está un ALHORÍ –Granero- para tener trigo. Por el dicho mirador entran a dos piezas grandes que están debajo del aposentamiento principal de la casa, que sirven de caballerizas.

Planta 2ª: E luego, del dicho mirador, suben por una escalera a un corredor cubierto y dar al segundo patio donde se encuentra la CASA con sus puertas buenas para amasar o Casa para panadería con sus trojes y la dicha Sala de Armas, la cual hizo el dicho comendador: suben luego desde ese patio por una ESCALERA y en el medio de esta escalera a una vuelta está una CÁMARA donde el comendador D. Luis de la Cueva y San Martín tiene las armas de su persona. Luego por esta escalera entran por una puerta a una TORRE. A la mano izquierda de la entrada de esta puerta está una CÁMARA PEQUEÑA PARA SERVIDUMBRE DE CASA –Despensa- y a la mano derecha de la entrada está una CHIMENEA y más adelante está una VENTANA con su REJA DE HIERRO que sale al campo. Luego más adelante entran a una CÁMARA –habitación- e en esta cámara está otra RECAMARA para tener trigo –granero, en este caso; aunque por lo general se trata de un vestidor, si se trata de una habitación destinada a dormitorio- y luego más adelante entran a otra CÁMARA MUY BUENA que cae sobre un CUBO que hizo el dicho comendador, D. Juan de la Cueva. Por esta entrada primera de esta torre, por una escalera que a los tres escalones de ella entran a una CÁMARA a la mano derecha, donde duerme el Comendador, tiene una VENTANA que sale al patio primero -¿Patio del Castillo?-. E luego suben por esta ESCALERA a un corredor que está sobre el PORTAL ya dicho, el cual hizo el dicho Comendador, con sus BARANDAS DE MADERA, y a un cabo –final- de ese CORREDOR está una CÁMARA de zaquizamí –techo de cielo raso- de yeso blanqueada, todo lo cual hizo el dicho Comendador (D. Juan de la Cueva, con suelo de yeso4, denominada en 1509: SALA GRANDE, con un aparador. Por la dicha sala entran a otra y de aquella a otras 2 CÁMARAS. Está todo bien reparado y al otro cabo del dicho corredor está una SALA blanqueada, y el techo es de zaquizamí de yeso y con una Oratorio –posiblemente ocupando el anterior lugar de la Chimenea-. E al cabo de esta Sala está una CÁMARA con un RETRETE y una ESCALERA que entra a un buen ENTRESUELO, y de esta cámara entran a otras 3 CÁMARAS, la una tiene debajo un alhelí –planta crucífera que se siembra para adorno, debido a sus vistosas flores y de grato olor-. Y adelante de estas cámaras está una CÁMARA PEQUEÑA con una CHIMENEA y de esta cámara entran a otra CÁMARA MUY BUENA CON UNA CHIMENEA, y de esta cámara entran a otra CÁMARA muy buena, todo lo cual ha hecho el dicho Comendador. Suben por esta escalera a encima de esta TORRE e del dicho CUBO: TERRADOS ALTOS desde donde se defiende la fortaleza, en los cuales están unas CÁMARAS para DORMIR GENTE –cuerpo de guardia- y un ENTRESUELO, y estos TERRADOS tienen un PRETIL DE TAPIAL SIN ALMENAS, y a las dos esquinas 2 GARITAS –de vigilancia- de yeso, que hizo el dicho comendador D. Juan de la Cueva y de Mercado.

De todo ello, con la ayuda inestimable del dibujante D. José Ignacio Fernández Martos, a quien agradezco su cooperación, nos da como resultado la imagen “aproximada” de cómo era la fortaleza de Bedmar en el siglo XVI, sede de los Comendadores de la familia de la Cueva en la Orden de Caballería del Señor Santiago entre los años 1464 y 1563:

FUENTE: CRONISTA

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje