LES HISTORIES DE FIDALGO -MACARRACA AL ZORONGOLLO COLUNGUES CON INTERMEDIO DE COJONDONGO.

POR JOSÉ ANTONIO FIDALGO SÁNCHEZ, CRONISTA OFICIAL DE COLUNGA (ASTURIAS).

En tiempos del verano extremeño los pastores, labriegos, segadores,… aliviaban sus calores y saciaban su sed a base de una bebida refrescante elaborada con agua del botijo, aceite, vinagre, ajo machacado y sal. La denominaban MACARRACA.

Como sí refrescaba pero no alimentaba, optaron por disminuir la cantidad de agua e incorporar sopas de pan asentado obteniendo una especie de puré ligero «enriquecido» con un aporte de pimientos, tomates y cebollas picado en menudo.

Y así surgió el COJONDONGO.

Y si se modifica el COJONDONGO transformándolo en una ensalada fresca a base de pimientos rojos y verdes asados, tomates, cebolleta, huevos cocidos, aceite AOVE, vinagre, sal y algo más a discreción… pues ya tienen ustedes el ZORONGOLLO o ZARANGOLLO extremeño o salmantino, que es diferente del murciano.

Un servidor de ustedes, colungues y amante de lo extremeño (máxime si se trata de Monterrubio de La Serena), decidió «asturianizar» el zorongollo con el añadido de «un algo de nuestros mares norteños». Y este fue nuestro ZORONGOLLO A LA COLUNGUESA :

1.- En una sartén con aceite pochamos unas tiras de pimiento rojo, pimiento verde y unos aros de cebolla.

Reservamos.

2.- Troceamos en dados grandes unos lomos de bacalao (desalado previamente). Rebozados en harina y huevo batido los freímos en aceite. Reservamos.

3.- En el aceite de fritura del bacalao freímos al ajillo unos langostinos medianos.

Mientras tanto abrimos al vapor unos mejillones y unas almejas mediano-pequeñas (cascarines).

4.- En un plato, para ración individual, colocamos 5-6 fritos de bacalao ; encima, pimientos y cebolla pochados y tres langostinos coronando.

Rodeamos con mejillones y almejas alternado sus posiciones.

Bañamos el conjunto con aceite de oliva virgen extra de La Serena y unas gotas de vinagre de sidra asturiana.

Y…! A comer!, que los Reyes (los Magos de Oriente, se entiende) no vuelven hasta el año que viene y nosotros,! quien sabe!, a lo mejor no estamos para recibirlos.

En la foto tienen ustedes la «realidad» de nuestro zorongollo. Si intentan su preparación nos gustaría conocer sus opiniones.

FUENTE: https://www.facebook.com/LesHistoriesdeFidalgo

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje