¿QUÉ SERÁ DEL IDIOMA ESPAÑOL?

POR ANTONIO VERDÚ FERNÁNDEZ, CRONISTA OFICIAL DE JUMILLA (MURCIA).

Fachada de la Real Academia Española

Todo el mundo sabe que el español y el chino son los idiomas del futuro, por aquello del número de hablantes que existen en el mundo que utilizan, bien el español o bien el chino.

Pues en España, como la Constitución dice que hablamos castellano, en España, es el único país que no se habla español. En el resto del mundo hispano sí lo hablan, y como decía aquel, “a mucha honra”. Por lo que yo también me siento uno de ellos.

Decir por qué en España hablamos castellano y no español, nos viene desde que se comenzó a redactar la Constitución de 1978, y empezaron los separatistas a imponer sus fobias al nombre de España y lo español. Y desde entonces:

Ese es el panorama que tenemos presente en todos los medios de televisión, radio, prensa, y lo más triste hasta en las escuelas, y gente que defiende más otro idioma como es el inglés, que a su propia lengua. El “anglicanismo” avanza peligrosamente, que como todos podemos oír y ver en los escritos y programas de todos los medios, ya no se puede hablar o escribir nada sin que digamos algo en inglés, creyendo que con eso tiene mayor cultura que los que solo hablamos en nuestro español, sin pensar que lo que hacen es contribuir al desprecio de la riqueza de nuestro idioma universal.

Es casi imposible seguir algunos programas de cualquier emisora o ver los periódicos, y ya vamos asistiendo, y cada vez con mayor profusión, a utilizar “anglicanismo” esa lengua que por cierto todo lo dice al revés, como por ejemplo nosotros decimos OTAN -Organización de Tratado del Atlántico Norte-, pues ellos dicen NATO -Norte, Atlántico, Tratado, Organización, veis al revés-, o esta otra tan reciente sobre el triunfo del Real Madrid con la Champions League, con lo bonito que suena “Liga de Campeones”; o utilizar el de “Winners”, con lo fácil que es decir “Ganador”, “Triunfador”, “Vencedor”, podemos decirlo con varias palabras, que ellos no tienen. Pero hay tontos que lo prefieren.

Comprenden lo que quiero decir. Desde luego clamo al cielo, o voto a bríos, cuando estás oyendo a los comentaristas, de todos los niveles y acontecimientos, hablar y hablar, y no hacen más que decir palabras en inglés -me figuro que pensando que como es tan “listo” todo el mundo tiene que saber su traducción-, y que eso le hace ser más creíble su intervención. Desde luego, a su madre se le caerá la baba al oír a su hijo decir eso, sin darse cuenta, que muchos no nos enteramos lo que dice -pero que piensa que todos tenemos que conocer su “anglicanismo”, que lo que consiguen es estropear un idioma mejor que el inglés-, y que con esas actitudes, lo único que hacen es degradar nuestro rico idioma.

Claro que no solo se está poniendo el inglés como intruso en nuestro idioma, sino que también lo podemos ver con la inclusión de las lenguas de algunas comunidades, que nos llevan, a oír utilizar la palabra “apreta” en vez de “aprieta”, y que esa mezcla también está llevando a viciar con otras palabras nuestro rico vocabulario, no por tener mayor cultura, sino por no estudiar la lengua más hablada y querer imponer la de una minoría, que todos sabemos que solo la pueden utilizar en su cortijo, sin pensar, que para tener futuro universal, tenemos nuestra lengua, que con todos los avances del idioma, será una de las pocas que se impondrán en el mundo, y que en España, se está haciendo todo lo habido y por hacer, para que el español no se hable con la riqueza que esa lengua nos aporta. Es bueno conocer una lengua autonómica, pero sin dañar la superior que es de todos, como bien dice la Constitución

Bueno y si todo era poco con lo que digo, ahora vienen las podemitas y el socialcomunismo, y ya vamos a tener un idioma tan rico, tan rico -con su inclusión y cambiarlo todo-, que el diccionario tendrá que ser doble, ya que las nuevas palabras tienen que ser con perspectiva o ideología de género y todas esas sandeces que nos están contando, y hay que poner: “hombre, hombra, hombro” -de una palabra hacen tres-; “mujer, mujera, mujero”; “machismo, machisma, machisme”; “jamón, jamona, jamono”. Y así todo. ¡Si todas estas tonterías las llegan a conocer los escritores del siglo de Oro, lo habrían pasado pipa! ¡Qué grandes obras nos hemos perdido con que no llegaran a conocer lo presente! Pero ahora, ahora…  ¡todos los medios a seguir sus instrucciones y hacerles el juego!

Y ya solo les falta adoctrinar a todo el mundo, y para ello, hacen una ley -o lo que sea-, la LOMLOE  para cargarse la escuela tal y como siempre ha existido, y llevar a la des-educación y la total pérdida de conocimientos de los niños, con la perspectiva de género y todas esas tonterías, y en la que incluso no se puede suspender para que no tengan traumas, por lo que consiguen, que los buenos se aburran y los otros campen a sus anchas, intentando imponer su ideología en todos los aspectos. A Sánchez dicen que hay que votar siempre porque es el mejor, aunque odia a España. A VOX es de los malos y son fascistas, porque defienden España. Total, el comunismo y su ideología en su estado puro. Y eso es lo que quieren de vuestros hijos, hijas, hijes, nietos, nietas, nietes… y que todos tienen que ser -a ser posible, y si no también-, de esos de la LGTBI o como sea, que esas letras creo dicen algo así como: Lesbianas, Gays, Trans, Bisexual, e Intersexual. ¡Toma ya! ¡Ese es el progreso de la nueva sociedad! Todo para ir contra el hombre, hombre, y la mujer, mujer. Tiene que ser gato, gata o gate, que a lo mejor también los hay. Pero macho y hembra, nada de nada. Ellos lo prohíben. Y todos, chitón.

Es lo que hay. O soy tonto, y en mi casa no lo saben -que creo que sí-, o hay que cambiar tanta desfachatez, por algo que se preocupen más y mejor en crear puestos de trabajo pata todos; de nuestra jubilación; de la sanidad; del bienestar general de todos; en instruir a nuestros hijos, que no educar en su ideología, ya que esa labor la deben hacer los padres, no lo políticos, como quieren hacer estos socialcomunistas; no tocar la educación; instruir a nuestros hijos, para adquirir conocimientos; enseñar nuestra historia sin complejos; y quitar toda la basura de esa ley exprofesa para los gandules, LOMLOE y LOGSE, o como se llamen, que no premian ni el esfuerzo, ni el talento de nuestros hijos, ni el deseo de superación humana; que no quieren que sepan, ni siquiera que conozcan la regla de tres. Ellos quieren volverlos tontos para manipularlos como hace el comunismo y el sanchismo. Y ellos siguen y siguen… cambiando todo lo que nos quieren imponer de su ideología, que por cierto en Europa, el comunismo y el nazismo están prohibido. ¡¡España es diferente!! -veis esta palabra se puede poner en español-.

O desparece tanta tontería, o la tontería nos hace desaparecer a nosotros.

FUENTE: CRONISTA

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje