CON LA COLABORACIÓN DEL CRONISTA OFICIAL DE SIERO, JUAN JOSÉ DOMÍNGUEZ, PEREGRINOS MADRILEÑOS PERNOCTAN ENTRE PIRAGÜAS ANTE LA FALTA DE UN ALBERGUE

ES LA SEGUNDA VEZ QUE UN GRUPO DUERME ALLÍ EN MEDIO AÑO AMIGOS DEL CAMINO DE SANTIAGO RECLAMA UN ALOJAMIENTO

HUÉSPEDES. Varios de los peregrinos madrileños recién llegados a la nave de El Bayu, a las afueras de la Pola. / FERNANDO CASTRO.

HUÉSPEDES. Varios de los peregrinos madrileños recién llegados a la nave de El Bayu, a las afueras de la Pola. / FERNANDO CASTRO.

La hospitalidad del concejo de Siero con los peregrinos del Camino de Santiago volvió a quedar ayer en entredicho. Una veintena de peregrinos madrileños se vio obligada a pernoctar ayer entre piragüas en las instalaciones del Club Kayak Siero de El Bayu, ante la falta de un albergue en la villa para acoger a la gente que recorre la ruta del norte. Otras veinte personas de la comitiva optaron por alojarse en un hotel como única alternativa.

De nuevo tuvo que ser la Asociación de Amigos del Camino de Santiago de Siero, Noreña y Sariego la encargada de buscarles un techo a estos huéspedes en la gélida nave de El Bayu, situada a escasos metros del cauce del río Nora.

La portavoz de esta asociación de amigos de la ruta jacobea, María Luisa del Val, explicó ayer que acostumbran a llamar siempre a las oficinas de turismo o a los ayuntamientos interesándose por algún albergue de peregrinos u otro espacio público alternativo. En la oficina de Siero les facilitaron información de alojamientos privados, a los que muchos expedicionarios se opusieron por considerar que vulnera el espíritu de austeridad que preside esta experiencia religioso-deportiva.

También dieron el aviso al presidente de la asociación local, Juan Rodríguez, quien contactó con ellos para buscarles alojamiento, en colaboración con el CRONISTA OFICIAL DE SIERO, JUAN JOSÉ DOMÍNGUEZ, que a su vez es entrenador del club de piragüismo local.

No es la primera vez que las instalaciones de El Bayu acogen a peregrinos. El pasado mes de julio, una excursión de 27 vecinos de Portugalete, Amorebieta y Durango corrió la misma suerte y pernoctó en El Bayu al llegar a pie hasta la Pola desde Valdediós y encontrarse sin un albergue.

Desde la asociación que preside Rodríguez lleva años reivindicando un albergue para alojar a los centenares de peregrinos del Camino de Santiago que pasan por Pola de Siero. Aunque se van barajando varias opciones -la casona de San Miguel, un bajo en la futura estación o un local de la Sociedad de Festejos-, no existe aún una actuación firme para dotar al municipio de ese servicio.

FUNDADA DE UN ALBERGUE

Resulta llamativo que Pola de Siero, localidad fundada en torno a una alberguería de peregrinos, no disponga en la actualidad de ese equipamiento. Y es, precisamente, ese origen hospitalario el que mueve a confusión a los peregrinos de hoy en día. «Mucha gente lee en las guías o en internet “Alberguería de San Pedro” y da por hecho que en la Pola hay un albergue», explica Rodríguez.

El presidente cree que es una cuestión de «falta de voluntad política» y recuerda que en el albergue de Sariego durmieron el pasado año casi 800 personas, lo que genera una gran actividad económica en el sector servicios.

Fuente: http://www.elcomercio.es/ – José Zerón

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje