PRESENTACIÓN DE NUEVO LIBRO DEL CRONISTA OFICIAL DE BEDMAR (JAÉN)

POR JOSÉ MANUEL TROYANO VIEDMA, CRONISTA OFICIAL DE BEDMAR Y GARCÍEZ (JAÉN)

En la tarde noche del día 19 de agosto de 2022 tuvo lugar en el Centro Cultural “García Lorca” de Bedmar la Presentación del Libro “Bedmar: del Medievo a la Modernidad.

La Nueva Villa (1409-1860) y el Nuevo Señorío bajo el Linaje de La Cueva (1563-1837), del que es autor el Cronista Oficial de las Villas de Bedmar y Garciez, D. José Manuel Troyano Viedma, quien durante la presentación del mismo agradeció las palabras de elogio hacia su persona realizadas por el Alcalde del Municipio, D. Pablo Ruiz Amezcua, y dar a conocer algunos de los aspectos más notorios del libro, y de forma muy especial de cómo transcurrió la transición del medievo a la modernidad en el nuevo municipio de Bedmar a partir de 1409, tras haber sido destruida la Villa Vieja de Bedmar, por Muhammad VII en 1407, así como del linaje de la Cueva que tanta repercusión tuvo por aquellos años en nuestro municipio, gustando mucho al numeroso público que no se ha querido perder el acto y que fue recompensado con la entrega de la referida publicación.

El acto fue sido presidido por el alcalde de Bedmar y Garciez, D. Pablo Ruiz Amezcua, quien dio la enhorabuena a D. José Manuel por otro magnífico libro que permanecerá para la historia y recuerdo de todo lo acaecido en el municipio bedmarense.El libro está prologado por D. Juan Carlos Castillo Armenteros, Catedrático de Historia Medieval de la Universidad de Jaén y Presidente de la APCO “Reino de Jaén”, cuyas palabras se citan a continuación:José Manuel Troyano Viedma, compañero de la Asociación Provincial de Cronistas Oficiales “Reino de Jaén”, Licenciado en Historias por la Universidad de Granada y Doctor en Historia Moderna y Contemporánea de España y de América, por la Universidad de Córdoba, me solicita que abra con este prólogo su nuevo y excelente libro: Bedmar: del medioevo a la modernidad. La nueva villa (1409–1860) y el nuevo Señorío bajo el linaje de La Cueva (1563–1837).

Desde hace algunos años era conocedor de la prolija creación literaria y científica de nuestro autor, sin ir más lejos, recientemente (2021) tuve el honor de redactar un breve epílogo de su otro libro: La Encomienda de Bedmar en la Orden de Santiago (1313–1837). Con estos fundamentos, puedo asegurar, que con la publicación de esta nueva obra, José Manuel deja casi zanjada la dilatada historia de Bedmar y de su rico Patrimonio Histórico. Por ello, ante estas deferencias, quiero reconocerle públicamente mi más sincero agradecimiento, y sobre todo, mi gratitud por permitidme aprender de estas interesantes contribuciones.

Para un historiador, la tarea de prologar un libro es siempre un grato acontecimiento, y en esta ocasión por partida doble.

En primer lugar por centrarlo en el amplio trabajo de un gran investigador, cuya pasión por la historia y por su tierra nos está aportando, como he indicado, una significativa producción científica, ofreciéndonos obras de gran interés, que tienen como epicentro diversos hechos históricos que tuvieron lugar en la comarca de Sierra Mágina, y muy especialmente en aquellos ocurridos en los territorios de la Orden de Santiago, posteriormente convertidos en el Señorío de Bedmar.

Y en segundo lugar, por la satisfacción que me produce, como Presidente de la Asociación Provincial de Cronistas Oficiales “Reino de Jaén”, ver culminar con éxito su enorme labor de compilación y análisis crítico de fuentes y referencias históricas, que consagran a José Manuel como uno de los grandes Cronistas Oficiales de nuestra provincia.

Con este propósito ha desarrollado una labor inmensa, reconociendo, durante muchos años, diferentes e importantes centros documentales, en aras de recuperar y estudiar multitud de fuentes escritas y gráficas originales.

Esta considerable labor se ha traducido, como no podía ser menos, en la elaboración de una obra rigurosa, detallista y argumentada, que habrá de ser considerada como fundamental para conocer la historia política, económica y social de este bello municipio de Sierra Mágina. Pero también, fundamental para profundizar en los muchos acontecimientos que tuvieron como protagonista nuestra Comarca, así como en su significativo legado patrimonial. A José Manuel Troyano Viedma hay que distinguirlo como un historiador en plena madurez y absolutamente arraigado en su querida Sierra Mágina, contando en su haber con una amplia variedad de estudios y artículos centrados en su historia, sus costumbres, sus paisajes y sus monumentos, pero también en los personajes y pobladores que impulsaron a esta estratégica zona de la Provincia de Jaén.

Solo hay que ver su extenso curriculum vitae para cotejar que, su pasión por ella, le ha erigido en un divulgador incansable, hasta el extremo que no ha reparado en esfuerzos a la hora de publicar innumerables artículos y ensayos de diversa índole. Y todo ello, en aras de preservar sus riquezas y tradiciones, dejando patente su interés por concienciar a la colectividad de la urgente necesidad de conservar su Patrimonio Histórico.

Un esfuerzo, que sin lugar a dudas, será ampliamente valorado por sus vecinos y habitantes de la zona, a quienes principalmente van dirigidas sus publicaciones, pero también, dada su valía, a ellos tendrán que recurrir investigadores que quieran ampliar sus conocimientos sobre estas temáticas.

La investigación sobre los señoríos laicos y eclesiásticos en el Alto Guadalquivir ha sido un tema analizado de forma muy dispar por la historiografía, y ello pese a que han sido varios los autores que resaltaron la importancia que estos amplios espacios señoriales tuvieron para la Historia de la Edad Media de la Provincia de Jaén.

Este ha sido el caso de algunos de los señoríos establecidos en la comarca de Sierra Mágina, una situación que ha intentado paliar José Manuel Troyano Viedma con su producción literaria, haciendo hincapié en el análisis territorial de las posesiones de estas entidades feudales, principalmente las encomiendas creadas por la Órdenes Militares de Santiago y de Calatrava, o bien por poderosos linajes señoriales.

En la presente obra, su autor, aborda cuestiones que ya se habían esbozado de manera sucinta, analizando con todo detalle los importantes cambios estructurales, políticos y administrativos vividos por Bedmar y su territorio entre los siglos XV y XIX. Insistiendo en temáticas tan interesantes como los elementos defensivos edificados en este territorio tras la conquista castellana, y los cambios que los diferentes avatares bélicos introdujeron en ellos. Abordando paralelamente, el análisis de todas aquellas entidades arquitectónicas que tenían un especial interés económico o social.

En este libro su autor ha construido un relato sencillo, muy didáctico, de gran claridad expositiva, muy en consonancia con la profundidad de sus análisis, hasta el punto de que todo ha sido cuidadosamente revisado y cimentado sobre un importante volumen de fuentes documentales y bibliográficas, las cuales le han ayudado en la interpretación y verificación de sus planteamientos epistemológicos. Para alcanzar los objetivos programados, su autor ha estructurado el libro en cuatro amplios capítulos, de tal manera que en un primer apartado introductorio aborda la evolución estructural del núcleo de Bedmar.

De esta forma, José Manuel Troyano Viedma nos narra la historia medieval de Bedmar, aproximándonos a su emplazamiento primigenio, la villa vieja de al-Matmar, revelando como se estructuró y cuáles fueron sus elementos más representativos. Continua, nuestro autor, con la descripción del nuevo asentamiento de Bedmar y su flamante fortaleza, fundados por la Orden Militar de Santiago en un enclave cercano, pero más acorde con su papel estratégico.

Una consecuencia directa de las devastaciones ocasionadas después de sucesivos asaltos de los ejércitos musulmanes, especialmente el acaecido en 1407, que generó importantes daños en la Villa Vieja, protagonizado por las huestes de Muhammad VII. Su destrucción parcial ponía en evidencia las deficiencias que reunía y su ineficiencia como defensor de los pasos de Sierra Mágina.

Como bien documenta, el cronista oficial de Bedmar y Garciez, esta sería la causa por la cual, a partir de 1419, su comendador D. Luis López de Mendoza, culminaría la edificación de un nuevo alcázar, la denominada fortaleza del Mirador, erigida sobre un promontorio rocoso que ocupa un espolón situado en un extremo de la Serrezuela, el cual dominaría y cobijaría la naciente villa, la cual crecería a su abrigo en la ladera de la Peña Marta. Tras este episodio, nuestro autor nos adentra en la historia de la Orden de Santiago, una de las instituciones feudales que, junto a la Orden de Calatrava, desempeñaron un importante protagonismo en el proceso de conquista de la Alta Andalucía.

En este cometido, José Manuel Troyano Viedma rememora todos aquellos elementos erigidos por la Orden para la gestión y explotación de su señorío, a la vez que nos adentra en los entresijos políticos, administrativos y económicos de esta importante institución feudal, desengranando de manera pormenorizada todos los acontecimientos históricos protagonizados por la Orden de Santiago en la Encomienda de Bedmar.

En una segunda y tercera parte, centra sus reflexiones en la exposición detallada y en el análisis de la documentación, que constata el interesante proceso de enajenación de los bienes de las Órdenes Militares por parte de la Corona y el inicio por tanto de la desarticulación de los señoríos santiaguistas, y entre ellos el de la Encomienda de Bedmar a finales del siglo XV y la primera mitad del siglo XVI, para la conformación de un considerable señorío en manos del ilustre linaje de la Cueva.

Finalmente, en un último capítulo, el cual junto al anterior, conforman la mayor entidad de toda la obra, debido a la amplia cantidad de datos y fuentes cotejadas, el Dr. Troyano Viedma aborda la conformación del importante señorío jurisdiccional del linaje castellano de la Cueva, pasando por su conversión en el Marquesado de Bedmar en 1614. A lo largo de sus páginas se nos muestra la proyección internacional de esta señera dinastía nobiliaria, sus proyectos políticos, sus alianzas y desencuentros, etc., un proceso arduamente documentado a través de innumerables referencias textuales.

Este libro además cuenta con un valor añadido, el aparato gráfico que acompaña al texto, especialmente elegido y cuidado por su autor, el cual contribuye a ilustrar y esclarecer con todo detalle sus propuestas y argumentos. En este marco nos aporta unos espléndidos elementos instrumentales, en muchos casos tremendamente explicativos de los elementos patrimoniales de Bedmar y de los Señores que la intitularon.

Cabe por tanto concluir reiterando nuestras felicitaciones a José Manuel Troyano Viedma por esta magistral obra, incidiendo en que nos encontramos ante un libro de referencia, un excelente estudio que nos sumerge en el apasionante devenir histórico de uno de los municipios más señeros de Sierra Mágina, un ámbito espacial fronterizo muy complejo y repleto de hechos, en el que se desarrollaron algunos de los acontecimientos históricos más importantes de los acontecidos en el Alto Guadalquivir en la Edad Media.

FUENTE: JOSÉ MANUEL TROYANO VIEDMA

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje