LOS MERCADOS PREHISPÁNICOS. LA ECONOMÍA Y EL COMERCIO

POR MANUEL GONZÁLEZ RAMÍREZ, CRONISTA OFICIAL DE ZACATECAS (MÉXICO)

Hoy en día nos sorprende y hasta causa cierta indignación para muchos que en un país gigante de Asia se coman los perros y todo lo que se mueva…

Y aunque yo no soy partidario de tales opciones alimenticias, no olvidemos que aquí, en el mundo prehispánico y en los primeros años de la época virreinal, era común ver en los mercados los puestos de venta de perritos comestibles.

Por ejemplo, cuando los conquistadores españoles vieron la plaza donde se colocaba el mercado de Tlatelolco quedaron asombrados por la cantidad y la calidad de productos que ahí se intercambiaban.

Bernal Díaz del Castillo, cronista de la conquista, relata como se vendían miel y una golosinas que el llama “muégados”, perritos comestibles, mantas, pieles de animales, cuchillos y navajas de piedra que ahí mismo tallaban los artesanos, cerámica utilitaria y de lujo, y esclavos destinados al trabajo o al sacrificio.

Habla también de los jueces del mercado y del orden y concierto que había en el mercado y lo compara con las ferias que se hacían en Medina del Campo, de donde era originario, “…donde se hacen las ferias, que en cada calle están sus mercaderías por sí, así estaban en esta gran plaza”. Maqueta del mercado de Tlatelolco. Sala Mexica, Museo Nacional de Antropología.

Texto:

– Kenneth G. Hirth. Foto: Oliver Santana / Raíces. Arqueología Mexicana, núm. 122, p. 33.

https://arqueologiamexicana.mx/…/los-mercados…

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje