LES HISTORIES DE FIDALGO-CIENCIA DE FRAILES Y REMEDIOS CASEROS.-

POR JOSÉ ANTONIO FIDALGO SÁNCHEZ, CRONISTA OFICIAL DE COLUNGA (ASTURIAS)

Por lo que oigo decir y contar , en estos días finales de agosto hay en mi pueblo «andanciu» de diarreas estivales , no sé si debido al contraste de la calor que se soportó y de la invernada que ahora sufrimos.

Comentando esto con un «ensalmador» amigo me dijo : «Lo mejor pa estos casos ye dieta , un fervinchu de manzanilla de prau y un vasin moderau de licor de andrinos, que en Navarra llamen pacharan , o de licor de guindes»

¿ Me creerán si les digo que fue «abrir el Facebook» y encontrar una foto de endrinas (prunos andrinos en Colunga) recolectadas en Caso (Asturias) , realizada por don Francisco Poli Miguel?

Así que me dije : «Hoy toca hablar de pacharan navarro y de su «alternativa asturiana , que es el licor de guindas».

Vamos a ello.

La palabra PACHARAN proviene del euskera «basa»(silvestre) y «aran» (ciruela) y define al fruto del endrino (Prunus spinosa) , llamado endrina con el que , por maceración en aguardiente anisado, se elabora el licor de ese nombre.

Las endrinas , frutas pequeñas de color azul-violaceo, gozan de varias propiedades medicinales : son digestivas , antioxidantes , ricas en vitamina C y en minerales , estimulan el ánimo y favorecen «la función erectil»

Eso explica que en la boda , en 1415, de don Godofre de Navarra ( hijo «habido de ganancia» del rey navarro Carlos III el Noble) con la ricahembra doña Teresa de Arellano se sirviera PACHARAN en los postres ; licor elaborado por monjes benedictinos y amigos del rey que , por cierto , «hubo más hijos de ganancia».

No , si ya lo decía el Arcipreste de Hita en su Libro de Buen Amor : » dos son las cosas que mueven el mundo : la una , el haber mantenencia ; la otra , el haber yuntamiento con fembra placentera».

¡Vaya ! Que el navarro don Carlos III actuó como lo hizo don Alfonso VII con la ovetense doña Gontrodo Petri , fundadora del monasterio de la Vega, de Oviedo :

«…Rápido como un cohete

puso cerco a la señora

y al cabo de media hora

era ya de Alfonso Siete».

Bueno , bueno , bueno…

Pues si los benedictinos navarros y sus vecinos riojanos y aragoneses optaron por las endrinas para la elaboración de sus licores , los frailes franciscanos apostaron por las GUINDAS , fruto del guindo , Prunus cerasus , (en Colunga, la guindal) , también llamadas cerezas agrias y cerezas silvestres.

Las guindas , de color rojo brillante y sabor dulce-agrio , son diuréticas , antioxidantes , digestivas , elevan el tono vital , antiinfecciosas, y (que yo sepa) no son afrodisíacas.

El licor de guindas se elabora por maceración de guindas en aguardiente anisado y «algún secreto más » que no cuentan sus elaboradores.

Yo ¿ qué quieren que les diga?

Soy «guindadicto» fiel del LICOR DE GUINDAS que elabora en COLLERA ( Ribadesella) la empresa DESTILERIA «LOS SERRANOS».

Y cómo yo no sé el truco de su elaboración pues …a comprarlo a la tienda.

En fin. Disfruten del verano. Si padecen dolencia intestinal , manzanilla de prau y licor riosellano de guindas. Y si no la padecen, degustan un buen menú en Lastres mirando al mar rematando con una copichuela de anís de guindas.
De «Los Serranos» , por supuesto.

NOTA.- Las fotos lo explican perfectamente. La de endrinas es autoria del Sr. Poli Miguel

FUENTE: https://www.facebook.com/LesHistoriesdeFidalgo

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje