PRIMERA EXALTACIÓN DE LA CRUZ, PRIMER PREGONERO GABRIEL CARCELÉN LÓPEZ,

POR MANUEL LÓPEZ FERNÁNDEZ, CRONISTA OFICIAL DE VILLANUEVA DEL ARZOBISPO (JAÉN)

 

Hermano-Mayor-sacerdote-cronista-pregonero-pianistas

La nueva Junta Directiva del Cristo de la Vera-Cruz, presidida por Esteban López,  junto con el párroco de la localidad, Juan Carlos Córdoba, han iniciado  varios proyectos  para darle difusión y si es posible aumentar la devoción a la imagen del Cristo  de la Vera-Cruz, que realizó Mariano Benlliure.

Uno de los primeros acuerdos fue celebrar el pregón de Exaltación a la Cruz, el catorce de septiembre. Son varios los actos que se han realizado, pero hemos de destacar la invitación para que realizará esta vez primera, el  pregón, el que ha sido numerosos años Hermano Mayor, Gabriel Carcelén López que aceptó esta responsabilidad.

En la iglesia  se presentó el trío de Cámara “Vera-Cruz”, que acompañó en determinados momentos el acto.  Junto al Cristo, se colocó la imagen de la Virgen de la Encarnación, obra de Domingo Sánchez Mesa. La Eucaristía fue oficiada  por el párroco y  presidida por  el Hermano Mayor.  En su homilía el párroco destacó el papel que ha tenido la cruz en la humanidad, desde que Cristo murió en ella.

Al finalizar la Eucaristía, se trasladaron al antiguo Casino, para que en la serenidad y belleza de su patio  tuviese lugar  este Pregón. Junto al estandarte de la Cofradía, se colocó la cruz de madera, tallada y firmada por Mariano Benlliure.

El párroco dio las gracias a la Cofradía y al pregonero, habló sobre la exaltación y finalizó con el rezo de un Padre Nuestro. El Hermano Mayor  dio la bienvenida a todos los asistentes religiosos, cofradías,  representantes de la Cooperativa que lleva este nombre, representantes municipales.

Manuel López, cronista oficial de la localidad, presentó al pregonero. Destacó su aspecto biográfico, el nacimiento e infancia, de ambos en la calle Parras, los recuerdos escolares de Gabriel, estudios y su actividad en el Ayuntamiento de la localidad, durante largos años.

En el aspecto cofradiero destacó su implicación siempre primero como cofrade y posteriormente durante  varios periodos como Hermano Mayor, al que sucedió su esposa María del  Carmen Fraile. Recordó la  labor realizada, como la restauración del Cristo de la Vera-Cruz, la adquisición del trono para portarlo, así como el de la Virgen de la Encarnación: la restauración del retablo y las obras concedidas por el Proder para las urgentes obras en la iglesia de la Vera-Cruz; la adquisición de un local para Casa de Hermandad, la asistencia de la imagen a la Magna Exposición Diocesana en Jaén… numerosos los motivos para que  la nueva Junta Directiva, nombrase a Gabriel como Primer Pregnero.

En distintos momentos intervinieron alumnos de piano de la Escuela de Música “La Moraleja”, con varias piezas musicales. 

El pregonero agradeció las palabras que se habían dicho sobre él y su nombramiento para el acto y agradeció la presencia de representantes de Cofradías, Corporación, entidades y vecinos.

Reseñó la historia de la Cruz, desde Constantino y los continuos traslados que realizó la Cruz, hasta llegar al 14 de septiembre, en que fue llevada a Jerusalén. La definió como fruto de la libertad y del amor de Jesús, que ha querido mostrarnos su solidaridad para compartir nuestro dolor y hacerlo redentor. “Sube a mi cruz. Yo no me he bajado de ella todavía” dice el señor a San Juan de la Cruz.

Continuó con la gran obra de Mariano Benlliure, el Cristo de la Vera-Cruz y cómo realizó la firma en la cruz  de madera, ya que había una cruz de plata, del anterior  Cristo.

Mostró su orgullo al marchase de la Cofradía tras 25 años de entrega y servicio a su pueblo, la colaboración y ayuda de su mujer, que también vivió siete años como Hermana Mayor,  y agradeció el apoyo recibido durante este tiempo, económico y en tareas físicas por parte  de numerosos amigos  y vecinos. 

Finalizó con Vivas al Cristo de la Vera-Cruz y a la Sagrada Cruz de Cristo, entre el fuerte e intenso aplauso y felicitaciones  de todos los asistentes.

Posteriormente el Hermano Mayor, le hizo entrega de una cruz tallada, obra del artesano Tomás Peña; otra cruz se le entregó al matrimonio de Pepi y Maxi, por su intensa entrega al Cristo y a la Cofradía; otros detalles se entregaron al Cronista y alumnos de la Escuela de Música, por su actuación. Foto: Cultura

FUENTE: M.L.F.

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje