LES HISTORIES DE FIDALGO-UN ROSARIO DE HONOR EN SAN JUAN DE DUZ.

POR JOSÉ ANTONIO FIDALGO SÁNCHEZ, CRONISTA OFICIAL DE COLUNGA (ASTURIAS)

Es Duz una de las 13 parroquias que alberga el concejo asturiano de Colunga , englobado en la llamada Comarca de la Sidra.

Este concejo se ubica en la zona centro-oriental asturiana, en límite al norte con el mar Cantábrico (playas de Lastres, de La Griega, de la Isla…) y al sur con la sierra de El Sueve cuya cima más alta es el Picu Pienzu (1 160 m de altura) ; la cumbre más alta de la España Peninsular más próxima al mar (5 km en horizontal).

Duz , por su parte, limita al norte con el mar (playa de La Griega y acantilados de Huerres) y comprende tres entdades de población : Huerres , San Telmo-La Poladura y SAN JUAN. La parroquia se acoge a la titularidad de SAN JUAN BAUTISTA , si bien es la devoción a la VIRGEN DEL ROSARIO la que predomina sobre esta titularidad y la que , en cierto modo, «condiciona» las celebraciones festivo-religiosas parroquiales

.Cabe señalar que Huerres, por su parte, venera a Santa Catalina de Alejandría y La Poladura a San Telmo.

Un detalle popular y curioso : Esas tres entidades de población , a la hora de festejar a la Virgen del Rosario, «dividen» sus programas festivos en dos «bandos rivales» : uno, el de San Juan-La Poladura y otro , el de Huerres.

Yo natural de San Juan, pues eso ; pero como Cronista Oficial de Colunga destino mi atención «ad modum unius» a toda la parroquia porque San Juan Bautista y la Virgen del Rosario protegen a todos por igual.

Bueno , bueno , bueno…

Desde hace unos años «el bando San Juan-La Poladura» diseñó , en honor de la Virgen del Rosario, procesionar por el pueblo de San Juan, durante el atardecer-noche del viernes anterior a la fiesta (primer domingo de octubre), rezando el Santo Rosario , con las luces de los caminos y de las casas apagadas, alumbrando el recorrido con velas encendidas en las puertas, ventanas y linderos por donde se procesiona. Denominan este acto como ROSARIO ENTRE QUINTANAS y ROSARIO DE LAS LUCES.

Pero aún hay más.

El rezo del Rosario finaliza en el interior del templo parroquial ; una preciosa construcción de «toques» asturianos , financiada por la familia Montoto -Hernández (don Luis y doña Concha , su hijo don Tomás y su esposa doña Carmen) en la década de 1920.

El «broche de oro» lo pone la concesión del ROSARIO DE HONOR a una persona o entidad que por sus cualidades de entrega y servicio a la sociedad haya destaca en su labor dentro del concejo colungues.

Este servidor de ustedes , «sanjuanín de toda la vida» , tiene el honor de presentar en «breve discurso o prédica» las cualidades del galardonado.

En esta edición 2023 el ROSARIO DE HONOR le fue concedido al sacerdote ,párroco que fue de la villa de Colunga, DON SEGUNDO FERNÁNDEZ ARIAS ; ejemplo de hombre bueno , servicial , entregado a su labor pastoral y , por sobre todo, un verdadero «siervo de los siervos de Dios».

Mi discurso-presentación del galardonado , al que me une una amistad entrañable, lo basé en tres ideas que , a mi entender, definen la personalidad de don Segundo :

1.- La reflexión y consejo que santa Angela de la Cruz, sevillana, daba a sus monjas : «En cuestiones de amor, servicio y entrega a los demás siempre conviene pasarse un «poquiyo» :

2.- El pensamiento de Paul Claudel , poeta francés y católico ferviente : «Procuremos ser para los demás como ese atajo que una vez que se utiliza, depués se olvida»

En definitiva , lo que decía un amigo mío «casi obispo» : «Si te hacen un favor, agradécelo toda tu vida ; si eres tu quien hace el favor, procura olvidarlo al momento.

3.- La sentencia atribuida a Confucio y luego trasvasada a Lao-Tse en su Tao.te-King : «Las religiones son muchas pero la verdad es sólo una : y es que TODOS SOMOS HERMANOS».-

En resumen : lo que nos decía aquel coadjutor organista de Colunga, don Francisco Suárez Bustillo : «Mira, hijo, el día de mañana no tienes que ser ni cura, ni médico, ni carpintero, ni labrador… tienes que ser BUENA PERSONA, BUENA PERSONA»

Y remataba su consejo con un par de coscorrones llenos de cariño.

Así es don Segundo Fernández Arias a quien el numeroso público asistente aplaudió con fuerza y con gratitud.-

Y como es costumbre en este Rosario ,»después de la misa, a la mesa» . Unas dulcerías (galletas, bizcochos…) y un «copetús» de vino dulce (al que antes llamábamos «vino de Misa» dieron remate final a una fiesta de convivencia.

¡Felices fiestas del Rosario a todos los parroquianos de Duz!

FUENTE: https://www.facebook.com/LesHistoriesdeFidalgo

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje