LA MÉRIDA ROMANA

POR JUAN FRANCISCO RIVERO DOMÍNGUEZ, CRONISTA OFICIAL DE LAS BROZAS (CÁCERES)

 

Margarita Xirgú en el teatro romano

El periodista ha ido a la ciudad romana de Mérida como miembro de número de la Academia Extremeña de Gastronomía para entregar los premios a destacadas personalidades del sector de la buena cocina extremeña, donde al final hubo un rico y amplio cóctel con tapas de lo mejor de la gastronomía regional, tales como el famoso jamón de cerdo ibérico, de la denominación de origen Dehesa de Extremadura), caramelo crujiente de queso de La Serena, patatas revolconas con pimentón de La Vera y sus torreznos, mini pita con Corderex marinado en sal de yogur con hierbas aromáticas, ravioli crujiente con cabrito de Extremadura, morros de vaca extremeña entomatados en pan brioche, tarta de queso con frutos del bosque y mini macarones con crema de miel de las Villuercas y de los Ibores.

Pero no hemos venido aquí a hablar de gastronomía, sino de la preciosa ciudad romana de Mérida, capital de la región ibérica de la Lusitania del Imperio Romano, que abarcaba buena parte de Portugal y que está declarada ciudad Patrimonio de la Humanidad. Antiguamente se llamaba Augusta Emérita, fundada en el año 25 antes de Cristo por los soldados eméritos, ya retirados, del ejército imperial romano.

Y qué hay que ver en esta ciudad tan antigua. Sin duda alguna el teatro romano, que es el verdadero símbolo de Extremadura, ya que en él se viene representando cada verano desde 1933 un festival de teatro clásico greco latino, y que lo estrenó la actriz Margarita Xirgú, en presencia del entonces presidente de la II República española. Su resonancia es tal que no se necesitan altavoces para que los 6.000 espectadores puedan escuchar las representaciones.

Allí mismo está el anfiteatro que era el lugar donde se celebraban las luchas de los gladiadores. Tiene forma elíptica y una cabida para 15.000 espectadores. También es del siglo I antes de Cristo.

 “Si uno quiere saber de Roma que venga a Mérida” le dijo en plan broma el Rey Juan Carlos al entonces presidente de la República de Italia cuando ambos inauguraron el precioso y magnífico Museo Romano de la ciudad, donde se conservan verdaderas joyas del mundo hispano – romano.

Hay muchísimas cosas más que ver en Mérida (El templo de Diana el arco de Trajano, el acueducto de los Milagros, el puente y circo romanos …), pero si uno quiere comer bien, vaya al restaurante Tuétano, abierto hace tan solo un año y ya premiado por la Academia Extremeña de Gastronomía, por su buen hacer en la cocina. En su bodega se pueden ver unas ruinas romanas. ¡Buen provecho!

Para ver todo el reportaje en el programa «En Directo» que se edita desde los Estados Unidos picar este enlace:

https://youtu.be/WkkgOsXtPpQ?si=7ylyansPraIaRdkO

FUENTE: https://reportajesendirecto.blogspot.com/2023/12/la-merida-romana.html?m=1

 

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje