MÚSICA EN LA TORREVIEJA DE 1907: PASACALLES, VERBENAS Y BAILES DE SALÓN (II)

POR FRANCISCO SALA ANIORTE, CRONISTA OFICIAL DE TORREVIEJA

Banda de música ejecutando un concierto en el templete instalado en el paseo de Vista Alegre.

Banda de música ejecutando un concierto en el templete instalado en el paseo de Vista Alegre. / FOTO: A. Darblade, colección Fco. Sala

Como quedó escrito la pasada semana comprobando la exitosa y brillante campaña artística que obtuvo la Banda Municipal de Orihuela en los días de la Feria de San Jaime en y en el recibimiento de la infanta Isabel, el Ayuntamiento de Torrevieja prorrogó a un día más el contrato, para que continuara amenizando agradables verbenas en el paseo de Vista Alegre, regresando a Orihuela el martes 30 de julio de 1907.

El sábado, 3 de agosto, en el tren de la noche, atestados de viajeros y con media hora de retraso, llegó a Torrevieja la banda de música ‘La Infantil’ de Almoradí, contratada hasta el día siguiente, domingo, por la noche.

En el Casino comenzó, miércoles, el 7 de agosto, por la noche, la celebración de los bailes organizados por jóvenes de la colonia veraniega. Se bailaron vals y rigodones, con el salón y la terraza muy concurrida.

El sábado, día 10, llegó a Torrevieja la banda de música de Callosa, que el año anterior había dejado muy gratos recuerdos por la maestría, el gusto y la afinación con que interpretó las obras musicales.

El alcalde Rafael Sala García y su esposa Josefa Mínguez Serrano.

El alcalde Rafael Sala García y su esposa Josefa Mínguez Serrano. / FOTO: A. Darblade, colección Fco. Sala

Y el lunes 12, se celebró en el Casino el segundo baile de la temporada, estando tan concurrido como el anterior, aunque los organizadores tuvieron que vencer algunos pequeños inconvenientes ayudados por Rafael Sala García, alcalde entonces de Torrevieja.

A las diez de la noche, numerosas mujeres ocupaban los amplios salones del Casino torrevejense que, como correspondía a las grandes solemnidades, estaba profusamente iluminado.

El maestro Capellín.

El maestro Capellín. / Diario ‘El Pueblo’

El maestro Capellín fue el encargado de arrancar al piano dulcísimas y armónicas notas, a cuyo compas recorrieron el salón las danzarinas parejas; ellos seguramente deslizando en los oídos de las señoritas bellas frases galantes, amistosas y de amor; y ellas, sorprendidas, quizá ante inesperados asaltos, ruborizadas, anhelantes, abandonándose en los brazos de sus parejas. Luego el baile de cuadro, el insustituible rigodón con sus complicadas y raras figuras, con sus elegantes y evolutivos compases. En el incomparable marco del salón principal del Casino sólo se respiraba poesía, alegría, dulzura, amor…

Baile y fiesta de sociedad en la explanada del Casino. / A. Darblade, colección Fco. Sala

Baile y fiesta de sociedad en la explanada del Casino. / FOTO: A. Darblade, colección Fco. Sala

Entre las jóvenes se encontraban las señoritas de Conchita Echevarría; Rosario Sanjurjo; Soledad y María Bueno; María del Pilar Austrán; Angelita Herrero; Carmen y Pura Hernández Montesinos; Manuela, Carmen y Josefa Alcázar; Trinidad y Amalia Girona; Concha Murcia; Pilar Soler; Serafina Amaliach; además de las señoritas García Bao, Oltra, Chapaprieta, Sevilla, Castro, Ballester, Talavera, López Vinader, y otras muchísimas más. La señora de Hernández Montesinos, la viuda Murcia; los señores Castro; Girona; Lorenzo y Anastasio Ballester; Villaplana; Alcázar; Mazón; González; García Bao; y Austrán.

El baile resultó brillantísimo y duró hasta las primeras horas de la madrugada. Hora fatal en que las mamás daban la voz de ‘¡ya es tarde!’, lo que en buen castellano se entendía como ‘cada mochuelo a su olivo’.

En invierno también era frecuente la celebración reuniones y bailes en el Casino, así, el domingo, 16 de noviembre, tuvo lugar uno de ellos al que asistieron las señoritas María Gil, Obdulia Moreno, Joaquina Salinas, Anita Bernabé, Joaquina Chapaprieta, Rita Cardona, María y Leonor Bru, Conchita Bocio, Paquita Bernabeu y otras muchas, así como numerosos caballeros. El baile estuvo bastante animado.

Y con los compases de los bailes del Casino doy por finalizado el melódico año 1907 y, como decía el maestro, ‘nos vamos con la música a otra parte’.

Fuente: Semanario VISTA ALEGRE. Torrevieja, 3 de diciembre de 2011

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje