SAN CEBRIÁN AVANZADILLA

POR HERMINIO RAMOS, CRONISTA OFICIAL DE ZAMORA

San Cebrián de Castro (Zamora).

San Cebrián de Castro (Zamora).

No hay duda, San Cebrián de Castro, ese hagiotopónimo cargado de historia hasta las mismísimas orejas, ha dado un salto de atleta olímpico y con una visión muy actualizada y muy clara hacia el futuro. Ha formado y consolidado un trío, contando con Villaveza y Cabañas de Sayago, enlazando diferencias ambientales y paisajes abiertos a otras corrientes y posibilidades. Y así constituye un complejo grupo de explotación del porcino, con arreglo a los más avanzados métodos de explotación de este tipo, lo que a su vez consolida y asegura con toda garantía la explotación, en la que el más exigente encontrará el último avance mecánico y científico en este tipo de negocios. Todo ello con la garantía a la vez de un coordinador con la experiencia y categoría de José Martín Hernández, motor vivo y permanente de este complejo y acertadísima explotación ganadera que hoy, y a la vista del rumbo y triste agonía a la que se está condenando el mundo rural, es una apuesta y una propuesta digna de tenerse en cuenta y estudiarla con atención, dadas las inmensas posibilidades que ese mundo rural ofrece bajo las más diversas formas, y aquí quiero recordar a nuestro inmortal don Luis Chaves Arias que tanto hizo, soñó e inició por ese mundo rural del que todos bajo distintas formas y trabajos, comemos. Hoy frente a esos paisajes llenos de atractivos, y cerca de esas casas amplias y confortables de los fines de semana, se hace imprescindible el levantar esas naves estratégicamente situadas que terminan formando parte viva de ese futuro cargado de oscuridades y silencios peligrosísimos.

Iniciativas variadas de ganados, productos que se ofrecen por el campo con esa libertad y alegría que parecen estar llamándonos constantemente. Y solo cuando hay algún líder como el amigo José Martín, surge el milagro que llama poderosamente la atención, como lo es hoy y en este caso ese salto de las tierras de Cabañas entre dehesas, y tierra del Vino a Villaveza, y reposar en ese santuario histórico de San Cebrián de Castro. Allí las Tierras del Pan anuncian los bordes de las de Campos en una solución digna de figurar en las primeras páginas de toda referencia al campo.

Poco a poco iremos descubriendo en el entorno de esta cooperativa y de estos nombres acercamientos y creaciones de otros tipos, por esa influencia mimética, que enseña, descubre, inquieta y ayuda sin apenas darnos cuenta por esa sencilla influencia que siempre despierta y desata el éxito. Todos lo celebraremos con alegre emoción y esperamos y deseamos que así sea.

Fuente: http://www.laopiniondezamora.es/

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje