EL XXXIX CONGRESO DE LA ASOCIACIÓN DE CRONISTAS OFICIALES DE ESPAÑA CELEBRADO ESTE PASADO FIN DE SEMANA EN CÁCERES NOMBRA POR UNANIMIDAD COMO SOCIOS DE HONOR A LOS CRONISTAS DE MADRID ENRIQUE DE AGUINAGA Y DE LA BAÑEZA CONRADO BLANCO

POR JUAN ANTONIO ALONSO RESALT, CRONISTA OFICIAL DE LEGANÉS (MADRID)

Enrique de Aguinaga con su clásica boina junto al cronista de Leganés en Cáceres.

Enrique de Aguinaga con su clásica boina junto al cronista de Leganés en Cáceres.

En el transcurso de la celebración de la Asamblea General de la Real Asociación Española de Cronistas (RAECO) celebrada este pasado fin de semana en la ciudad de Cáceres, los cronistas oficiales asistentes llegados de toda España decidían por unanimidad adherirse a las peticiones de otros cronistas para apoyar la tramitación en marcha para que la Catedral de Jaén y el Puente de Alcántara (Cáceres) sean declarados por la UNESCO como parte del Patrimonio Cultural de la Humanidad.

Igualmente se decidía apoyar la celebración de las fiestas de la Virgen de las Nieves Patrona de las fiestas de moros y cristianos de Aspe (Alicante).

En esa Asamblea General se secundaba con un largo y cariñoso aplauso el nombramiento como socios de honor de la RAECO o dos cronistas oficiales muy conocidos, admirados y respetados. Uno Conrado Blanco González de la Bañeza y otro Enrique de Aguinaga de Madrid.

Conrado Blanco González (La Bañeza, León, 18 de diciembre de 1921) es un escritor y poeta español, cronista oficial de la ciudad de La Bañeza y es presidente fundador de la Fundación ´Conrado Blanco´.

En 1977 fue nombrado, por unanimidad del Ayuntamiento, cronista Oficial de la Ciudad de La Bañeza. Desde entonces decidió dedicarse solamente a la investigación repartiendo su tiempo entre La Bañeza y Madrid.

El 20 de julio del 2006 recibió la Alubia de Oro como personaje bañezano del año 2005, convocado por El Adelanto Bañezano. El 8 de diciembre del 2009 recibió la Medalla de oro de la ciudad de La Bañeza.

En el verano de 2010, manda hacer el pendón de la ciudad, enseña de origen guerrero perdida hace años, y lo regala al Ayuntamiento de la ciudad. A partir de ese momento surgiría la Asociación Cultural Pendón de La Bañeza, que desarrolla actividades culturales y de resurgimiento de las tradiciones de la zona.

Conrado Blanco ha visitado todos los archivos, bibliotecas y hemerotecas de Madrid descubriendo verdaderas joyas de la cultura de su pueblo; tal es el caso del Real Arancel de 1501 dado por los Reyes Católicos a la villa de La Bañeza.

Su continua investigación ha hecho retroceder los orígenes de la Bañeza varios cientos de años, abriendo caminos muy interesantes para las nuevas generaciones de jóvenes historiadores. Muchos de sus trabajos son publicados en El Adelanto Bañezano, periódicos provinciales, nacionales y revistas especializadas.

Parte de sus numerosos escritos han sido plasmados en libros desde 1980, año en el que publicó el primer tomo de la colección Capiteles para la Historia Bañezana que amablemente envía a cientos de personas entre ellos los cronistas oficiales de España.

También ha recopilado los escritos de su padre en el poemario Melindres poéticos y literarios y ha editado un facsímil del periódico El Jaleo, periódico bañezano publicado a principios del siglo XX y Conradosías, un libro con más de cien poesías, algunas escritas durante su juventud.

Ha desempeñado numerosos cargos: Fiscal Comarcal; Presidente de la Junta Local de la Caja de Ahorros y Monte de Piedad de León, lo que hoy es Caja España; Presidente de la Asociación de Cabezas de Familia y de la Asociación de Amigos de la Historia Bañezana; Secretario de la Comisión Gestora Eria Duerna; Pastor Mayor del Concejo de la Mesta, Socio de Honor de la Asociación Cultural Pendón de La Bañeza. Ha presidido y preside diferentes asociaciones culturales. Es uno de los fundadores de La Asociación Monte Urba y de la Coral del Milenario de El Salvador y promotor, desde la Asociación de Padres de Familia, de la creación del Instituto de Segunda Enseñanza en La Bañeza.

Como mecenas de la cultura siempre ha apoyado movimientos culturales de diversa índole, destacando la creación del Premio Nacional de Poesía Conrado Blanco León, en honor de su padre, y que en el año 2013 alcanzó la vigésima quinta edición, siendo un certamen consolidado y de reconocido prestigio. En 2008 creó la Fundación ´Conrado Blanco´.
Por su parte Enrique de Aguinaga, el Cronista oficial de Madrid más antiguo de la capital y decano de los Cronistas españoles nace en Valverde del Fresno (Cáceres) en 1923, es catedrático y periodista español. Y Cronista de la Villa de Madrid desde los años cincuenta.

Es Catedrático Emérito de Periodismo de la Universidad Complutense y sigue impartiendo Masters de Doctorado. Con anterioridad fue secretario de la Facultad de Ciencias de la Información de dicha universidad. Colabora con varias publicaciones, como Ilustración de Madrid (de la que era director).

Fue uno de los promotores de la Real Asociación Española de Cronistas Oficiales (RAECO), de cuya Junta Rectora formó parte desde su fundación en varias ocasiones y hasta 1992.

El 10 de enero de 1996 ingresa en la Real Academia de Doctores de España con la medalla nº 82, pronunciando el discurso Dimensión científica del periodismo.

El Ayuntamiento de Valverde del Fresno (Cáceres) su pueblo natal le otorgó una calle con su nombre que se inauguró el 18 de junio de 2005.

Amigo de Antonio Mingote, pronunció el discurso de alabanza cuando le concedieron al humorista el premio Mayores en acción en 2006.

Aguinaga mantiene pese a sus 90 años recién cumplidos, su actividad intelectual y profesional y agradeció personalmente a sus compañeros cronistas en Cáceres esta distinción.

Para los dos, mi mas profunda admiración y respeto por sus trabajos.

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje