ENTRE EL 3 Y EL 5 DE SEPTIEMBRE DE ESTE AÑO VALENCIA (VENEZUELA) SERÁ LA SEDE DE LA CONVENCIÓN DE CRONISTAS OFICIALES DE VENEZUELA

ASISTIRÁN 250 CRONISTAS OFICIALES DEL PAÍS Y CRONISTAS DE MÉXICO, COLOMBIA, ECUADOR Y ESPAÑA

55c53b205d898s36030_p

De manera oficial se ha comunicado que entre el 3 y el 5 de septiembre de este año Valencia será la sede de la convención de Cronistas Oficiales de Venezuela para celebrar los 460 años de esta ciudad y los 120 años del nacimiento del escritor valenciano Enrique Bernardo Núñez, primer cronista de la ciudad de Caracas.

Asistirán 250 cronistas oficiales del país y cronistas de México, Colombia, Ecuador y España para “una actividad académica como tributo a Valencia, por su historia y aporte al país”, de acuerdo con lo declarado por Alberto Pérez Galarte, presidente de la Asociación de Cronistas de Venezuela.

A lo que no le encontramos razón es al patrocinio de una asamblea de cronistas cuando Valencia está sin cronista desde hace más de dos años, después del fallecimiento de Guillermo Mujica Sevilla. El concejo municipal ha incumplido su responsabilidad de nombrar al funcionario pero se ha caído en la pugna política, cuando de lo que se trata es de designar a una persona que se encargue de registrar la historia de esta ciudad y cumplir con responsabilidades inherentes al cargo.

El nombramiento del Cronista de la Ciudad es más urgente de lo que los concejales y sus jefes políticos consideran. Valencia necesita que se escriba su historia, desde su fundación hasta lo que va del presente siglo. Hace falta también una persona idónea que se encargue del asesoramiento a los funcionarios municipales sobre los valores y hechos trascendentes de la ciudad para que no sigamos sin memoria histórica.

Es bien triste constatar, cuando fallecen personajes que han sido declarados hijos ilustres de Valencia o cuando se cumplen aniversarios de hechos, que han marcado la valencianidad, que las autoridades municipales ni se enteren para rendir los honores correspondientes.

El Cronista de la Ciudad debe ser una personalidad sin compromisos políticos o personales, para que pueda cumplir con su responsabilidad de representar a la ciudad, para que sea la voz de alerta cuando se está atentando en contra del patrimonio valenciano. Tenemos una ciudad en ruinas porque, a los gobernantes y en especial a los políticos, los que les interesa es que todo se destruya para prometer que ellos lo van a rescatar, si ganan las próximas elecciones.

La excusa que se dio, para no designar al nuevo cronista, fue que era necesario reformar la ordenanza; ésta ya fue aprobada mediante un texto del cual se dice que está cargado de disparates pero no existe voluntad para saldar la deuda. Esta situación debe ser resuelta por el concejo municipal, previa consulta al alcalde Miguel Cocchiola, para escoger al candidato más idóneo de los que ha sido asomados sin que influyan decisiones de arriba que, posiblemente no son las más que convienen a esta maltratada Valencia.

Alberto Pérez Galarte y Tomás Cabrera, organizadores de la convención solicitan que el concejo municipal nombre cuanto antes al Cronista. Es una petición que merece el respaldo de “las fuerzas vivas de la ciudad”.

Fuente: http://www.el-carabobeno.com/

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje