JAÉN

POR PEPE MONTESERÍN, CRONISTA OFICIAL DE PRAVIA (ASTURIAS)

En los Baños Árabes (extraordinario lugar).

En los Baños Árabes (extraordinario lugar).

En el Museo de Jaén, ante un Quijote, un Rocinante y un molino del Campo de Criptana, obra del jienense José Moreno Carbonero.

En el Museo de Jaén, ante un Quijote, un Rocinante y un molino del Campo de Criptana, obra del jienense José Moreno Carbonero.

Me hallo en Jaén, en el Congreso de Cronistas Oficiales; por narrar aquí algo que guarde relación con Asturias, entré en la Capilla de San Andrés, que fue sinagoga judía, parroquia y hoy sede de la Cofradía de la Limpia Concepción. Quise conocer la sala capitular porque me hablaron del Cristo del Lagar, que enseguida asocié a un Cristo de la sidra, pero era de la vid; se trata de un cuadro anónimo del siglo XVII que representa a un Cristo metido en una tina y con una cruz a hombros, como la viga de una prensa, que lo dobla y exprime para que su sangre se deposite en un cáliz. Es una alegoría inspirada en el libro de Isaías (63,3): “El lagar lo he pisado yo solo, de los pueblos nadie había conmigo”. Bueno, de los cronistas oficiales de Asturias sólo vi a la de Avilés, Pepa Sanz; ella sola escanció su saber en Jaén, con su ponencia sobre Antonio Alonso San Martín, obispo de Oviedo y abad de Alcalá la Real, de Jaén.

Fuente: http://www.lne.es/

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje