LA ORDEN TRINITARIA Y EL SANTUARIO DE NUESTRA SEÑORA DE LA FUENSANTA

POR MANUEL LÓPEZ FERNÁNDEZ, CRONISTA OFICIAL DE VILLANUEVA DEL ARZOBISPO (JAÉN)

F1070001

En el Capítulo General de la Orden Trinitaria, celebrado en Córdoba, analizaron el funcionamiento y necesidades para cubrir los distintos edificios religiosos atendidos por la orden. Uno de los grandes problemas que le está llegando es la falta de vocaciones en este sector y la muerte y envejecimiento de otra parte de los frailes.

Cruz Trinitaria

Durante el verano se propagó el rumor que la orden dejaría el Santuario en el mes de octubre. Ante este rumor la Presidenta del Laicado Trinitario, Ana Dolores Cabrera Collado y el cronista oficial, Manuel López, tomaron la iniciativa de aportar varios escritos, avalando la trayectoria de los trinitarios en la localidad y el beneficio y atención a la vida religiosa.

IMG_1049

Días antes de la celebración de un Congreso Provincial en el Santuario, con la participación de los Consejeros, con la participación de la actual Comunidad, se entregó una carpeta con distintos escritos, al Superior, Pascual Villegas.

Aportan sus escritos los Alcaldes de las Cuatro Villas, Iznatoraf, Villacarrillo, Sorihuela y Villanueva -la que fue Madrina de la Coronación Canónica en 1956-; pregoneros de distintas conmemoraciones; Hermanos Mayores de varias etapas, Laicado Trinitario, cronista oficial, escultores, asociaciones culturales e históricas, amas de casa, periodistas, escritores… hasta un total de veintiséis, relacionados en alguna faceta con la orden trinitaria.

En estos escritos se reflejaba la intensa labor llevada a cabo por la orden, desde su llegada en 1884: el funcionamiento de una escuela para niños de cortijadas próximas, el celo y cuidado a la imagen y lugar; el martirio y beatificación del Padre Mariano de San José y José de Jesús María; la coronación canónica pontificia de la Virgen de la Fuensanta en 1956, y la celebración del cincuentenario en 2006; el noviciado establecido para la formación de numerosos alumnos… su labor en la sierra de las Villas, la atención a las monjas dominicas, residencia de Ancianos, su implicación en la vida local…

Tras la reunión en nuestra localidad no ha llegado a tomarse un acuerdo definitivo, debido a la próxima jubilación del actual obispo D. Ramón del Hoyo López, hasta que no se nombre un nuevo obispo.
Debemos recordar las distintas órdenes y etapas por las que ha pasado el Santuario.

Órdenes religiosas en el Santuario como Los Carmelitas
Los carmelitas fundaron a escasos kilómetros de Villanueva, un convento en un lugar llamado El Calvario siendo San Juan de la Cruz el prior. Por lo que en su subida hasta Villanueva o villas vecinas pudo y debió conocer el Santuario- 1578-1579.

En 1587 redacta un documento para los Descalzos del convento de la Fuensanta “ que puedan hacer cualquier concierto y conveniencia, según mejor les pareciere con Juan Ruiz de Ventuxa…

Al cesar en sus convento de El Calvario, en 1583 aceptaron los carmelitas hacerse cargo del Santuario de la Fuensanta. Asistió a la toma de posesión el prior de los Carmelitas de Almodóvar P. Fray Gabriel de la Asunción. Se cree que estuvieron en este lugar hasta el año 1599
Los Basilios

En el siglo XVI unos ermitaños de las celdas de Oviedo lugar del Santo Reino, recibieron la profesión y reglas de San Basilio de manos del Sr. Obispo de Jaén, a cuyo obispado pertenecían.

Se hicieron cargo del santuario de Ntra. Sra. de la Fuensanta el 12 de julio de 1611. Dejaron el Santuario para bajar a Villanueva a la iglesia de la Vera-Cruz, el 16 de enero de 1618.

En nuestra localidad tuvieron un intenso trabajo, en su capilla se ubicaron varias cofradías, Nuestra Señora de la Soledad y Santo Entierro, arraigados en la villa, durante más de doscientos años La llegada de las tropas francesas dejaron destruido el convento. Cuando llegó la desamortización de Mendizábal en 1835, abandonaron el lugar y la villa. La calle donde estuvo el monasterio, sigue llamándose en la actualidad calle de San Basilio.

Abadía Secular

El obispo de Jaén, al no encontrar otra orden que se ubicase en el Santuario, decidió convertirla en Abadía Secular, formada por sacerdotes presididos por un abad.

Desde los años 1630 que pudo comenzar su funcionamiento, hubo unos siete abades algunos de ellos naturales de Villanueva, facilitando la devoción de los fieles como nos indica el licenciado D. Fernando Escudero de la Torre.

La Orden Trinitaria

Tras la desamortización de Mendizábal y la exclaustración de numerosas órdenes religiosas en 1836, al llegar al trono Alfonso XII, permitió la vuelta a España de todas las órdenes expulsadas.

Fue la generosidad y bondad de D. Tomás Millán Bueno, el que se ofreció a realizar las obras necesarias para quitar las humedades y reparar el estado calamitoso del santuario de nuestra localidad.

En julio de 1883, Fray Juan Bautista de la Concepción, Presidente de la Comunidad del convento del Alcázar, pidió al Obispado la autorización para la fundación de Villanueva. Concedida la autorización tomaron posesión del mismo el 29 de septiembre de 1884. En este acto estuvieron los Padres Mariano de San José, Juan de San José, Juan de Santa Teresa y los hermanos Fray Vicente de la Virgen del Buen Fin y Fray Francisco de la Concepción.

Preparados para servir a la comunidad de la población abrieron una escuela de primeras letras donde asistían numerosos alumnos del barrio y casas más próximas

La imagen de la Virgen de la Fuensanta, obra del imaginero Domingo Sánchez Mesa.

Tras la finalización de la contienda civil con todas las imágenes y altares destrozados, se comenzó un intenso trabajo para la adquisición de nuevas imágenes.

Encargaron la imagen de la Virgen de la Fuensanta, al escultor granadino Domingo Sánchez Mesa, que talló una virgen que actuó de imán de la religiosidad villanovense y pueblos comarcanos. La belleza de la imagen, su mirada de paz y bondad es una referencia de devoción.

Esperemos que los acuerdos que se tomen en el futuro dejen proseguir la labor de la orden trinitaria, en nuestra ciudad.

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje