EL PRÍNCIPE FELIZ

POR ÁNGEL DEL RÍO, CRONISTA OFICIAL DE MADRID Y GETAFE

principe-felipe-coi-030713

El Príncipe de Asturias ondeaba orgulloso la bandera de España en la ceremonia de apertura de los Juegos Olímpicos de Barcelona. Era el abanderado de la delegación española. Sus ojos, su sonrisa, destilaban felicidad, mientras su hermana, la infanta Elena, lloraba emocionaba en la tribuna. Era la escenificación de la relación directa que siempre ha tenido la Familia Real con la familia olímpica, y que se ha visto refrendada la pasada semana en Lausana cuando la candidatura Madrid 2020 se expuso ante las preguntas de los miembros del COI.

El cierre a la última jornada de esa presentación, fue brillante, y sorprendió la delegación española con una extraordinaria maqueta del proyecto olímpico. Ya sólo queda esperar al 7 de septiembre, en Buenos Aires, para escuchar la ansiada frase de «… A la Villa de Madrid». Cada vez que repaso todos los detalles de las pruebas que nuestra candidatura ha tenido que superar ante los ojos de los miembros del COI, más convencido quedo de que no hay por donde cogernos para denegarnos la organización de los Juegos de 2020.

En esa última prueba oral en la ciudad suiza, el gran baluarte y valedor del proyecto olímpico de Madrid ha sido el Príncipe de Asturias. En la foto de don Felipe como abanderado en Barcelona, podríamos haber puesto el siguiente titular: «El príncipe feliz», que es el título de un cuento de hadas de Oscar Wilde, y nuestro sueño olímpico es un cuento con final feliz. A rostro pletórico de satisfacción de don Felipe la pasad semana en Lausana podríamos ponerle otro titular: «El príncipe encantado», como el del relato de Julie Garwood.

La presencia del Príncipe de Asturias ha refrendado el apoyo unánime a un proyecto que merece ser reconocido y compensado por los miembros del COI el 7 de septiembre en Buenos Aires. Y así será, seguro.

Fuente: http://madridiario.es/

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje