EL ARCHIVERO MUNICIPAL Y CRONISTA DE CÁCERES, FERNANDO JIMÉNEZ BERROCAL, HA ELEGIDO COMO DOCUMENTO DEL MES DEL ARCHIVO, EL PROGRAMA DE LAS FERIAS DE CÁCERES DE 1913

MUJERES CON ZANCOS Y LA INVASIÓN DE LAS POLILLAS

Mujer con zancos hace un siglo. :: S.E.

Mujer con zancos hace un siglo. :: S.E.

El archivero municipal y CRONISTA DE CÁCERES, FERNANDO JIMÉNEZ BERROCAL, ha elegido como documento del mes del Archivo, el programa de las Ferias de Cáceres de 1913.

Es curioso ver cómo se divertían los cacereños hace exactamente un siglo. El programa detalla actividades durante seis días (uno más que ahora). En 1913 comenzó la Feria el miércoles 28 de mayo con la Banda Municipal tocando por las calles a partir de las seis de la mañana, disparando luego morteros para inaugurar las fiestas. Se iniciaba entonces, en El Rodeo, la feria de ganado que duraba tres días. Una de las atracciones que más gustaba era la «elevación de globos y fantoches» en la Plaza Mayor (lo hicieron tres días) y también los fuegos artificiales (dos noches). Durante dos mañanas también hubo cucañas. En la Plaza de San Juan se instó el circo ecuestre de loshermanos Borzas, y en la mañana del viernes 30 de mayo hubo peleas de gallos en «el circo gallístico». Por las noches había bailes y proyecciones cinematográficas.

La atracción más llamativa de 1913 fue que en el aeródromo se celebró `la gran fiesta de la aviación´. El sábado y el domingo Henry Tixier hizo vuelos sobre la ciudad con su monoplano. Hubo dos corridas de toros, el viernes y el sábado, con el mismo cartel: los matadores Francisco Madrid y José Gómez (Gallito Chico), mataron cada tarde 3 toros cada uno. El último día de Feria, el lunes, se desarrolló una batalla de flores en el Paseo de Cánovas.

Con un siglo de diferencia, el gusto de los cacereños parece que no ha cambiado en los toros, en los fuegos artificiales y sobre todo en el baile nocturno, sólo hay que ver a la gente como se mueve estas noches en las casetas como Capote, María Bonita, Bahía, Amigos del Pádel, Canterville Boston, Aftea, Soleares, La Bola de Cristal o la Caseta Municipal. Por cierto, en esta caseta actuará esta noche, alrededor de la una de la madrugada el grupo valenciano Los Inhumanos, cantando sus temas que fueron coreados en multitud de fiestas, como `Qué difícil es hacer el amor en un Sinca 1.000´, `Tú eres una foca´ o `Manuel, no te arrimes a la pared que te vas a llenar de cal´. Hace 24 años, el 17 de agosto de 1989, lograron congregar a 3.000 personas en la Plaza de Toros cacereña. Subieron al escenario casi 20 inhumanos con sus túnicas blancas, y en el momento de mayor éxtasis del concierto, salió casi desnuda una imponente mujer llamada Chanel, que era la única inhumana femenina. ¿Qué habrá sido de ella?

Lo que también gustaba hace 100 años en Cáceres eran espectáculos como los zancos. En el archivo fotográfico de Curiosidades de Marchena, se encuentra una llamativa imagen de una mujer con zancos mostrando sus habilidades en la calle General Ezponda. Mujeres y hombres con zancos siguen aún entre nosotros, pero como reclamo para acudir a las casetas. Por cierto, los zancos de hace un siglo o más (la foto puede ser de 1900) eran bastante más altos que los de ahora.

Lo bueno de la Feria es que anima a los convecinos a llevarse bien, por eso no ha sido extraño ver a Luis Gibello de IU y a Miguel Ángel Morales del PSOE brindar con cerveza al encontrarse en la caseta de Andalucía.

Si hace cien años había batallas de flores, ahora se celebró en la cervecería Gambrinus un cordial campeonato de mus que es el X de la feria de Cáceres. La pareja ganadora fue la formada por Víctor Tomé y César Martín, quedando en segunda posición la compuesta por el juez decano de esta ciudad, Joaquín González Casso, y el abogado Francisco Elías.

Lo que ya no sabemos es si en 1913 los cacereños tuvieron una plaga bíblica de polillas como la que está sufriendo la feria estos días. Es una verdadera invasión, que está volviendo locos a los dueños de las tómbolas, que no pueden aguantar ver a sus bonachones peluches cubiertos por las mariposas asesinas. Pobres víctimas de felpa en una angustia sin grito.

Fuente: http://www.hoy.es/

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje