OTORGAN A CRONISTAS EL PREMIO ESTATAL MEXICANO Y PRESEA ZACATECAS 2016

INCLUYÓ, POR PRIMERA VEZ, LA PLUMA DE PLATA

la-jornada-zacatecas-cronistas_bol

Con la entrega del Premio Estatal de la Crónica 2016, así como de la Presea Zacatecas 2016, concluyeron los festejos del 23 aniversario de la inscripción de Zacatecas a la lista de las ciudades Patrimonio Mundial.

Para la clausura, Manuel González Ramírez, cronista de la ciudad, convocó a la 350 sesión, esta ocasión, solemne por la conmemoración de esta fecha, de la Asociación de Cronistas del estado de Zacatecas, Roberto Ramos Dávila, de acuerdo con un boletín de prensa.

En el acto realizado en el Salón de Recepciones de Palacio de Gobierno, Domingo Flores y Flores, cronista de General Enrique Estrada, recibió el Premio Estatal de la Crónica, por su trabajo dedicado a la Muy Noble y Leal Ciudad de Zacatecas, titulado Por el camino de la plata.

El segundo y tercer lugar se lo llevaron, María del Socorro Cardoso Girón, cronista de Pánuco, con su trabajo Camino Real Tierra Adentro, salidas y caminos, y Oliverio Sarmiento Pacheco, historiador de Valparaíso, por su tema Camino Real Tierra Adentro, ramales y rutas económicas.

Por este mismo concurso, se llevaron menciones honoríficas el historiador Enrique Ángel Reyes, de Loreto, por su trabajo El Día de Muertos en Loreto, y Elieser Márquez Vela, cronista de El Plateado de Joaquín Amaro, por su narración Crónica de una catástrofe de Ojocaliente.

Además, por cumplir con una serie de requisitos, como perseverancia y aportaciones culturales, 12 cronistas, como el de Guadalupe, Genaro Codina, General Enrique Estrada, Loreto, Malpaso, Villanueva, Tepetongo, Saín Alto, Sombrerete, entre otros, recibieron la Presea Zacatecas 2016.

Luego de esta entrega de premios, Manuel González informó que para el próximo año se premiarán dos categorías para el Premio Estatal, como son los trabajos de investigación histórica y las crónicas de sucesos de sus pueblos y ciudades.

La Pluma de Plata, que por primera vez se entrega, informó, es de material de plata, coronada con una piedra semipreciosa color roja, como la tierra roja de Zacatecas.

En la declaratoria de clausura, el presidente Catarino Martínez Díaz hizo extensivo su reconocimiento y agradecimiento a las instancias de los gobiernos federal y estatal que colaboraron con el municipal, para hacer posible este festejo de la inscripción de Zacatecas como Patrimonio de la Humanidad; a Manuel González, el cronista de la ciudad, por convocar a esta extraordinaria sesión de Cronistas; al Centro Unesco y al responsable de la organización, Juan Carlos González; al Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) y su delegado Carlos Augusto Torres Pérez, quien estuvo pendiente de la organización, que este día concluye con todo éxito.

El alcalde concejal expresó que en estos tres meses que lleva al frente de las riendas del municipio de la capital, no quiso dejar pasar esta fecha de la inscripción, ya que, como Patrimonio Mundial, en Zacatecas hay grandes retos por cumplir.

Recordó que de las enseñanzas históricas de este pueblo, de la fusión de las dos culturas que trajeron con ello esta arquitectura, tradiciones, Morisma y otros eventos como el Festival Cultural o la Procesión del Silencio, “tenemos grandes retos”.

Uno de ellos y al que se tuvo que enfrentar, recordó, fue tomar la decisión de que nuestra ciudad no puede perder su origen, su rumbo y su cultura. “Es la ciudad de la cultura, no de la cerveza”.

Es, resaltó, “la ciudad de los museos, en la que tenemos que ir rescatando paso a paso los espacios que hemos perdido, los rincones que hemos visto invadidos”.

Son muchos los retos, muchas las circunstancias en las que en una reunión como ésta (…) cuando me vaya, estoy seguro que me asistirá la razón y la conciencia”, después de todo, añadió, por todo lo que en esta sesión solemne de cronistas se ha expresado.

En la sesión estuvieron presentes los miembros de la mesa directiva, Oliverio Sarmiento, Elieser Márquez, secretario y tesorero de la Asociación, así como Domingo Flores, secretario de Actas, y Leticia Ramos, presidenta de la Fundación Roberto Ramos Dávila.

Fuente: http://ljz.mx/

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje