DESDE MI TORRE MUDÉJAR. 566 . NUESTROS LINAJES Y SUS DESCENDIENTES

POR RICARDO GUERRA SANCHO, CRONISTA OFICIAL DE LA CIUDAD DE ARÉVALO (ÁVILA)

Arevalo1

Al hilo de la reciente muerte de José Manuel García-Verdugo, me surge un tema curioso y llamativo, el recuerdo de alguno de los descendientes de los linajes arevalenses, de aquellos cinco linajes históricos, repobladores con el rey, organizadores del Concejo, de las Milicias Concejiles, que monopolizaron os cargos concejiles y fueron los protagonistas de la vida política y social de nuestra sociedad antigua.

45-20100420-ariassalgado[1]

Aquellos nobles que perdieron la preponderancia siguiendo a la corte y la puntilla con la reorganización administrativa, con la pérdida de importancia y la segregación de aquellas históricas “Comunidades de Villa y Tierra”. Hoy no quedan en la ciudad vecinos alguno que sea descendiente de sus antiguos linajes.

Los Montalvo, los más conocidos, los descendientes de nuestro historiador autor de aquel legendario libro “De la Historia de Arévalo y sus Sexmos” de hondos recuerdos, fueron los últimos descendientes de linaje vinculados a Arévalo y que frecuentaron la ciudad en los veranos. Patrocinio Montalvo, hija del historiador, la esposa del que fue ministro Gabriel Arias Salgado, fue la madrina de la “Coronación Canónica” de nuestra Patrona aquel 1955.

Sus hijos ocuparon puestos importantes desde los primeros momentos de la democracia, ministros con Suarez y Aznar, Fernando en la diplomacia y Rafael político que ahora está en la empresa privada, yo le sigo como contertulio o comentarista de radio. Los Arias Salgado Montalvo fueron quienes autorizaron la reedición del libro de la historia de Arévalo.

Con ese mismo libro como nexo tenemos también otro contactos con un descendiente de los linajes, José Manuel García-Verdugo, al que no conocí personalmente, aunque coincidí con él en Villalar, tuve un contacto interpuesto muy curioso. Fue presidente del Consejo General de Castilla y León (1981-1983), el último presidente de la preautonomía, momento en el que se reeditó la historia de Montalvo, por la Institución Gran Duque de Alba y el Ayuntamiento de Arévalo. Para esta edición facsímil presté mis dos libros, los heredados de mi padre, de la edición de 1928, los que me iniciaron en estas cosas de la historia de mi ciudad.

En el transcurso de elaboración uno de ellos pasó a manos de este descendiente de hidalgos arevalenses y le llamó la atención al recordarle sus orígenes, su apellido Verdugo descendía de otro de los linajes arevalenses, por lo que se sintió, al menos momentáneamente, atraído por sus ancestros. De él, y del libro, nunca más supe… por eso el entonces presidente de la Diputación Ricardo Bustillo, en el acto de la presentación del libro, el primer ejemplar de aquella reedición me lo entregó dedicado donde recuerda mi aportación a aquella empresa cultural. Me hubiera gustado saludar y conocer a García-Verdugo, pero no hubo lugar. Esa es la anécdota y el recuerdo.

Pero de vez en cuando, y sobre todo desde que me nombraron Cronista Oficial, contactan conmigo y llegan a la ciudad numerosas personas descendientes, más o menos directos, de aquellos emblemáticos apellidos de la nobleza local de Arévalo. Y es sorprendente la procedencia de algunos de ellos venidos de los confines de la tierra, de los cinco continentes, América, desde Canadá, pasando por Estados Unidos, Méjico, todo Centroamérica y del sur, hasta Argentina y Chile. Es increíble. Pero También de Filipinas. Y por supuesto de todas las partes de España, principalmente de Andalucía.

Muy recientemente, por poner algún ejemplo, he conectado y mantengo contacto escrito con dos personas que llegaron en busca de sus raíces arevalenses, con apellidos de linaje y que cito con sumo respeto, el de las nuevas amistades: Margaret Benshoof-Holler, su abuelo tenía el apellido Briceño. Y Jorge A. Sedeño Suárez, de Austin, Texas, que quedó admirado con las ruinas de la casa fuerte-palacio de los Sedeño.

Cosas de la historia de una ciudad con profundas raíces… un pacer el recibirles.

2 Comentarios para “DESDE MI TORRE MUDÉJAR. 566 . NUESTROS LINAJES Y SUS DESCENDIENTES”

  1. CARLOS ADOLFO MONTALVO GUZMAN dice:

    Estimado Don Ricardo,
    En ocasión anterior establecí contacto con un residente de Arévalo. Posiblemente vinculado con La Posada. Me certificó algo que me contó mi abuelo, que Alonso Montalvo, nacido en Arévalo, había sido compañero de juegos infantiles del San Ignacio de Loyola, ahí en Arévalo.
    Por lo que he podido investigar, desde la Casa de Contratación de Sevilla, entiendo que el Señor Antonio Montalvo y Verdugo, oriundo de la Villa de Arévalo de la Sierra, en Ävila, fabricante de bayetillas, viajó a América con importantes bienes de fortuna, elementos para su industria, hermanos, esposa, hijos y sirvientes, en el año 1.579.
    Llegó a Lima hacia el mes de Julio de ese año. Posiblemente unas ocho generaciones vivieron en Perú, hasta la llegada del grito de independencia hacia 1810. Los privilegiados que pudieron abordar los barcos disponibles fueron principalmente los soldados y su jefes. A los Montalvo les corerespondió tomar su pertenencias, en mulas, y atravesar los Andes, hasta llegar al Puerto de Esmeraldas en Ecuador. Allí se establecieron como talladores de altares y objetos de arte religioso y constructores de barcos de cabotaje. Alli nació Don José Antonio Montalvo Espada, mi Bisabuelo, dos generaciones después. Con dos de sus hermanus, viajaron a Cali y se establecieron como finos ebanistas y constructores de obra de madera para las residencias de las ricas familias de la ciudad. Mi abuelo, mi padre y yo, nacimos en Cali. Por razón de mis estudios viajé a Bogotá, donde me casé con la adorable esposa que hoy me acompaña, después de 50 años de matrimonio. Tuvimos dos hijos Carolina y Javier quienes son Bogotanos, así como sus hijos. O sea, que ya van cinco generaciones de Montalvos colombianos.
    Estudié una Licenciatura de Comerciio Internacional, algunos años de Ingeniería, y una Maestría SciencesPo, en Economía, Relaciones Internacionales y Estudio de Problemas Contemporáneos, de la Universidad de París.
    Soy dueño de la patente de un sistema de transporte urbano elevado, basado en vehículos potenciados por levitación magnética, para transportar pasajeros, mercancías y basuras, único en el mundo.
    Lo concebí y diseñé, apoyándome con un grupo de arquitectos e ingenieros y al día de hoy, estamos conversando con la empresa del Sr. Elon Musk, quien va a producir el Hyperloop que unirá ciudades entre sí, mientras que el nuestro, llamado METREL, Metropolitano Elevado, es de uso urbano.
    Eso le cuento de un retazo de historia que tuvo su inicio en el siglo XVI, en la Villa de Arévalo de la Sierra, con dos apellidos de aquellos de Los Cinco Linajes, y que llegó a América, donde ya vamos en la onceava generación. De mis nietos, solo uno tiene el apellido Montalvo y cuando termine su bachillerato, este año 2018, se irá a estudiar a Italia. De mis sobrinos, uno trabaja en Dubai en el área de tecnología y aún no tiene hijos, el otro ya es padre por segunda ocasión aquí en Colombia, tiene un hijo y una hija, y el otro trabaja aquí, tadavía sin hijos.
    De manera que queda la esperanza de que el apellido siga reproduciéndose en Colombia, al menos por una generación más.
    Don Ricardo Guerra Sancho, reciba mi cordial y respetuoso saludo.
    Exitos en su labor como Cronista Oficial de la ciudad de Arévalo.

    • Alberto Montalvo R. dice:

      Estimado Carlos, te saludo, mi nombre es, Alberto Montalvo, Abogado, de Profesión, como una gran mayoría de mis antepasados, soy de Ecuador,mi antepasado es Don José Santos Montalvo según entiendo Andaluz, nacido en 1747 fallecido a la edad de 78 años,cuya rama viene de Arévalo y se relaciona, a saber con Don Pedro Ruiz de Alarcón y Montalvo, este realizaba viajes entre,Panamá,Colombia y Perú, se estableció en el Ecuador en la Provincia de Chimborazo y se caso con Doña Jacinta Oviedo, hija también de españoles que, justamente, tenían una fabrica de de bayetilla ,dentro de nuestra rama, quizás el mas conocido, es el Insigne escritor, Don. Juan Montalvo Fiallos, que dentro de sus obras cuenta con, Los Capítulos que se le Olvidaron a Cervante,sin embargo la mayoría de nuestra familia ha estado por siglos relacionada con la, Política, Cultura,Ámbito Social y profesional del país, dentro de mi árbol genealógico, contamos con 16 generaciones de Montalvo, hasta 1414, con don Pedro Montalvo de acuerdo a la relación mencionada y las paginas de obra genealógica atentamente e apreciado la obra, la Historia de Arévalo y sus Sexmos, por Juan José de Montalvo, te recomiendo que la leas se encuentra para su lectura en la biblioteca digital de Castilla y León.podrán observar en esta obra, nuestra migración de pueblo que bajo del MONTE ALBO O MONTE ALVO de origen Arévaco con vinculaciones mas antiguas; en cuanto a tu antepasado parecería en algo común en el tiempo Señor Antonio Montalvo y Verdugo y Don José Antonio Montalvo Espada, me llama poderosamente la atención te agradeceria, pudiéramos comunicarnos por el correo, que esta inserto en este mensaje y que repito a continuación rivasveliz.alberto@gmail.com y en esta corta misiva, saludo a la Cuna de los Montalvo, Arévalo la Ilustre la Grande y a la Madre Patria.
      Alberto Montalvo R.

Responder

Mensaje