TORONTO CHILDREN´S CHORUS

POR RAFAEL ÁLVAREZ RODRÍGUEZ,  CRONISTA OFICIAL DE VILLACASTÍN.(SEGOVÍA)

El pasado martes 11 de julio de 2017 ha tenido lugar en el marco incomparable de la iglesia parroquial de San Sebastián de Villacastín (Segovia), la actuación de la Coral Toronto Children´s. En el templo tardo gótico/renacentista, extraordinario marco y de sonoridad contrastada, la Coral desarrollo un completo repertorio que captó la atención y produjo entusiasmo entre el numeroso público asistente.

Esta Coral, procedente de Toronto (Canadá) realiza el 30th Tour Internacional, éste año en España, para participar en el 11º Simposio de Música Coral en Barcelona y en el 35 Festival Internacional de Música de Cantonigrós en Vic, y gracias al Ayuntamiento de Villacastín , la Diputación de Segovia, y el Ministerio de Cultura, actuaron en la Villa y al día siguiente lo harían en la catedral de Segovia.

El repertorio constaba de composiciones clásicas y de diversas culturas, lenguas y tradiciones musicales, en algunos casos teatralizados con movimientos que sorprendieron gratamente al público que aplaudió con pasión las interpretaciones.

La directora artística, Elise Bradley, tuvo el acierto de incluir la composición del autor español Julián Gómez Giraldo “Juego a que me quemo”, que acompañaron de movimientos armoniosos, que alegraron al público.

Un detalle llamó la atención de los asistentes, una bandera Canadiense estaba situada sobre una columna frente a la Coral, previo permiso para situarla y seguramente para que su visión animara a los jóvenes intérpretes.

Estuvieron presentes el Embajador de Canadá en Madrid Matthew Levin, quien se interesó vivamente por la historia del templo y de la Villa, así como la Delegada de Cultura de la Diputación de Segovia, Sara Dueñas Herránz.

Hubiera sido muy positivo que asistiese la juventud de Villacastín, que escuchasen el repertorio, que viesen el orden, la disciplina, la unión y el entusiasmo del grupo, producto, de mucho trabajo, sacrificio en largos ensayos, premiados sin duda porque transmitieron a los presentes sonidos, sensaciones y emociones, que nos alejaron por más de una hora, de preocupaciones y problemas, acercándonos un poco más hacia el cielo.

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje