IBIZA (BALEARES) – MONUMENTO A MOSÉN ISIDORO MACABICH I LLOBET, CRONISTA OFICIAL DE LA CIUDAD (1883-1973)

IBIZA. Monumento a Isidoro Macabich en la plaza Sa Carrozza.

IBIZA. Monumento a Isidoro Macabich en la plaza Sa Carrozza.

IBIZA. Detalles del monumento a Isidoro Macabich, Cronista Oficial de Ibiza. Obra de Francisco López.

IBIZA. Detalles del monumento a Isidoro Macabich, Cronista Oficial de Ibiza. Obra de Francisco López.

El monumento se encuentra situado en el paseo de Sa Carrossa, nada más pasar la Plaça de Vila y antes de llegar al Baluarte de Santa Lucia, ciudad de Ibiza.

La estatua en su nombre, obra de Francisco López, fue erigida en honor de este gran hombre admirado en toda Ibiza. El monumento está situado bajo la sombra del eucalipto al que dedicó uno de sus escritos. El poeta vivía en una de las casas que se encuentran a espaldas del monumento.

El CRONISTA OFICIAL y poeta ibicenco ISIDORO MACABICH I LLOBET nació en la ciudad de Ibiza el 10 de septiembre del año 1883, en el seno de una familia medianamente acomodada. La rama materna era ibicenca y antigua, pero el linaje Macabih -que desapareció de la isla con su muerte- tenía orígenes lejanos, probablemente eslavos. No obstante esta procedencia, la familia de de su padre debió “enraizarse” hacía tiempo en España porque su abuelo Isidor Macabich i Pavía, oficial de marina, era natural de Cartagena.

Después de recibir una educación primaria más o menos normal, ingresó, muy joven aún, en el seminario diocesano. Su vocación religiosa, un poco influida inicialmente, tal vez, por algunos problemas familiares, maduró con el tiempo y se confirmó con la ordenación sacerdotal en 1907.

Esta educación eclesiástica, recibida sobre todo en Ibiza (obviando una corta estancia en la localidad catalana de Figueres (Girona), sin pasar por la universidad, marca los límites y la magnitud del esfuerzo que representa su obra en todos los campos.

Durante los años de seminario ya se habían comenzado a manifestar las aficiones históricas y poéticas que veríamos desplegarse después. Como sacerdote, continuaría igualmente las actividades de proyección pública que había iniciado de seminarista: escuelas nocturnas gratuitas, asociaciones religiosas, culturales o, incluso, sindicales, etc. ISIDORO MACABICH fue un sacerdote “militante”, en la efervescencia social y política que desembocaría en la gran tragedia de la guerra civil española, que enfocó siempre desde una perspectiva marcadamente decantada a la derecha. Esto le valió, pasado el conflicto, las simpatías de los círculos oficiales.

MACABICH fue nombrado en el año 1941 “Hijo Ilustre de la ciudad de Eivissa”, y en 1943 “CRONISTA OFICIAL DE LA CIUDAD”. Canónigo archivero de la Catedral, Redactor Jefe –honorario-, del ”Diario de Ibiza”, Académico Correspondiente de la de la Historia, Encomienda de Alfonso X el Sabio… Fue catalogado como “el que más luz arrojó, en su momento, sobre la cultura y la historia de las Pitiusas”.

Fue un gran historiador y poeta, costumbrista e investigador, nos legó un conjunto de obras, tales como su monumental “Historia de Ibiza” , “Es feudalisme a Eivissa” , “Santa María la Mayor. Los cronistas”. Durante su vida alterno su vida dedicada a la Iglesia y su vida dedicada a la cultura. Falleció en 1973.

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje