TURBAMULTA

POR PEPE MONTESERÍN, CRONISTA OFICIAL DE PRAVIA (ASTURIAS)

Las disputas de nuestros políticos acerca de quién seduce a la masa, con el Auditorio y sus problemas de desalojo, con el plan del Cristo a diez años vista o veinte, con la Variante de Pajares y con la exégesis de las lágrimas de Piqué, atañen a la sostenibilidad de la Tierra, de nuestros hijos, las relaciones humanas y la salvación de España. La democracia, o voto de cada ciudadano, queda pervertida por la importancia capital de la masa, “muta” según Canetti, “turba” según Kierkegaard; dijo este danés que la turba es Dios, que la turba es el poder y el honor; que sólo se piensa en jugar con esa turba, en apoderarse de ella, que frente a esa fuerza todo se inclina, y, según Hitler, en “Mein Kampf”, la masa cree fácilmente una gran mentira. Concluye Kierkegaard que los testimonios de la verdad habrán de dirigirse contra la turba y que el verdadero mártir caerá víctima de la turba. Tampoco yo soy optimista.

Fuente: http://www.lne.es/

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje