ÚBEDA (JAÉN) – CALLE DEL CRONISTA MURO

Placa de la Calle Cronista Muro (Úbeda). / FOTO: Fco. Sala Aniorte

Placa de la Calle Cronista Muro (Úbeda). / FOTO: Fco. Sala Aniorte

Vista General de Calle Cronista Muro (Úbeda). / FOTO: Fco. Sala Aniorte

Vista General de Calle Cronista Muro (Úbeda). / FOTO: Fco. Sala Aniorte

D. MANUEL MURO GARCÍA nació en Cazorla el 12 de Noviembre de 1867 siendo bautizado dos días más tarde por el Bachiller D. Francisco Tíscar Martínez. Fue su padre D. Manuel Muro, natural de Villoslada de Cameros (Logroño), comerciante, y su madre Dª. María Nicasia García, natural de Cazorla. Le fueron impuestos los nombres de Manuel Raimundo Diego y Millán y fueron sus abuelos paternos D. Isidro Muro y Dª. Braulia Pérez, naturales de Villoslada de Cameros. Los maternos D. Andrés García y Dª. Micaela Caravaca, de Cazorla. Padrino, D. Raimundo Muro Pérez, comerciante, también logroñés. Muere en Úbeda, ciudad a la que tanto quiso, el 20 de Julio de 1929.

Ejerció la abogacía en Úbeda en la que estaba doctorado, Licenciado en Filosofía y Letras y Derecho Canónico y Civil. Juez Municipal de Úbeda, fue distinguido con el ingreso en la Orden de Isabel la Católica en calidad de caballero. Fue miembro de las academias de Bellas Artes de San Fernando y de la Real de la Historia, presidente de «Sociedad de amigos del Arte y socio de Mérito de la Sociedad Económica de Amigos del País», de Jaén. En 1926 nombrado Académico Conservador de la Comisión de Monumentos Históricos-Artísticos, destacándose en el campo de la poesía y de la literatura. En 1902 ve la luz su novela «PASIÓN SERRANA», y el Ayuntamiento de Úbeda en la sesión de 30 de julio acuerda adquirir 25 ejemplares en diez duros. En el campo de la política fue Diputado Provincial.

Por muerte de Garrido es nombrado CRONISTA OFICIAL DE UBEDA. Dice el cabildo de 2 de Marzo de 1910: «El Concejal Sr. Pérez Almagro propuso al Ayuntamiento que en atención de haber fallecido D. Luis Garrido La Torre que con tanto acierto había desempeñado el cargo de CRONISTA de esta ciudad, se nombra para el mismo a D. MANUEL MURO GARCÍA, tomando en cuenta las brillantísimas condiciones que reunía para el desempeño del cargo, adhiriéndose a dicha propuesta el concejal D. Manuel Ráez Quesada. El Ayuntamiento, previa manifestación de complacencia por la proposición presentada por el Sr. Almagro y hecha suya por el Sr. Ráez; tomando en cuenta los especiales méritos literarios del letrado D. MANUEL MURO GARCÍA, rebelados en sus variadas y múltiples producciones en verso y prosa publicadas honrando asimismo con su envidiable erudición la cultura de esta muy noble y muy leal Ciudad de Úbeda acordó por unanimidad como se propone dándole copia literal de este acuerdo y de la proposición que la motiva».

A MURO GARCÍA se debe la declaración de «Monumento Nacional» de la Plaza de Santa María y Hospital de Santiago entre otros. En cabildo de 18 de enero de 1928: «Acuerdan imprimir el informe dirigido por el CRONISTA MURO, al Ministerio de Instrucción Pública y Bellas Artes en solicitud de que sea declarada Conjunto Monumental la Plaza de Santa María así como otros trabajos hechos por el mismo sobre la declaración de monumentos arquitectónicos-artísticos de las iglesias de Santa María, San Pablo y San Nicolás, y que todo esto se ilustre con grabados que representen los monumentos descritos».

En cabildo de 23 de marzo de 1928 insisten: «Se acuerda aceptar el presupuesto formulado por la Casa Espasa Calpe para la edición del folleto de los informes elevados por la Comisión provincial de monumentos a la Dirección General de Bellas Artes, suscrito por el Cronista de esta Ciudad, Don MANUEL MURO sobre declaración de monumentos arquitectónicos de varias iglesias y sobre conjunto monumental-artístico de la Plaza de Santa María. Se abonarán a Espasa Calpe seiscientas siete pesetas y cincuenta céntimos por mil ejemplares.

SENTIMIENTO DE LA CORPORACIÓN POR LA MUERTE DE MURO

«En mérito a los altos y relevantes cualidades que adornaban al CRONISTA DE UBEDA D. MANUEL MURO GARCIA, cuyos desvelos y entusiasmos se cifraron en enardecido cariño a nuestra ciudad haciendo que su nombre y su historia monumental sea conocida hoy de todos los centros de arte y regiones españolas aparte de concurrir en él innumerables y bellas condiciones que seria prolijo enumerar, se acuerda por unanimidad en nombre de la Corporación plena cuyo sentir se asocia al de esta comisión permanente, hacer constar en acta el más profundo pesar por el fallecimiento de tan ilustre Cronista y que del presente acuerdo se dé traslado a su respetable viuda». En esta ocasión Úbeda hace honor a su hidalguía y en 21 de julio de 1930 el Ayuntamiento descubre una placa con el nombre de «PLAZA DEL CRONISTA MURO GARCIA».

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje