CAZORLA (JAÉN) – CALLE CRONISTA MEDARDO LAINEZ

Placa de la calle Medardo Laínez (Cazorla). / FOTO: Fco. Sala Aniorte

Placa de la calle Medardo Laínez (Cazorla). / FOTO: Fco. Sala Aniorte

Vista general de la Calle Cronista Medardo Laínez, / FOTO: Fco. Sala Aniorte

Vista general de la Calle Cronista Medardo Laínez, / FOTO: Fco. Sala Aniorte

(Texto: José Manuel Troyano Viedma, “Cronistas Oficiales de la Provincia de Jaén a lo largo de la Historia”, en Elucidiario. Revista del Instituto de Estudios Jienenses. En prensa)

Medardo Laínez López fue, además de Cronista Oficial desde el 25 de enero de 1945, Doctor en Medicina. Nació en Cazorla el 28 de noviembre de 1873 y falleció en su pueblo natal el 22 de mayo de 1961). Su nombramiento fue realizado a propuesta del joven abogado Lorenzo Polaino Ortega, en ese año y que fue aceptada su proposición y recomendación hacia Láinez López por el Ayuntamiento. Estudio Bachillerato en Cazorla y la carrera de Medicina en Cádiz, donde se licenció en Medicina y Cirugía el 12 de octubre de 1897. Tras regresar a Cazorla se le nombró Médico Titular, donde existían seis plazas de médico. En ese cargo permaneció hasta su jubilación, el día 1 de junio de 1943 a la edad de 70 años, cumpliendo siempre con su objetivo profesional, la dedicación plena a Cazorla. Ello le valió el reconocimiento con el nombramiento de Miembro de la Real Academia de Medicina y la concesión de la Medalla de Plata al Mérito en el Trabajo el 2 de septiembre de 1956.

Tras ser nombrado Cronista Oficial en 1945 se dedicó con todo su saber y fuerzas a la investigación histórica, literaria y costumbrista de Cazorla y a registrar el devenir ciudadano en la citada Ciudad, como lo prueba el hecho de habernos dejado su Crónica de Cazorla, iniciada en 1949 y finalizada en 1953. A ella le siguieron Crónicas de feria a feria, escrita entre septiembre de 1954 y septiembre de 1960. Además divulgó “las típicas costumbres cazorleñas y las singulares modalidades léxicas serranas”, siendo de éstas últimas uno de los mejores conocedores de todos los tiempos y por ello varios autores, como José Montoto –que le dedicó un artículo en El Correo de Andalucía (Sevilla, 19/V/1958)- o Lorenzo Polaino Ortega –que le sucedió en el cargo de Cronista que él mismo instigó a su creación en 1945- con sus trabajos titulados: “Don Medardo”, en Guad-Rl-Kebir, nº 23, año VI, verano de 1961. P. 3 (Nota editorial cronológica) y “Don Medardo y Cazorla”, en Ibídem, nº 40, año X, otoño de 1965. P. 12.

Entre sus trabajos vamos a destacar los que siguen: Obras en colaboración.- El Adelantamiento de Cazorla. Medardo Láinez López, Lorenzo Polaino Ortega y Otros. Imprenta SAP. Madrid, 1935. Anécdotas cazorleñas. Medardo Láinez López y Miguel Polaino Gil. Leyendas cazorleñas. Medardo Láinez López y Agustín Salcedo. A nivel personal publicó su obra en revistas locales tales como: La Palabra; La Balanza; La Juventud; El Anuario del Adelantado o en La Defensa, donde publicó “Menos Política y más Higiene” (Cazorla, 26/X/1910). “La Diligencia del Guadalquivir. Recuerdos estudiantiles”, en Guad-El-Kebir, nº 2, año I, abril de 1956. P. 3. “La Taberna del Consolico. Vieja estampa de La Corredera”, en Ibídem, nº 18, año VI, primavera de 1960. P. 12.

Fue un hombre muy querido en Cazorla y a quien el Ayuntamiento le dio su nombre a una de sus calles: C/. Cronista Medardo Láinez. Fue Mayordomo de la Cofradía del Santísimo Cristo del Consuelo y recibió dos Homenajes: el primero el 27 de diciembre de 1947, con motivo de las Bodas de Oro de su profesión médica y el segundo, el 13 de enero de 1951, a iniciativa de sus paisanos por su trayectoria ciudadana y de profundas convicciones cazorleñas, pues siempre fueron “su norte y su guía San Isicio, la Virgen de la Cabeza y el Señor del Consuelo”. [Cfr. POLAINO-ORTS, Miguel. “Una recreación de estampas cazorleñas decimonónicas según notas de crónicas del Medardo Láinez López”, en Boletín del Instituto de Estudios Giennenses, ISSN 0561-3590, nº. 153, 1, 1994, págs. 145-158. En este artículo se hace referencia a cuatro estampas cazorleñas: 1ª) El registro de Francisquito de Pachenche. 2ª) La Votación de D. Bruno. 3ª) El Diluvio Universal y 4ª) Soy Sastre y no puede ser. Todas ellas ocurridas y ambientadas entre el 12 de mayo de 1873, fecha en que se constituyó en Cazorla la Junta Revolucionaria Republicana y los finales del S. XIX].

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje