CURIOSIDADES DE LA VILLA DE CÁCERES (I)

POR SANTOS BENÍTEZ FLORIANO, CRONISTA OFICIAL DE CÁCERES

Arquitectura patrimonial de Cáceres

En este artículo y en los tres siguientes vamos a analizar algunos aspectos curiosos de la Villa de Cáceres que tienen relación con los pueblos y civilizaciones que habitaron la Ciudad Monumental de Cáceres y que han configurado el ser y la esencia del cacereño.

En primer lugar, comentar que la Ciudad Vieja de Cáceres fue declarada por el Consejo de Europa en 1968 el Tercer Conjunto Monumental de Europa, después de Praga y Tallín, la capital de Estonia; y en el año 1986 por la UNESCO en París Ciudad Patrimonio de la Humanidad.

El nacimiento urbano de Cáceres se produjo por el año 34 a.C., siendo fundada por el político y militar romano Cayo Norbano Flaco, siendo su Patrono, desde el año 17 a.C. su suegro Lucio Cornelio Balbo, ya que se casó con su hija Cornelia Balbo, con el nombre de Colonia Norbensis Caesarina.

Esta Colonia era una de las cinco con que contaba la Lusitania: Pax Iulia (Beja), Sacallabis (Santarem), Metellinum (Medellín), Emerita Augusta (Mérida) y Norba Caesarina (Cáceres).

El ablativo latino “Castris”, de uno de los dos antiguos campamentos vecinos a Norba: Castra Servilia o Castra Caecilia, es el que a través del árabe “Qasris”, da origen al nombre de Cáceres. No tiene nada que ver con la estatua que se creía de la diosa Ceres y que en realidad es un personaje masculino anónimo con togada sacerdotal que se cubre la cabeza.

La cerca amurallada fue construida por los Almohades en el siglo XII sobre basamentos romanos, tiene unos 1.184 metros de contorno, con 400 metros de largo y 250 metros de ancho, y una extensión interior de 8,68 HA. En la actualidad gran parte del sistema defensivo ha desaparecido: el Alcázar, tres de las cuatro puertas romanas, varias torres y una gran parte de la muralla.

Hoy en la muralla hay un total de 21 torres: catorce torres albarranas cuadradas, cuatro torres rectangulares, dos torres octogonales y una torre circular.

La Ciudad Monumental cuenta con 1.238 escudos en el interior y exterior de los edificios, lo que la convierte en una de las ciudades con mayor riqueza heráldica tanto en la cantidad como en la calidad de su piedra labrada, así como por la rareza de algunos blasones. Esta profusión de armerías en la Villa es debido a que en el siglo XV, un 17% de los hombres adultos cacereños eran nobles; en el resto de Extremadura era el 4% y en el conjunto del Reino de Castilla era del 10 por ciento.

El Cronista Ferrán Mexía dijo que en el siglo XV la Villa de Cáceres era uno de los cinco principales solares de Nobleza de España……(Continuará).

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje