LA DIRECCIÓN GENERAL DE MEMORIA HISTÓRICA DE ANDALUCÍA HA DADO DIEZ DÍAS DE PLAZO PARA ALEGAR ANTES DE PROSEGUIR CON LAS ACTUACIONES. MIGUEL CABALLERO EXPLICA QUE LA CUENTA ATRÁS PARA UNA NUEVA BÚSQUEDA DE LORCA SERA UN FRACASO

LA FAMILIA DEL POETA NO TIENE PREVISTO PRESENTAR ALEGACIONES A LA DECISIÓN TOMADA POR LA JUNTA DE ANDALUCÍA

Miguel Caballero (izquierda) lideró la última excavación llevada a cabo, en el Peñón del Colorao, en 2016 con el árqueólogo Javier Navarro. Foto: M.Rodríguez

En una corta resolución publicada en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía el pasado 2 de agosto, la Dirección General de Memoria Democrática anuncia actuaciones para “Indagación-localización, delimitación, exhumación, estudio antropológico e identificación genética, si procediera” en 27 municipios andaluces, entre ellos Alfacar.

No hay ninguna otra descripción al respecto, pero el objetivo de esa intervención en Alfacar es confirmar si bajo la fuente del Parque Federico García Lorca se enterraron restos, los del poeta y quienes fueron asesinados junto a él, el maestro Dióscoro Galindo y los banderilleros Joaquín Arcollas y Francisco Galadí.

Sin mencionar a Lorca, el vicepresidente del Gobierno andaluz, Manuel Jiménez Barrios, anunció que se autorizaba la busqueda de los restos del poeta-con el aval del comité técnico para la recuperación de la Memoria- tras reactivarse una controvertida teoría, la de que al construir aquel recinto se encontraron unos restos que fueron movidos y enterrados bajo la fuente.

Además de los testimonios a la prensa hace años, entre otros, del ahora alcalde de Jun, José Antonio Rodríguez Salas, en esta teoría es clave los resultados que asegura haber contrastado Luis Avial, que se ha popularizado por el uso del georradar en distintos casos de impacto.

No habrá alegaciones de la familia Lorca

Desde la publicación en BOJA la Junta de Andalucía ha establecido un plazo de diez días para que las personas interesadas formulen alegaciones.

Los que no lo harán, si no hay un cambio de última hora, serán los familiares de García Lorca. Lo ha confirmado a El Independiente de Granada Laura García Lorca, que prefiere no hacer consideraciones respecto a esta intervención autorizada por la Junta.

Es conocido el rechazo de la familia a las búsquedas que se han efectuado hasta el momento, en las que no ha participado expresando públicamente su malestar, y su posición no ha variado.

La decisión de la Junta de Andalucía de dar por buena ahora una antigua teoría ha tenido una acogida desigual. En lo que sí hay coincidencia es en que ha causado sorpresa, teniendo en cuenta que en ocasiones anteriores se mostró muy reticente y no facilitó otras búsquedas de Lorca, como por ejemplo la que llevó a cabo el investigador Y CRONISTA OFICIAL Miguel Caballero.

Algunos colectivos memorialistas, como Verdad, Justicia y Reparación celebraron en su momento este paso, al considerar que favorece la necesidad de reactivar la búsqueda de desaparecidos. Esta intervención cuenta también con el aval del hispanista Ian Gibson, que ha defendido con entusiasmo que se busque bajo la fuente del parque de Alfacar.

La autorización de la Junta llega al casi año y medio de aprobarse la Ley de Memoria Histórica de Andalucía, principal novedad como contexto, pues esa norma establece las búsquedas y la participación de la administración en esas tareas para la localización de víctimas y su identificación.

Pero también hay críticas, como las del propio Miguel Caballero, que la ha recibido con “indignación”. “Nadie se cree que en el 86, en plena democracia, aparezcan unos huesos y se escondan en un parque”, afirma en una conversación con El Independiente de Granada en la que resume como “un sinsentido” esta

Cuando surgieron esta primavera las noticias respecto a que el georradar de Avial había confirmado que bajo la fuente de Alfacar puede haber restos óseos, Caballero denunció ante la Junta de Andalucía los hechos, por si se había producido una intervención sin autorización. Se queja de que la Junta no le ha dado respuesta. “Pedí que se me notificara lo que fuera para que me quedara la vía judicial”, bien a través de un contencioso o de la Fiscalía.

Al respecto, recuerda que Avial ya fue sancionado y que, en 2012, cuando también se agitó esta idea, él mismo llevó estos hechos a la Fiscalía, por si en la década de los ochenta se había producido una inhumación ilegal, quedando entonces archivado por el Ministerio Público.

Con desazón recuerda que la Junta puso muchas trabas a su equipo, que presentó un proyecto para intervenir basado en investigaciones, “y no lo tuvo en cuenta”, y ahora, “con un rumor”, activa la nueva intervención. Las excavaciones que lideró Caballero en el Peñón del Colorao fueron sufragadas con fondos privados.

Miguel Caballero no ahorra críticas hacia Luis Avial, cuyo rigor científico y preparación cuestiona. Especialmente que diga que ha reproducido las condiciones del parque de Alfacar en una finca de Toledo para apuntalar sus resultados.

“La política no se despega de Lorca, y se tiene que despegar”, afirma Miguel Caballero, que augura que esta nueva búsqueda será “un fracaso”.

Una vez que se resuelvan las alegaciones, el siguiente paso por parte de la Junta de Andalucía, según lo explicado por el vicepresidente, será un concurso público para adjudicar la intervención.

A este respecto, el investigador Miguel Caballero recuerda que no necesariamente debe ser un concurso abierto si el coste de la intervención no supera los 18.000 euros, caso en el que la adjudicación puede ser directa, como ocurre en otras de estas intervenciones.

Fuente: http://www.elindependientedegranada.es/ciudadania/cuenta-atras-nueva-busqueda-lorca

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje