CONOCIENDO MÁS LA ISLA DE ROATÁN (HONDURAS)

UN VIAJERO VIVE INTENSAMENTE CADA UNA DE SUS PARTIDAS, AL MENOS TRES VECES: LA PRIMERA CUANDO LA PREPARA; LA SEGUNDA CUANDO LA VIVE REALMENTE, Y LA TERCERA LA RECUERDA PARA SÍ O PARA LOS DEMÁS, POR JUAN FRANCISCO RIVERO DOMÍNGUEZ, CRONISTA OFICIAL DE BROZAS (CÁCERES)

            Esto último es lo que voy a hacer ahora mismo al ponerme a teclear en mi ordenador la crónica de mi largo viaje por Honduras, concretamente por la isla de Roatán, la ciudad más antigua del país Comayagua, y el congreso de turismo religioso en el que tuve el honor de participar.
            He traído a España mucha documentación y de la isla de Roatán tengo hasta tres mapas. Ya conté algo en mi crónica anterior, pero siempre queda algo por recordar y mostrar. Roatán fue británica hasta 1861 en el que el Gobierno inglés la cedió a Honduras por estar en sus aguas territoriales, por eso hay una gran herencia británica y el inglés es un idioma muy usado en la isla.
            Volé a Roatán en un pequeñísimo avión, un LVP 410 UVP–E, fabricado en Checoslovaquia, de la compañía CM y pregunté a la linda joven que me atendió en el mostrador de facturación qué significaba. Me dijo “Cielos Mayas”. Me pareció muy bonito. La compañía se abrió en 2008 con un equipo de sólo cinco personas y un avión www.cmairlines.com
Mientras esperaba el vuelo, vi en el aeropuerto un anuncio que informa que uno puede ir también por mar a estas preciosas Islas de la Bahía, que conforman todas ellas un departamento. Las islas son: Utila, Roatán, Guanaja, además de varios islotes. El anuncio  era de un pequeño ferry: www.utilaferry.com/galeria.html 
 
La isla de Roatán, de 127 kilómetros cuadrados, con 23 cayos y una población de unos 100.000 habitantes, fue de 1560 a 1740 un verdadero refugio de piratas y corsarios británicos que atacaban a los barcos de la Corona española. Su refugio estaba en la zona de los manglares. Nombres míticos como Edward Teach (Barbanegra), Henry Morgan o John Coxon, que ha dado nombre a la capital de la isla Coxen Hole, de unas 5.000 personas y un magnífico aeropuerto.
Qué puede hacer un turista en Roatán: Submarinismo y “snorkel” para ver el segundo mejor arrecife del mundo. Puedo acreditarlo, pero sin que tenga fotografía de ello, pues mi cámara no es acuática; también se puede apreciar si uno se monta en un barco con fondo de cristal. Interesante fue el viaje por los manglares en un barco típico de pesca de la zona. ¡Una maravilla!, o un encuentro con los delfines en Anthony’s Key Ressort, un precioso lugar donde uno juega con estos bellos animales. https://anthonyskey.com/

Uno de los mayores atractivos de Roatán es conocer la cultura garífuna, ese pueblo negro, descendientes de los esclavos negros ingleses procedentes de las islas de Jamaica, de San Vicente y de otras islas caribeñas que en 1797 se rebelaron contra los británicos y fueron expulsados a esta isla hondureña poco más de 2.000 personas. Hoy los 600.000 garífunas están repartidos por los países vecinos de Nicaragua, Guatemala, Belice, incluso los Estados Unidos.
 
Tuve el placer de probar una riquísima sopa “machuca” indígena, cocinada allí mismo y después unos bailes garífunas a los que sumaron varios niños del poblado. Una joya para los amantes de otras culturas.
JUAN FRANCISCO RIVERO DOMÍNGUEZ

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje