NUNCA LLAMA DOS VECES

POR PEPE MONTESERÍN CORRALES, CRONISTA OFICIAL DE PRAVIA (ASTURIAS)

Empleada de Correos en su trabajo de distribución de correo.

Más de 5.000 aspirantes pagaron la matrícula para presentarse a una de las veinte plazas de Correos en Asturias y León.

Se quejaban los sindicatos de que eran muy pocas plazas y que Correos había destruido trescientos puestos de trabajo en la región, aunque no parece justo el reproche considerando que las cartas escritas van a menos en beneficio de las virtuales, tanto las personales como de bancos y demás, y han surgido múltiples empresas de mensajería, eso sí, muy amables y competentes.

Dicen los aspirantes que el examen fue fácil y es lo preferible a efectos del consumidor porque entonces la criba, más que por conocimiento, será por otros méritos, y en ese sentido confío en que el jurado calificador valore lo esencial: ¡la empatía con el cliente! .

Cuando dichos aspirantes ingresan en esta empresa pública, la mayor de España, son cordiales, pero los años y el puesto fijo los vuelve desabridos y hazteallá.

Fuentehttps://www.lne.es/blogs/la-mar-de-oviedo/nunca-llama-dos-veces.html

 

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje